Resumen “La vida no te vino con manual”, de Josu Zurdo

Resumen “La vida no te vino con manual”, de Josu Zurdo

Durante tu existencia te encuentras con desafíos y dificultades que te hacen entender lo compleja que es la vida humana. Por desgracia no cuentas con un manual para sobrellevar estos problemas. En el libro “La vida no te vino con manual”, de Josu Zurdo se te invita a reflexionar sobre la importancia de trazar tu propio camino en el mundo. A medida que avanzamos en nuestra existencia, descubrimos que la vida es un constante proceso de aprendizaje, donde nuestras vivencias y decisiones nos moldean y nos presentan desafíos que nos impulsan a crecer.

La vida no te vino con manual

Qué curiosa es la vida, ¿te has puesto a pensar en ello? 

Aunque no hayas tenido control sobre los eventos que llevaron a tu existencia actual, aquí estás, vivo y leyendo este libro. No elegiste nacer ni tampoco decidiste dónde ni qué genes heredar, pero en este momento te encuentras inmerso en el juego de la vida.

Dentro de este juego, encontramos una gran variedad de personas. Por un lado, están aquellos que pasan sus días sin percatarse de cómo el tiempo se les escapa, y, por otro lado, están aquellos que han logrado llevar una vida plena en todos los aspectos.

Dos polos opuestos ¿verdad?

Muchas personas buscan constantemente alcanzar ese estado de plenitud y felicidad en sus vidas. Sin embargo, la vida es un proceso de aprendizaje continuo. Se trata de estar en constante movimiento, de caer y aprender a levantarse, extrayendo lecciones de nuestros errores y avanzando sin desfallecer.

De esta forma, podemos afirmar que la felicidad y la plenitud no son destinos predefinidos, sino estados que se logran al enamorarse del proceso mismo. Cuando dejamos de perseguir la felicidad de manera obsesiva y nos enfocamos en vivir plenamente cada momento, la felicidad llega por sí sola, de manera natural.

En “la vida no te vino con manual de Josu Zurdo”, encontrarás diversas herramientas y técnicas que te acompañarán en la aventura de tu desarrollo personal. Estas herramientas te ayudarán a navegar por los desafíos de la vida y a descubrir tu verdadero potencial.

La vida, al igual que cualquier otra cosa, parece regirse por ciertas normas o reglas que debemos seguir si deseamos alcanzar la victoria. Existen leyes universales que, aunque desconocemos su origen, sabemos que funcionan. Por ejemplo, cuando realizas algo positivo por otra persona, experimentas una sensación de satisfacción y ligereza que alimenta tu alma. Esta es una ley universal.

Ya sea que creas o no en el karma, cuando genuinamente haces el bien a alguien más, de alguna manera, recibirás lo mismo a cambio, e incluso en mayor medida.

Es posible aprender todo lo necesario para alcanzar la felicidad y sentirnos plenos. No importa la situación en la que nos encontremos o las experiencias que estemos viviendo, podemos aprender a transformarlas y disfrutarlas en nuestra mejor versión.

Para lograrlo, es fundamental desaprender lo que ya creemos saber, abriendo espacio para adquirir nuevos conocimientos y perspectivas.

Este libro, La vida no te vino con manual, se divide en capítulos donde el autor compartirá leyes universales y enseñanzas aplicables a la vida. A través de estas lecciones, podrás expandir tu comprensión y descubrir herramientas prácticas para mejorar tu bienestar y vivir de manera más plena.

Amor propio ¿Dónde se encuentra eso?

Todo cambio comienza desde dentro de ti y se refleja en tu exterior. Eres tú quien encuentra la forma de alcanzar el amor propio y de estar en armonía contigo mismo.

Reflexiona sobre tu relación con alguien a quien amas. Estoy seguro de que no te hablas mal ni maltratas de ninguna manera. Si surge algún conflicto, buscas la manera de disculparte y resolver esa situación.

Cuando sientes afecto por alguien, le dedicas tu tiempo, esfuerzo y energía. Es así como logras mantener una relación saludable a lo largo del tiempo. En una relación sana, existe amor en todas sus formas hacia la otra persona.

Ejercicio La vida no te vino con manual” de Josu Zurdo

La respuesta a esta pregunta revelará la cantidad de amor propio que tienes.

Pero, ¿qué significa el amor propio?

El amor propio implica valorarte lo suficiente como para no permitir que otros, y menos aún tú mismo, perjudiquen tu bienestar y plenitud en la vida.

Cuando te amas a ti mismo, te cuidas en todos los aspectos: físico, mental y espiritual. Tu amor propio se refleja en el esfuerzo que te dedicas a ti mismo, en el amor, trabajo y dedicación que inviertes en tus acciones, pensamientos y hábitos.

Sin embargo, para lograrlo, debes conocer tu estado actual. Para ello, es útil realizar un ejercicio llamado “La Rueda de la Vida”.

Rueda de la vida: La vida no te vino con manual” de Josu Zurdo

Este ejercicio te permite evaluar el estado de tu vida y ver las áreas a las que les das más prioridad y aquellas a las que no les das tanta importancia. Cuanto más grande sea el círculo que crees, mayor plenitud estarás experimentando en tu vida.

Dado que nada es estático, es recomendable hacer este ejercicio al menos una vez al año para evaluar tu estado de vida en general.

Si descubres que no te sientes cómodo contigo mismo, lo primero en lo que debes trabajar es en tu autoconcepto, es decir, en lo que crees sobre ti mismo. Si percibes que tienes una imagen poco favorable, reconcíliate contigo mismo y ten en cuenta que, aunque no seas tu mejor versión en este momento, estás trabajando para mejorar y eso habla mucho de ti.

