Top

El sutil arte de que te importe un caraj*

Hace unos años estuve en una situación bastante incómoda. Estoy segura que a las personas que se sienten cómodas de hablar frente a un público, cantar o bailar, esta situación les parecerá ridicúla. 

Pero a las personas que les aterra exponerse de esta manera entenderán a dónde quiero llegar. Sentir todas las miradas en mí es algo que me aleja de mi zona de confort y me hace sentir muy expuesta. 

Un día en el trabajo me dijeron que era mi turno de pararme frente de todos los clientes, agarrar un micrófono y leer el estado del vuelo, en inglés y español. 

Para mis compañeros esta actividad era una de las más divertidas, para mi representaba un gran reto. Desde el momento que me decían que lo tenía que hacer hasta finalizar, pensaba en las 1,000 cosas que podrían salir mal. 

¿Que iba pasar si me trababa?, ¿Si me confúndia? ¿Si las personas no entendían lo que decía? mi mente estaba llena de “Que tal si”. 

Pero cuando llegó el momento de acercarme y agarrar el micrófono no pasó nada de lo que había pensado, y si paso no fue tan malo como lo imagine. Me cree monstruos mentales sin sentido.

¿A dónde quiero llegar con todo esto?

Si me hubiese negado a enfrentar mis miedos, sería presa de esta idea. Porque mientras más tratas de evitar ciertas cosas, más importancia le das.

De esto se trata el libro de  El sutil arte de que te importe un caraj*de Mark Manson. De ver cuales son las cosas que deben importarte y cuales deben importante un caraj* 😉

No lo intentes 

Hoy en día parece que todo lo que nos muestran está orientado a tener o crear experiencias positivas, pero muchas de esas veces están totalmente alejados de la realidad. “Necesitas volverte más inteligente, más sano, ganar mucho más dinero, tener la mejor familia y ser más productivo.”

Siempre se trata de ser más de lo que eres ahora. ¿Pero esto qué quiere decir que en este momento no estás bien?

Este pensamiento hace que te concentres en lo que no tienes por lo tanto, terminas sintiéndote infeliz.

Ponte a pensar en los consejos que te dan, “tienes que repetir continuamente que eres feliz, con éxito y que conseguiste todo lo que quieres en la vida.”

Una persona feliz no necesita repetirse que es feliz sólo lo es. Pero el constante bombardeo de expectativa positiva que tienes te mete en la cabeza que para tener una vida mejor necesitas tener más de lo que tienes.

Pero la clave de una buena vida no es que te importen más cosas, sino que te importen menos.

Hay un punto de este capítulo que quiero recalcar El círculo vicioso del sobre análisis.

Los humanos tenemos el poder de tener pensamientos sobre nuestros pensamientos, así como suena. Podemos estar en un circulo con nosotros mismo analizando todas las cosas que pensamos.

Puedes sentirte bien contigo y de un minuto a otro ya estás analizando qué es lo que te hace feliz en ese momento que no lo hacía antes. 

En la época de tus abuelos esto no era así, podían tener días en los que se sintieran muy mal con ellos mismos. Pero se daban una palmada en la espalda y seguían con su día.

En esta época esto no es posible, ahora si te sientes mal o inseguro de ti mismo las redes sociales te entregan cientos de miles de razones para sentirte peor.

Es posible que en un día de trabajo te sientas agobiado, por lo que decides tomarte un tiempo para ver tus redes sociales. Al ver la vida maravillosa que tiene tu compañera de preparatoria que se la pasa viajando todo el tiempo.

Te empiezas a preguntar si hay algo mal en ti. Aunque momentos antes ni se te hubiera cruzado por la cabeza. 

Estamos en una época donde nos sentimos tristes por estar tristes, nos pone nerviosos estar nerviosos o nos enoja estar enojados.

Esto es el poder y la maldición de sobreanalizar las cosas. 

Mark Manson menciona que la receta para evitar que nos sucedan este tipo de cosas es que las cosas nos dejen de importar un caraj*.

Si te de importar sentirte mal el círculo vicioso del sobre análisis no le seguirá dando vueltas al mismo asunto. Lo que hará que te sientas mucho mejor. 

Cuando leí este capítulo me di cuenta que suelo analizar las cosas y cómo es que me siento con ellas. 

Cada vez que tenía un mal día y me sentía triste pasaba horas en mi cuarto encerrada con mis audífonos oyendo música y pensando porque me sentía de esta manera. ¿Qué había mal en mi? ¿Porque mis conocidos se veían tan felices y yo no? 