Recuerda que dentro de ti tienes todas las herramientas necesarias para lograr todo lo que deseas. No necesitas más que eso para desplegar el potencial que reside en tu interior.

Empezar (Ley de inercia)

La primera ley de Newton, conocida como la ley de la inercia, establece que “un objeto tiende a mantener su estado, un objeto en movimiento tiende a seguir en movimiento, y un objeto en reposo tiende a permanecer en reposo”.

Esta ley también se aplica a ti. Mientras te mantengas estático, es probable que sigas sin hacer cambios. Sin embargo, cuando comienzas a moverte, es más fácil mantener ese impulso.

Esta ley es aplicable a diversas situaciones de la vida. Entonces, si te preguntas cómo empezar a cambiar tu vida, no te preocupes y simplemente comienza. Cualquier cambio, por más pequeño que sea, puede ser el punto de partida para transformar tu vida. No es necesario que leas 50 páginas de un libro si nunca has agarrado uno. Simplemente comienza con la primera página y verás que será suficiente para completar el libro.

El primer paso no tiene que ser gigantesco, pero sí debe ser el primero. Lo importante es que te animes a dar ese primer paso hacia cosas grandiosas y hacia un futuro completamente diferente. Establece metas pequeñas que sepas que puedes alcanzar y una vez que las logres, ve complicándolas gradualmente para seguir avanzando.

Cuida tu cuerpo 

Quizás hayas escuchado que serás tu propio compañero/a durante el resto de tu vida. Aquí es donde radica la importancia del amor propio. Pero además de eso, es crucial cuidar de ti mismo/a, dedicar tiempo para mejorar y mantener tu cuerpo, que es el vehículo que te permite llevar a cabo todo lo que deseas hacer.

Tu cuerpo es el medio a través del cual nos movemos en esta experiencia llamada vida. Al igual que cualquier máquina, también requiere ciertos cuidados.

Es por eso que este capítulo se enfoca en dos aspectos fundamentales: el deporte y la nutrición.

Deporte y actividad física

En esta parte del resumen de “La vida no te vino con manual”, se te enseña a crear un estilo de vida más activo. La intención no es convertirte en un atleta de alto rendimiento, sino simplemente mostrar la importancia de la actividad física en tu día a día.

Si observas cómo ha evolucionado la vida a lo largo del tiempo, verás que las tareas que antes representaban desafíos para los seres humanos se han vuelto más cómodas. Anteriormente, las personas tenían que caminar largas distancias para obtener agua para sus comunidades, recorrer campos para cuidar del ganado o incluso para cazar alimentos.

En general, se llevaba una vida físicamente activa debido a la necesidad de supervivencia y adaptación.

Con la llegada de la revolución industrial, surgieron nuevos medios de transporte y tecnologías que requieren menos actividad física por parte de nuestros cuerpos. Estas comodidades y utilidades han llevado a un aumento significativo en la esperanza de vida en tan solo 50 años, con un promedio de alrededor de 10 años más.

A pesar de los avances tecnológicos, nuestro cerebro aún conserva muchos de los mecanismos que utilizaba en tiempos pasados para la supervivencia, como el apego social para estar en grupo y protegerse de los depredadores, o la actividad física para obtener alimentos. Estos mecanismos desencadenaban una sensación de felicidad al asegurar el alimento para la supervivencia.

Aquí tienes algunos consejos para comenzar a ser más activo:

  1. Caminar: Esta es una actividad sencilla que has estado haciendo durante años. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda dar al menos 10,000 pasos al día, pero no es necesario hacerlos todos de una vez. Puedes distribuirlos a lo largo del día. Al caminar, aumentarán las pulsaciones de tu corazón, se bombeará más oxígeno a las células de tu cuerpo, se liberarán hormonas de felicidad y proporcionarás nutrientes a todo tu organismo.
  2. Usar las escaleras: Este es otro método para activar tu cuerpo y mantenerlo saludable, aunque pueda parecer difícil al principio. Muchas personas se han acostumbrado a utilizar escaleras eléctricas o ascensores. Sin embargo, al hacer el hábito de subir siempre por las escaleras, no solo aumentarás las calorías que quemas, sino que también recibirás una recompensa en forma de hormonas de felicidad.
  3. Hacer ejercicios en intervalos de tiempo: Este es el método favorito del autor, quien realiza 10 o 15 flexiones varias veces al día. Esta es una forma de activar tu cuerpo en tan solo 20-30 segundos. Puedes hacer cualquier tipo de ejercicio, como abdominales, sentadillas o una combinación de ellos. Si haces 15 flexiones simples cada cuatro horas, podrás acumular más de 50 flexiones en un día.
  4. Aprovechar pequeños momentos: Aprovecha los pequeños ratos libres para hacer ejercicio, lo cual, a largo plazo, te ayudará a crear un estilo de vida más pleno y satisfactorio. También puedes probar ejercicios de gimnasio, como entrenamientos de alta intensidad (HIIT), ejercicios de resistencia, hipertrofia o fuerza.

Recuerda que lo importante es comenzar y mantener la constancia. A medida que te sientas más cómodo, puedes explorar diferentes tipos de ejercicio y rutinas que se adapten a tus preferencias y objetivos. Lo más importante es encontrar una actividad física que disfrutes y que te motive a seguir moviéndote.

Nutrición

La nutrición adecuada varía según tu tasa metabólica, el tipo de actividad física que realizas, tus alergias, preferencias y estado emocional.

Cuando hablamos de nutrición, no nos referimos a hacer dietas restrictivas, ya que la dieta se refiere simplemente a los alimentos que consumes, ya sea comida chatarra o alimentos saludables.

En lugar de enfocarte en una dieta, busca adoptar una alimentación equilibrada. ¿Qué significa comer bien? Significa brindar a tu cuerpo lo que necesita y aprender a evitar lo que no necesita.

Para conocer los alimentos que tu cuerpo necesita, debes considerar dos componentes principales:

  • Los micronutrientes, como las vitaminas B1, B2 y los minerales, que se encuentran en alimentos como frutos secos, cereales integrales, hongos, pescados y legumbres.
  • Los macronutrientes, que son las proteínas, grasas y carbohidratos necesarios en mayores cantidades.

Es importante destacar que las grasas saturadas son perjudiciales, mientras que las grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas son beneficiosas para el organismo.

Es cierto que vivimos en una sociedad donde es fácil caer en hábitos alimentarios poco saludables debido a la disponibilidad de alimentos poco nutritivos y las comodidades. Sin embargo, depende de ti tomar el control y trabajar en ti mismo.

Deja de seguir “dietas” y comienza a construir un estilo de vida que te haga sentir cómo realmente quieres sentirte, tanto física como mentalmente.

La gran ventaja de adoptar un estilo de vida en lugar de una dieta es que no requiere de tanto esfuerzo. No tendrás que privarte completamente de ciertos alimentos, solo reducir su consumo gradualmente.

Recuerda que la alimentación adecuada es un proceso de aprendizaje y adaptación. Escucha a tu cuerpo y elige conscientemente lo que le brinda nutrición y bienestar.

Perseverancia 

La analogía del cantero y la piedra ilustra el proceso de alcanzar el éxito en cualquier profesión. Al igual que el cantero necesita tiempo, esfuerzo y perseverancia para romper una gran piedra, los profesionales también deben prepararse y enfrentar desafíos constantes antes de lograr sus metas.

El primer golpe del cantero es crucial, ya que sienta las bases para el éxito futuro. De la misma manera, el primer paso que tomes en tu camino hacia tus aspiraciones profesionales es fundamental para avanzar en la dirección correcta.

Es importante reconocer que el éxito no se logra de la noche a la mañana. Requiere dedicación constante y superar obstáculos a lo largo del camino. Cada golpe del cincel del cantero representa un desafío superado, un aprendizaje adquirido y un paso más cerca de su objetivo final.

En cualquier profesión, la preparación y la adquisición de habilidades son fundamentales para alcanzar el éxito. Es necesario invertir tiempo y esfuerzo en mejorar tus conocimientos y competencias relevantes para tu campo de interés.

Todo resultado que logres en tu vida, será gracias al un cúmulo de esfuerzo y dedicación a cierta actividad. Es importante que entiendas la importancia que tiene la perseverancia en tu vida, ya que será la que te ayude a mantener los hábitos que quieras cultivar por años. 

Para cualquier meta que quieras conseguir, sea mejorar tu cuerpo o tu mente, trabajar en tu espiritualidad o en algún sueño necesitarás comprometerte con ello.

Puedes leer: Grit de Angela Duckworth 

En lo que te enfocas se expande

Si alguna vez has experimentado la sensación de que algo que deseas aparece constantemente a tu alrededor, como en el ejemplo del autor, Josu Zurdo, que comenzó a ver el modelo de coche de su hermano en todas partes, no se debe a que ese algo no existiera previamente, sino que se trata de un cambio en tu enfoque.

Tu mente es una poderosa herramienta que puede proporcionarte los recursos necesarios para lograr aquello que deseas. La creencia en tus propias capacidades desempeña un papel fundamental en tu éxito. Como dijo Henry Ford: “Tanto si crees que eres capaz, como si crees que no lo eres, tienes razón”.

En la vida, encontrarás dos tipos de personas en cuanto a enfoque se refiere: aquellas que constantemente ven problemas y se quejan, y aquellas que buscan soluciones y abordan los problemas de la manera más positiva posible.

Entonces, ¿qué tipo de persona quieres ser?

Es importante aceptar que la vida es como es y que hay cosas que no podrás cambiar. Sin embargo, hay algo que siempre puedes controlar: la forma en que eliges percibir la vida.

Aprende a vivir con ello

Sin importar lo que suceda a tu alrededor, es importante aprender a vivir con ello. Muchas personas parecen dejar arruinar todo su día ante una situación que no les resulta ideal.

La verdad es que hay cosas que están fuera de tu control y no debes permitir que ellas te controlen a ti.

No permitas que eventos sobre los que no tienes control afecten drásticamente tu alegría. Busca alternativas, busca soluciones que te permitan seguir adelante de la mejor manera posible y acepta que hay cosas que no puedes controlar. Aprende a vivir con ellas, de lo contrario estarás en una constante lucha.

Cuando haces esto, estás permitiendo que tu bienestar dependa de factores externos que no puedes controlar.

Si deseas tomar las riendas de tu vida y empezar a controlar tus emociones, no puedes otorgarle tanta responsabilidad a algo externo. Enfoca tus energías en lo que realmente puedes controlar.

Observa a qué le estás dando poder, ya sea algo o alguien fuera de tu círculo de influencia, y piensa en cómo podrías cambiar tu perspectiva y enfrentar esa situación tal como es. Esto no se trata de conformismo, sino de aceptación de lo que te rodea y no puedes cambiar, mientras trabajas en alcanzar lo que deseas en la vida.