Cuando le deje de dar tanta importancia a este sentimiento y en lugar de pasarme horas en mi cuarto con mis pensamientos le decía a una persona  me siento triste y continuaba con mi vida. 

Sentía que al no darle tanta importancia y seguir con mi vida esto me ayudaba a no ahogarme en un vaso de agua.

Esto es una experiencia personal, no estoy diciendo que cada caso sea igual, pero a mi me ayudo no seguir el ciclo del sobre análisis. 

La felicidad es un problema 

La insatisfacción es lo que hace que las personas innoven y sobrevivan, una persona que está satisfecha no siente que necesita cambiar. Por eso este sentimiento es una herramienta  biológica bastante útil. 

Sentir dolor, tristeza o desesperación hace que el cuerpo actúe y busque métodos para solucionarlo.

No solo eso sino que funciona como un comparativo. ¿Cómo vas a saber que estás feliz si nunca has sentido la tristeza?  Las personas que nunca han experimentado la tristeza no reconocen el sentimiento de felicidad o lo reconocen y no le dan importancia. 

Sin estos sentimientos negativos no vas a poder apreciar los buenos momentos o aprovechar esas pequeñas situaciones que hacen todo más agradable. 

El problema es que hoy en día las personas tratan de evitar a toda costa la dosis sana de dolor. Lo que al final no solo te alejan de la realidad sino que te hacen más sensible ante las situaciones que antes eran vistas “normales”. 

Según la frase de Warren Buffett “Los problemas nunca se van solo mejorarán”

En el libro menciona una comparación muy interesante que me gustaría citar: 

El cuarto hombre más rico del mundo según Forbes 2020 Warren Buffett tiene problemas de dinero, el mendigo de la esquina tiene problemas de dinero. La única diferencia es que Buffett tiene mejores problemas de dinero que este otro hombre. 

Esto es una realidad y todo en la vida es así. Si esperas una vida sin problemas, nunca va a llegar. En su lugar debes esperar una vida con buenos problemas. ¡He aquí el gran secreto!

Piensa cómo es tu vida cuando creas un compromiso en cualquier aspecto de tu vida. Quieres tener una pareja, estás creando un problema. Quieres un perro en tu casa, otro problema. Quieres comprarte un coche, otro problema. Quieres cambiarte de trabajo, un problema más. 

Vivir es crear una lista de problemas dentro de tu vida. La lista nunca termina, solo cambian por otro problema o mejoran. Pero al final estos problemas son los que hacen tu vida digna de vivir. 

Debes alejarte de la idea que la felicidad está esperando detrás de una gran cuenta bancaria, tu casa soñada o del ascenso que tanto esperas. Porque esto no es real.

La felicidad es un proceso de desarrollo. La forma en la que resuelves tus problemas el día de hoy serán las bases de los problemas de mañana y así con los siguientes.

No estoy diciendo que todos los problemas se puedan resolver de la misma manera. Es lógico que tendrás problemas simples que se pueden arreglar con un poco de esfuerzo y  problemas que te costarán un poco más de trabajo. 

Pero cualquiera que sea tu situación hay dos aspectos que te impiden conseguirlo.

  1. La negación: ¿Cuántas veces has negado que tienes un problema? Si eres como yo tal vez muchas veces. Pensar que no existe un problema, es negar la realidad. Aunque esta negación te pueda ayudar a corto plazo, el problema no solo no desaparece sino que se hace más grande y toma control sobre ti. 

Tal Vez pienses que no tienes un problema con algún hábito o un problema en tu vida.

  1. La mentalidad de víctima: Son las personas que piensan que no hay nada que hacer para resolver sus problemas. Siempre buscan a quien culpar de las cosas malas que suceden en su vida.

Las personas caen en estos factores porque muchas veces es más fácil pensar que sus problemas no existen o que otro tiene la culpa de ponerse a trabajar y resolverlo.

Algo que está ligado a los problemas que elegimos son las emociones.

Las emociones evolucionaron con el único propósito de ayudarnos a sobrevivir y a relacionarnos mejor. Eso es todo, las emociones te ayudan a ver qué cosas son buenas o malas para ti.

Después de pasar por la tristeza de estar solo, aprendes a no repetir las mismas cosas que te llevaron a estar en esta situación. 

Las emociones sirven para mostrarte qué camino debes tomar, cada una de ellas tiene un significado. 