Para lograr esto, puedes hacerte preguntas como las siguientes:

Diagrama, La vida no te vino con manual” de Josu Zurdo

Esto también pasará

Al observar el cielo durante unos minutos, nos damos cuenta de que nada permanece estático, todo está en constante cambio y nada perdura.

Las células de nuestro cuerpo también siguen un proceso de ciclo constante, donde las viejas mueren y se generan nuevas células. Cada célula se duplica en un lapso de 6 a 12 horas, creando así nuevas células.

De esta premisa podemos extraer dos enseñanzas importantes:

  1. Disfruta el momento presente, ya que no se repetirá jamás: Vive el presente, disfruta del aquí y ahora, ya que constantemente se escapa de nuestras manos. Reconoce la fugacidad de los momentos y aprende a apreciar su valor único.
  2. Todo pasará, tanto lo bueno como lo malo: Todo está en constante cambio y evolución. Comprender que los estados y las situaciones son transitorios nos permite afrontar los desafíos con una perspectiva más amplia. Incluso aquello que nos aterra o preocupa intensamente hoy, con el tiempo puede convertirse en una pequeña mota de polvo en la historia de nuestra vida.

Utiliza la afirmación “Esto también pasará” cuando te enfrentes a situaciones aparentemente sin salida. Recuerda que los momentos difíciles son temporales y que siempre hay una luz al final del túnel.

Aprovecha al máximo cada emoción positiva, ya que un día o en algún momento dejarás de experimentarla. Permítete sentir las emociones negativas, pero recuerda que también pasarán.

La vida es un ciclo constante y debemos aceptarlo. Aprender a vivir con este entendimiento nos brinda una mayor adaptabilidad y capacidad para disfrutar y superar las diferentes etapas que se presentan en nuestro camino.

Ley de la causa y efecto

Quizás has escuchado la expresión “Todo pasa por algo” en alguna ocasión, ya seas seguidor de esta creencia o no.

Cada suceso en nuestra vida ocurre como resultado de algo anterior, incluso si no podemos comprenderlo completamente.

Entonces, si consideramos todas las piezas de un dominó, ¿podríamos predecir el futuro? ¿Podríamos saber qué ficha caerá si activamos una en particular? Exactamente.

Pero esto no se detiene ahí, esto es solo una introducción a una nueva ley universal: la ley de causa y efecto. Esta ley establece que toda acción genera un efecto y todo efecto es causado por una causa previa.

Todo lo que experimentas en la vida, ya sea algo desafortunado o maravilloso, tiene un propósito. Nada ocurre por casualidad, todo es resultado de una causa.

Cada evento en tu vida tiene un motivo, una razón que tal vez no puedas comprender en ese momento. Es la forma en que la vida te habla.

Lo maravilloso de esta ley es que tú tienes el poder de darle forma. Tienes la capacidad de tener fe y confianza en que las cosas son posibles. Puedes tomar las decisiones que realmente deseas y hacerte responsable de todo lo que te sucede.

De manera irónica, confiar plenamente en estas leyes que funcionan como magia es uno de los pasos para tomar responsabilidad y tomar el control de tu vida.

Enfoque en el total del recorrido

A lo largo de nuestra vida, experimentamos diferentes niveles de felicidad que pueden variar considerablemente con el paso del tiempo. Imaginemos a una persona que se esfuerza por mejorar su vida y encontrar la felicidad.

Durante este proceso de búsqueda, esa persona experimentará fluctuaciones en su nivel de felicidad. Habrá momentos en los que se sienta en la cima, experimentando una gran satisfacción y alegría. Sin embargo, también habrá momentos en los que se encuentre en puntos más bajos, enfrentando desafíos, decepciones o dificultades que puedan afectar su estado emocional.

Ahora ve la siguiente gráfica:

Quizá sientas un poco de tristeza por la persona de esta gráfica o pienses que esté pasando un verdadero malestar.

Pero si te pones a ver más detenidamente verás que la segunda gráfica forma parte de la primera. Esta última muestra el último bajón de forma más concreta, centrándose en solo ese periodo de tiempo.

Esto se vuelve en lo equivalente a una persona que se centra en la desgracia que le acaba de ocurrir sin darse cuenta del punto real en el que se encuentra.

No olvides que un mal día no significa una mala vida. Que a pesar de una pequeña bajada en tu felicidad, no significa que estés tan mal, no te frustres tanto con esas pequeñas bajadas.  Esto no quiere decir que no te preocupes, ni que evites sentir tus emociones, ya que son cosas que tienes que pasar. Lo que dice es que lo veas con un cambio de enfoque.

Recuerda de donde viniste lo mucho que has avanzado, con este pequeño cambio en tu enfoque te costará mucho menos esfuerzo remontar tu último bajón. 

¡No te machaques tanto lo estás haciendo muy bien!

Cerebro consciente/ Inconsciente 

Tu cerebro está compuesto de millones y millones de neuronas, las cuales se conectan y transfieren impulsos electromagnéticos por todos los nervios. Es tan amplio y complejo como el universo en sí.

¿Alguna vez has escuchado del efecto iceberg que dice que solo el 11% está por encima de la superficie del agua mientras que el 89% está sumergido?

Este ejemplo ilustra de manera eficaz la diferencia entre tu cerebro consciente y tu cerebro inconsciente. Cada vez hay más estudios que demuestran la capacidad del cerebro para procesar alrededor de 11 megabytes de información por segundo, lo cual es una cantidad extraordinaria de datos en tan solo un segundo.

Sin embargo, tu cerebro consciente, la parte que tú controlas directamente, solo es capaz de procesar 50 bits de esos 11,000,000. En otras palabras, tu parte consciente es mucho menos eficiente en comparación con el potencial de tu mente trabajando de forma automática.

Cuando aprendes algo nuevo, los primeros días pueden resultar difíciles y abrumadores. Parece como si tu cerebro se esforzara al máximo y hasta puedes sentir que te sale humo de la cabeza. Sin embargo, esta experiencia forma parte del proceso completo. El cerebro tiene este método de aprendizaje en el cual la información primero pasa por la parte consciente, hasta que con el tiempo se interioriza y se procesa en un nivel tan profundo que ni siquiera somos conscientes de lo que somos capaces de procesar.

En la “La vida no te vino con manual”, Josu Zurdo menciona que el proceso de aprendizaje generalmente consta de cuatro etapas básicas:

  1. En la primera etapa, lo haces mal de forma consciente: Es normal cometer errores mientras estás aprendiendo, a pesar de la energía y el enfoque que le dediques.
  2. En la segunda etapa, lo haces bien de forma consciente: Ya no cometes errores y ejecutas la tarea correctamente, pero requiere tu plena atención y no puedes distraerte ni un poco.
  3. En la tercera etapa, lo haces de forma inconsciente: Comienzas a desarrollar la capacidad de hacerlo sin tanta atención consciente, pero si te desconcentras demasiado, puedes perder el hilo y cometer errores.
  4. En la cuarta etapa, lo haces bien de forma inconsciente: Has interiorizado la actividad y ahora puedes hacerla mientras te distraes con otras cosas.

Todas las tareas que te resulten difíciles pueden ser procesadas por tu cerebro inconsciente hasta el punto en que ejecutarlas no te cueste ningún esfuerzo.

Desafortunadamente, para alcanzar la cuarta etapa del aprendizaje, debes atravesar las tres etapas anteriores.

Aquí tienes algunos consejos para facilitar el proceso de aprendizaje:

  1. Elimina cualquier obstáculo que dificulte el cumplimiento de tu meta.
  2. Divide la meta en tareas más pequeñas.

Estas dos técnicas pueden ayudarte mucho en el proceso de aprendizaje al aprovechar tu mente inconsciente. Esto es posible gracias a la neuroplasticidad del cerebro, que es su capacidad de adaptarse a nuevos cambios.

Recuerda que tu cerebro es capaz de modificar creencias, pensamientos, capacidades y la forma en que funciona. Si deseas alcanzar una vida mejor, pon a trabajar a tu cerebro para ti. Explora todas las posibilidades y capacidades que tienes dentro de ti.

Las emociones

Has podido observar cómo la actitud influye en la capacidad de tu cerebro inconsciente para llevar a cabo una acción específica. Lo mismo ocurre con el proceso de regeneración.

Las emociones y la actitud están estrechamente relacionadas con la capacidad de nuestro cuerpo para sanarse. Cada vez existen más estudios que demuestran el enorme impacto de la actitud en nuestro bienestar y salud.

Las emociones positivas poseen una vibración más elevada que las negativas. Esto significa que adoptar una actitud positiva frente a un problema genera más energía.

Cuando te sientes triste, careces de motivación y energía para funcionar. Sin embargo, cuando estás feliz, alegre y eufórico, te encuentras en tu máximo rendimiento.

Tu sistema inmunológico funciona de la misma manera. Si le brindas una actitud negativa, rodeada de tristeza y melancolía, trabajará de forma deficiente y le costará mucho más esfuerzo defenderse de las bacterias.

Por el contrario, una actitud positiva tiene el efecto opuesto.

Sin embargo, esto no implica que únicamente una actitud positiva sea capaz de curar todas las enfermedades. Por supuesto, la medicina alivia el dolor, los tratamientos y la quimioterapia son de gran ayuda, y los médicos desempeñan un trabajo excepcional.

Lo que se quiere transmitir es que, a pesar de seguir el enfoque tradicional, si tenemos en cuenta el poder del bienestar mental y el impacto de nuestras emociones en nuestra salud, podremos potenciar nuestra mejor versión.

PNL básica para la vida 

El PNL, o Programación Neurolingüística, es una herramienta poderosa para comprender y aprovechar el potencial del cerebro humano.

Su nombre lo indica claramente: consiste en programar nuestro cerebro y nuestras neuronas a través del lenguaje. Se trata de interactuar con nuestra propia mente para adquirir nuevas capacidades y habilidades.

Antes de enumerar las técnicas, es importante destacar la importancia de cuidar nuestro lenguaje, es decir, las palabras que utilizamos, nuestros pensamientos y nuestro lenguaje no verbal.

Ten cuidado con la forma en que te hablas a ti mismo y cómo te comunicas con los demás, ya que esto define qué tipo de persona eres. Si comienzas a ser consciente de las frases que utilizas y las transformas, notarás una gran diferencia.

Otro aspecto importante es reemplazar las frases limitantes por afirmaciones potenciadoras. Ten en cuenta que cuando dices “no puedo hacer algo”, tu cerebro se cierra a la posibilidad de lograrlo.

Si te enfocas en los problemas, solo encontrarás más problemas.

A continuación, presento algunas técnicas de Programación Neurolingüística y cómo aplicarlas:

  1. Sistema PERA:

Esta técnica se basa en 4 conceptos: Pensamientos, Emociones, Acciones y Resultados.