Te recomiendo leer: La autocompasión y el papel de víctima

  • Las emociones negativas son un llamado a la acción sobre un problema que no has resuelto o que no tienes idea que existe. 
  • Las emociones positivas son la recompensa que tienes por alguna acción correcta.

Estas emociones son un señalamiento que tu mente te da, no son mandamientos. Por esa razón tienes que cuestionarlo no solo aceptarlos sin titubear. 

Pero debes ser muy cuidadoso de cómo lo manejas.

  • Las personas que niegan lo que sientes. No se permiten pasar por el proceso de retroalimentación que los ayuda a mejorar o a resolver sus problemas.
  • Las personas que basan toda sus decisiones con base a sus emociones, sin usar la razón terminan teniendo un desastre en su vida. “Rompí la televisión porque estaba muy molesto y no me pude controlar”.

Basar tu vida en emociones puede ser complicado porque estas nunca duran. Puede ser que lo que te haga feliz hoy no te de felicidad el día de mañana. 

Te recomiendo leer: Resumen De Inteligencia Emocional 2.0

Tú no eres especial

Aunque suene difícil de aceptar,  es una realidad. 

En el libro Manson muestra este punto con un ejemplo. El caso de Jimmy.

Jimmy era una persona que cada vez que hablaba con él siempre tenía que mostrar lo bueno que era, lo inteligente que era y su buen ojo en los negocios.

Su problema es que en realidad era una persona floja que no hacía nada para ganarse la vida. Sobrevivía gracias al dinero que les daban las personas que creían en sus ideas o el de sus familiares.

Este estilo de vida lo mantuvo hasta los 30 años, pero lo peor es que Jimmy se sentía bien viviendo de esta manera. 

Las personas que le decían que sus ideas estaban mal fundamentadas o fuera de la realidad y lo tomaban por vago, el lo tomaba como celos o no querían que tuviera éxito. 

Esta confianza en sí mismo rayaba en el delirio. Lo peor es que se crea sus propias historias.

***

Durante los años 70 se creía que las personas con un autoestima alta lograban más en su vida, así que los padres, maestros, políticos empezaron a utilizarlo.

Por ejemplo, las calificaciones infladas o diplomas de “gracias por participar” se crearon para que los niños se sintieran mejor por su desempeño. Aunque no hubieran logrado nada fuera de lo normal. 

Después de una generación ya sabemos que no todas las personas son extraordinarias. El hecho de sentirse bien con uno mismo no significa nada si no existe una razón para sentirlo. 

Esta creencia de que cada persona es especial no crea un mundo lleno Bill Gates o Elon Musk, sino un mundo lleno de Jimmys. 

Jimmy termina sintiendo que tiene derecho a todo sin trabajar para obtenerlo o de disfrutar un estilo de vida maravilloso sin sacrificar nada. 

Pero al final esto es solo una ilusión. 

Personas como Jimmy se esconde de sus problemas, no acepta fracasos y se inventa éxitos. 

Las personas que en verdad tienen alta autoestima son capaces de analizar sus problemas y de tomar acciones para mejorarlo. 

Aceptan que no son perfectos y aprenden de cada situación para ser mejor en el futuro.

La verdad sobre las situaciones 

Muchas veces las personas se sienten con el derecho a todo solo por las situaciones que pasan.

Es posible que en algún momento hayas llegado a la conclusión que el mundo te debe algo o que eres especial por alguna situación de tu vida.

Por lo que tratan de justificar cómo se comportan en el presente basándose en situaciones pasadas. 

Después de la muerte de mi abuelo, mi padre se reunió con sus 7 hermanos para que leyeran todos juntos en el testamento.

Mi padre había trabajado con mi abuelo durante toda su vida por lo que creía que tenían una magnífica relación. Pero cuando mi abuelo se enferma lo dejo con algunas deudas en el trabajo, cosa que él tuvo que ingeniárselas para resolverlo, porque sus hermanos eran incapaces de hacer algo. 

Mi padre cayó en una depresión muy fuerte tratando de solucionar todos los problemas en los que mi abuelo lo había metido. Durante la lectura del testamento se dio cuenta que le había resuelto la vida a sus hermanos, pero a él solo le había dejado lo suficiente para cubrir con las deudas que le habían dejado. 

En ese momento se dio cuenta que a lo mejor no lo había querido tanto como pensaba. Él tenía la mentalidad que si una persona te quiere no hace algo que te pueda lastimar. 