Tus pensamientos desencadenan una serie de emociones que, a su vez, influyen en tus acciones y, finalmente, en los resultados que obtienes.

En otras palabras, si quieres obtener resultados positivos, todo comienza con tus pensamientos. El desafío radica en que los pensamientos son volátiles y cada día pasan alrededor de 60,000 pensamientos por nuestra mente. Es imposible controlarlos todos, pero cuando te des cuenta de que estás teniendo un pensamiento negativo, cámbialo por uno nuevo.

Por ejemplo, si piensas “No creo que sea capaz de completar esta tarea”, detente, analiza ese pensamiento y transfórmalo en algo como “Estoy ajustado de tiempo, pero me esforzaré al máximo para terminar”.

Aquí te enfocas en lo que sí puedes controlar. La idea es modificar un pensamiento añadiendo uno nuevo.

  • Enfoque positivo:

Recuerda que aquello en lo que te enfocas se expande. El enfoque positivo consiste en prestar atención y dar importancia a lo bueno o lo más fortalecedor.

Todo en la vida tiene un aspecto positivo, por pequeño que sea. Con el tiempo, serás capaz de encontrar el lado positivo en cualquier situación.

  1. Tener un propósito y una planificación firme:

Esta técnica es una forma de decirle a tu cerebro: “Esto es algo serio”. Tener una meta o un propósito claro te permite saber lo que quieres y, a partir de ahí, trazar un plan o una serie de pasos para alcanzar tus objetivos.

  • Sonreír al espejo:

Párate frente al espejo y simplemente obsérvate, sin juzgarte. Observa tu cuerpo y tu apariencia. Mírate con plena atención y date cuenta de cómo eres en este momento, sin conexión alguna con lo que podrías llegar a ser.

Sonríele a tu propia imagen, sonríele al espejo y a tu reflejo. Regálate una sonrisa a ti mismo.

Esta acción tiene dos beneficios:

  1. Una sonrisa activa ciertos procesos de empatía en tu cerebro, lo cual te hará sentir bien.
  2. Incluso una sonrisa forzada puede mejorar tu estado de ánimo. Utiliza tu cuerpo para cambiar tus emociones.
  3. Anclaje:

El anclaje ocurre cuando asocias una emoción a un momento específico. Puedes anclar una emoción del pasado al presente. Esto suele suceder con los traumas, pero lo interesante es que la emoción no es real, solo es un recuerdo del pasado.

Aprovecha esta herramienta. Cuando quieras sentirte bien, recuerda algo que te haga sentir bien.

  • Mantras:

Un mantra es una frase que te repites una y otra vez para que tu cerebro se acostumbre a creer en ella y vivir acorde a sus principios. Incluso frases negativas como “soy inútil” o “soy un idiota” pueden convertirse en mantras que te lleven a una vida llena de mediocridad.

Crea una frase que resuene contigo, que te provoque esas sensaciones agradables en el estómago y que realmente te motive. Haz que forme parte de tu vida para que tenga un impacto notable.

Repítela en tu mente a lo largo del día. Llena tu entorno con esa frase, ya sea colocando notas en tu casa, en los espejos o en el refrigerador.

Por último, créelo sinceramente. Este último paso es importante, ya que tu cerebro inconsciente habrá recibido tantas veces esa afirmación que comenzará a actuar de acuerdo a lo que le estás diciendo.

  • Visualización

La Programación Neurolingüística (PNL) y la Ley de la Atracción están relacionadas, ya que ambas abordan el poder de la mente y su capacidad de influir en nuestras experiencias y resultados. La Ley de la Atracción sostiene que el universo te brinda lo que te enfocas, lo que prestas atención y lo que eres.

La visualización es una técnica utilizada tanto en la PNL como en la Ley de la Atracción. Consiste en imaginar de manera concreta un futuro deseado, proyectando imágenes en tu mente para generar una frecuencia de pensamientos alineados con esos objetivos.

La visualización activa tu cerebro y tu mente con relación a tus metas futuras. Al enfocarte en ellas y utilizar la ley “en lo que te enfocas se expande”, atraerás hacia tu vida aquello que has proyectado en tu mente.

Ya que todo lo material tiene origen en lo inmaterial, es decir, en los pensamientos y en la energía que generamos a través de nuestras visualizaciones y creencias.

Relaciones sociales 

Somos seres sociales y vivimos en grupos. Las relaciones sociales son fundamentales en la vida de cualquier ser humano, ya que forman parte de nuestra naturaleza como especie. Nuestro ADN contiene la impronta de vivir en comunidad, ya que la supervivencia dependía de ello.

En este capítulo, el autor compartirá puntos valiosos sobre las relaciones sociales para ayudarte a vivir plenamente.

Si deseas hacer amigos, caer bien y ser una persona agradable en el trato, recuerda siempre esta frase:

“Nadie debería acercarse a ti sin irse un poco mejor y más feliz al marcharse”.

Cuando haces el bien a los demás, es natural que quieran estar cerca de ti. Así que si quieres que alguien te busque, hazle sentir bien.

Los siguientes tres puntos tratan sobre las relaciones sociales:

Tu círculo cercano:

Reflexiona sobre el grupo de personas con las que más interactúas. Tu círculo de amistades desempeña un papel crucial en tu vida, ya que te conviertes en un reflejo de las cinco personas con las que pasas más tiempo.