Aunque puede ser difícil darse cuenta de esta realidad. Mi padre no es especial.

Durante 8 años él veía cualquier oportunidad para reclamarle a sus hermanos que su padre y que él había sufrido para que ellos pudieran disfrutar. 

Pero la verdad es que él se sentía con el derecho de hacer que las personas se sintieran mal por lo que había pasado.

Sentía que la vida le debía algo.

Así funciona tu inconsciente: si tienes un problema que no puedes resolver, empieza a creer que eres especial y que no eres como las otras personas por lo que la reglas de la vida son distintas para ti.  

Pero como él muchas personas pasan por esta o situaciones peores. 

El valor del sufrimiento

Piensa en tu autoconocimiento como si fuera una cebolla la primera capa es reconocer tus sentimientos, conocer cómo te sientes en ese momento. 

La segunda es un poco más complicada es la autoconciencia, que se refiere a preguntarte porque te sientes de esta manera.

Estas preguntas son importantes porque te muestran lo que consideras éxito o fracaso.

La tercera capa es aún más profunda, tus valores personales. ¿Bajo que parametros mides si una situación es exitosa o un fracaso? ¿Cómo es que te juzgas a ti mismo y las situaciones?

Tus valores determinan todos los aspectos en tu vida, todo lo que eres y lo que haces. 

Toma un momento y piensa en una situación que te desagrade y preguntate porque te molesta.

Mientras más profundo llegues más sincera será la respuesta. 

Un ejemplo que siempre sucede en las relaciones con los amigos. 

Piensa que llevas un mes sin hablar con tu amigo, esta razón te causa una molestia, pero ¿Te has preguntado porque?

  • “Estoy molesto porque mi amigo no me ha llamado en un mes”

¿Por qué te molesta?

  • “Porque siento que no le intereso como amigo”

¿Por qué crees eso?

  • “Porque si le interesara se tomaría un momento de su día para hablarme”

¿Porque esto lo tomas como un fracaso?

  • “Porque si fuéramos amigos nos mantendremos en contacto”

Tu valor es que los buenos amigos mantienen una buena relación entre ellos. Mientras que tu parámetro para medirlo es estar siempre comunicados. 

Cada persona tiene un valor el cual guiar su vida y un parámetro para medir si está en una buena o mala situación.

Debes de ser muy cuidadoso cuando elijas en base a qué valores se moverá tu vida.

Manson nos cuenta la importancia de este punto con la historia del guitarrista Dave Mustaine. En 1983 lo echaron de su banda después de cerrar un contrato con un sello musical y antes de empezar a grabar su disco. Sin previo aviso ya estaba fuera.

Durante horas de compasión y desesperación decidió que él iba a ser más exitoso que sus antiguos compañeros.

Trabajo como loco, reclutó a los mejores músicos, práctico y escribió canciones. Unos años después lograron cerrar un contrato y al año siguiente su disco ya era oro. 

Esta es la banda de heavy metal bastante conocida Megadeth, los cuales lograron vender 25 millones de álbumes. 

Aunque para cualquiera esto podría significar el éxito, Dave se sentía un fracaso. Lo supiera o no, él había decidido evaluarse en base a si era más exitoso que su antigua banda de rock.

Por desgracia la banda que despidió a Dave había sido Metallica. 

El hecho de ser botado de Metallica fue tan doloroso que decidió basar su parámetro en el éxito de esta banda. 

A Pesar que todo el éxito, dinero y reconocimiento aun se consideraba un fracaso.

Si quieres cambiar la forma en la que miras un problema tienes que modificar lo que valoras y cómo mides tu éxito. 

Ten cuidado con basar tu vida en los valores mediocres ya que al final te traerán más problemas que beneficios:

  • Placer: No lo malentiendas el placer es fabuloso pero no para basar tu vida en él.
  • Éxito material: Se puede ir rápido y dejarte peor que como empezaste, el problema de prestarle tanta atención al éxito personal es el peligro de ponerlo por encima de los otros valores.
  • Tener siempre la razón: Somos personas que no sabemos sobre todo lo que existe en el alrededor. Si basas tu felicidad en tener la razón todo el tiempo te estás negando a la oportunidad de aprender de tus errores. 

Te recomiendo leer: Hábitos: La Clave Del Éxito

Diferencia entre los buenos y los malos valores

Hay algunas diferencias que te pueden ayudar a la hora de elegir los buenos valores para basar tu vida.