Gracias al poder de la empatía, tenemos la capacidad de imitar a los demás. Esto no solo es posible, sino inevitable. La forma de pensar y actuar de las personas que te rodean influye en tu propia forma de pensar y actuar. Por tanto, rodéate de personas que sean mejores y más exitosas que tú. Puedes encontrar inspiración en libros, podcasts y videos.

Aléjate de aquellos que te frenan y no te impulsan.

Escucha activa:

Durante una conversación, es importante que las personas se sientan escuchadas. Sin embargo, la mayoría de las personas tienden a centrarse más en responder que en escuchar.

Si deseas hacer sentir bien a alguien, permítele sentirse escuchado. La escucha activa implica prestar plena atención a lo que la otra persona dice, no solo mirarla a los ojos y asentir.

La escucha atenta requiere dejar de pensar en ti mismo y en tus propias preocupaciones, y centrarte en el otro.

“Cuando hablas, solo repites lo que ya sabes; cuando escuchas, tienes la oportunidad de aprender algo nuevo”.

Lenguaje verbal y no verbal:

Contamos con dos herramientas maravillosas para comunicarnos con los demás: el lenguaje verbal y el no verbal. Adaptarte al lenguaje de las personas con las que te relacionas es muy efectivo.

Cuando te adaptas al lenguaje de otra persona, su cerebro inconscientemente comienza a pensar: “Esta persona es similar a mí, no somos tan diferentes, conectamos”.

La comunicación verbal se refiere a las palabras que decimos y cómo las expresamos. La comunicación no verbal abarca todo lo que transmitimos sin usar palabras.

Para mejorar tu comunicación no verbal, puedes:

  • Sonreír más.
  • Adoptar una postura abierta y relajada.
  • Expresarte más con el lenguaje corporal.
  • Mantener contacto físico adecuado.
  • Asentir con la cabeza y mantener el contacto visual.
  • Mantener una distancia cómoda.
  • Modular el tono y volumen de tu voz.

Finanzas 

En el capítulo anterior se exploró cómo el trato que le das a las personas influye en lo que recibes. Del mismo modo, el dinero funciona de manera similar a una persona. Dependiendo de cómo lo trates y de tus opiniones y palabras hacia él, será más fácil tenerlo en tu vida o no.

Cada vez que hablas mal del dinero, lo alejas y el universo se encarga de apartarlo de ti.

Por lo tanto, como regla fundamental, es importante evaluar tu relación con el dinero y reconciliarte con él. Mantén una conversación en la que le expreses tu deseo de tenerlo siempre a tu lado, sin que nunca te falte. Puedes decir algo como: “Querido dinero, quiero que estés siempre presente en mi vida, que nunca me faltes y, si llegaras a escasear, haré todo lo necesario para atraerte en abundancia”.

A continuación, te mostraré cómo manejar el dinero:

Tener dinero guardado debajo del colchón solo ocasiona pérdida de valor con el tiempo, debido a la inflación. Es por eso que es importante mantener el dinero en movimiento.

Sin embargo, a pesar de la necesidad de movimiento, también es importante tener dinero ahorrado, ya que esto te permite principalmente dos cosas:

  1. Cubrir gastos imprevistos.
  2. Invertir para generar más ingresos.

Puedes comenzar ahorrando una pequeña cantidad y aumentarla gradualmente. No importa cuánto puedas ahorrar, cuanto más, mejor. El autor recomienda ahorrar al menos el 10% de tu sueldo mensual.

Independientemente de si eres una persona que busca gastar todo lo que le sobra cada mes, comenzar a ahorrar un 10% de tu sueldo no generará un gran cambio en tu vida.

Esto es lo que debes hacer cada mes para avanzar hacia tu libertad financiera:

  1. Recibes un ingreso mensual.
  2. Separa el 10% en una cuenta de ahorros que no utilices regularmente.
  3. Una vez separado el dinero, paga los gastos y deudas fijas.
  4. Después de cubrir todos los gastos, disfruta y gasta el resto a tu gusto. Con el tiempo, verás que ahorrar no ha sido difícil.

Otra herramienta que puedes utilizar se conoce como “Las 6 cuentas” de Harv Eker:

  1. Gastos básicos (50%): Esta parte se destina a cubrir los gastos necesarios para vivir, como préstamos, alimentos y pagos mensuales de cosas indispensables en tu vida (excluyendo vicios y ropa innecesaria).
  2. Ahorro (10%): Desde el primer momento en que recibes dinero, destina el 10% a una cuenta de ahorros que te ayudará a cubrir gastos imprevistos en el futuro.
  3. Formación (10%): Destina esta parte a la adquisición de libros, cursos y materiales que contribuyan a tu desarrollo tanto profesional como personal.
  4. Inversión (10%): El dinero pierde valor con el tiempo debido a la inflación, por lo que invertir te permitirá mantenerlo en movimiento y obtener rendimientos.
  5. Donaciones (10%): No importa cuánto ganes, siempre hay algo que puedes contribuir a los demás.
  6. Lujo (10%): Destina este porcentaje a gastos de lujo y placer, cosas que te apetezca adquirir y que no sean necesarias para tu sustento básico.

Puedes modificar los porcentajes, pero ten en cuenta que cuanto más restes de una cuenta, menos tendrás a lo largo del tiempo.

Dios universo, la teoría del todo 

En cuanto a la creencia en un poder superior o en el destino, el autor sostiene que independientemente de si eres creyente o no, todos compartimos una creencia en algo más grande que nosotros mismos. Cada persona puede personalizar y dar forma a esta creencia de acuerdo a sus propias convicciones.

Las diferentes religiones y sistemas de creencias representan formas diversas de expresar esta conexión con lo divino. Cada individuo adora a su propio ser superior, que considera posee cualidades superiores y nos guía en la vida.

La curiosidad radica en que todas estas creencias tienen su validez y, al mismo tiempo, cada grupo cree que solo ellos poseen la verdad absoluta. Si tu creencia te brinda un sentido de vida, una motivación para alcanzar metas, ser una mejor persona y ayudar a los demás, entonces sigue creyendo en eso.

En última instancia, todas las personas estamos conectadas de alguna manera, y nuestras acciones y decisiones influyen en el curso de nuestras vidas. Si bien hay circunstancias que escapan a nuestro control y forman parte del destino, también somos los creadores de nuestro propio destino a través de cómo reaccionamos y respondemos a lo que nos presenta la vida.

Ya sea que creas o no en el destino, tus elecciones y acciones te dirigen hacia una dirección particular. Estás constantemente en movimiento, incluso si no te das cuenta. Entonces, pregúntate: ¿Estás avanzando en la dirección de la vida que deseas?

El viaje aporta felicidad

Todo lo que has experimentado en el pasado forma parte de tus recuerdos, pero ya no existe en el presente. Todo lo que está por venir se encuentra en el ámbito de lo incierto, esperando a que suceda en el futuro.

Entre estos dos términos, hay una línea muy delgada que representa el presente. Siempre estás ligado al presente, incluso si tu mente está vagando en otros lugares, porque estás aquí y ahora, en cada momento.

Sin embargo, el cerebro tiende a esforzarse mucho en recordar constantemente arrepentimientos y errores del pasado, así como en preocuparse por eventos futuros. En cierta medida, es normal, ya que así nos han educado, pero si tu objetivo es vivir una vida plena, es posible que debas tener en cuenta lo siguiente:

“Cada segundo que pasas atrapado en el pasado o el futuro es un segundo que pierdes del presente. Curiosamente, terminas perdiendo ambos”.

A medida que creces, las personas te enseñan a enfocarte en la meta y no en el viaje en sí, lo que finalmente afecta todas las áreas de tu vida.

Por ejemplo, cuando alguien se inscribe en un gimnasio, su objetivo es lograr resultados visibles, verse bien frente al espejo. Todos están tan concentrados en esa meta futura que se olvidan de estar presentes en el momento actual.

Los logros y las metas son efímeros, ya que una vez alcanzados, se convierten en parte del pasado. Vivir en el pasado te lleva a preocuparte y angustiarte, mientras que vivir en el futuro te hace anhelar un día o una meta específica. Visualizar tus metas y sueños solo es verdaderamente útil y poderoso cuando se hace de forma consciente, porque la clave está en vivir el aquí y ahora.

Establecer metas en la vida es algo maravilloso que todos deberíamos hacer. Sin embargo, hay una diferencia entre tener metas y vivir en una ilusión de alcanzarlas. Una meta adquiere poder cuando te proporciona una dirección a seguir, motivación para continuar y fuerza para persistir. Sin embargo, no debes olvidar de dónde vienes, ya que cada paso del camino, independientemente de si fue doloroso o alegre, encierra un valioso aprendizaje.

¿Cómo puedes poner esto en práctica?

Puedes comenzar practicando esta ley prestando atención a las tareas que realizas. Enfócate en la actividad en la que estás involucrado, sin distraerte constantemente con el resultado o cualquier otra cosa que pueda robarle la atención al momento presente. Cuando estés con tus amigos, dedica un tiempo a estar completamente presente en ese momento, deja a un lado el celular, el trabajo o cualquier otra preocupación y trabaja en disfrutar cada instante como si fuera la última vez que lo experimentas.

La idea clave de este capítulo es: “Si tienes la mente enfocada en el futuro, no podrás apreciar el aquí y ahora”.

Conclusión: 

El libro “La vida no te vino con manual” de Josu Zurdo nos invita a reflexionar sobre la forma en que vivimos nuestras vidas y cómo podemos aprovechar al máximo cada momento. A lo largo de sus páginas, el autor, Josu Zurdo, nos muestra la importancia de estar presentes en el aquí y ahora, en lugar de quedarnos anclados en el pasado o perdidos en el futuro.

Una de las principales enseñanzas del libro es que nuestra relación con el dinero y nuestras metas financieras también juegan un papel importante en nuestra vida. Nos insta a mejorar nuestra relación con el dinero, a ahorrar de manera consciente y a establecer una distribución adecuada de nuestros ingresos, no solo pensando en el presente, sino también en el futuro.

Además, Josu Zurdo nos recuerda que cada experiencia, tanto los éxitos como los fracasos, nos brinda oportunidades de aprendizaje y crecimiento. Es importante valorar el recorrido y no centrarse únicamente en alcanzar metas, ya que el viaje en sí nos aporta valiosas lecciones y momentos para disfrutar. “La vida no te vino con manual” nos motiva a vivir plenamente, a estar presentes en cada instante y a construir una vida que esté en armonía con nuestros valores y objetivos. Nos invita a reflexionar sobre nuestras creencias y comportamientos, y nos proporciona herramientas prácticas para mejorar nuestra relación con el dinero y aprovechar al máximo cada experiencia. En última instancia, el mensaje central del libro es que nosotros mismos somos los creadores de nuestro destino y que el presente es el único momento en el que realmente podemos vivir y disfrutar.

Enlaces del autor:

Sitio web : https://josuzurdo.com/

Comprar libro: Amazon 

COMPARTÍR

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

OTROS ARTÍCULOS SIMILARES