Los buenos valores son: 

  • Se basan en la realidad.
  • Son inmediatos.
  • Se pueden controlar.
  • Son socialmente positivos. 

Los malos valores son

  • Supersticiosos 
  • Socialmente negativos 
  • No son inmediatos o cantables.

Los malos valores por lo general requieren un evento externo, viajar en un jet, tener una isla privada o tener una mansión en las colinas.

Mientras que los buenos valores se pueden alcanzar de una manera más interna y personal. Algo como seguir aprendiendo, tener más creatividad o ser más humilde.

Te equivocas respecto a todo

Ponte a pensar como es el crecimiento dentro de tu vida. No pasas de estar equivocado a estar en lo correcto, sino es más bien de estar equivocado, pasas a estar un poco menos incorrecto.

Como todo esto es un proceso.

En lugar de siempre buscar la respuesta correcta, debes de buscar liberarte poco a poco de tus equivocaciones actuales, para que estés menos equivocado mañana.

A si como miras con horror y desagrado como las las personas que vivieron 500 años antes que tu se comportan. Lo más seguro que lo mismo pasará con las generaciones futuras.

Es posible que se rían de nuestras guerras, problemas, rituales o supersticiones. Porque tendrán verdades que hoy en día desconocemos.

Pero al igual estas generaciones estarán equivocadas, solo menos equivocadas que nosotros.

El cerebro es una máquina de significado muy poderosa. Por medio de asociaciones puede juntar situaciones y llegar a una conclusión.

Pero existen dos problemas:

  1. El cerebro es imperfecto y en ocasiones confundimos lo que vemos o escuchamos.
  2. Una vez que se creó un significado el cerebro se aferra a él. Aunque encontremos evidencia de lo contrario, lo ignoramos y seguimos creyendo lo que queremos.

El problema no es que la certidumbre no se pueda alcanzar sino que mientras más buscas terminas con más inseguridad. 

En esos momentos de inseguridad te vuelves susceptible al sentirte con el derecho a todo, de sentirte especial.

Esto es la ley de la retrocesión “mientras más tratas de tener la razón más dudosa e inseguro te sentirás”.

Pero mientras más rápido aceptes el hecho que hay muchas cosas que no sabes y desconoces. Mejor te sentirás por el hecho de no saber. 

Piensa en un caso como este. Llevas con tu pareja 5 meses, un día llega y te dice que ya no puede seguir en una relación, pero no es nada que hayas hecho.

Pasas día y noche pensando en todos los momentos que pasaron juntos para ver qué es lo que pudo detonar esa situación. Hasta que piensas que quizá fue algo que hiciste y que no no eres alguien apto para una relación.

Aunque el problema no haya sido por ti, sino algo de la otra persona, ya clavaste en tu mente que no sirves para una relación y que lo mismo te pasará las siguientes ocasiones.

Tener incertidumbre evita que te juzgues a ti mismo o a los demás. No sabes si eres digno de amor o no, si eres inteligente o tonto o lo verdaderamente exitoso que podrías ser.

Para alcanzar todas esas cosas necesitas tener incertidumbre para estar abierto a encontrar nuevas experiencias.

El fracaso es un paso hacia adelante 

Mark Manson cuenta cómo él considera fue muy afortunado en tener tantos problemas saliendo de la universidad.

Ya que la mayoría de las personas tratan de mantenerse en un trabajo y no arriesgarse para no tener que vivir situaciones desagradables. El ya había vivido estas situaciones mucho antes de comenzar entonces para él cualquier resultado que tuviera, sería igual o mejor que lo que estaba pasando.

Los valores de Manson no era el cuánto dinero tenía en la cartera sino era tener libertad y autonomía de lo que hacía.

Se preguntó ¿Ganar dinero y tener un empleo detestable? o ¿Jugar a ser empresario de internet y ser pobre un rato?

Su respuesta fue la segunda opción por lo que su parámetro de éxito se medirá en base a si seguía sus propios proyecto. No cuánto dinero tenía en la cartera, ni si dormía en casa de familiares o tenía un curriculum.

El dolor es parte del proceso

Kazimierz Dabrowski estudió a los sobrevivientes de la segunda guerra mundial. Una gran parte de los participantes creía que las experiencias que vivieron en esa época por más traumáticas y dolorosas que hayan sido los habían convertido en mejores personas. Más responsables y hasta más felices. 

Después de la guerra estos sobrevivientes fueron más seguros de sí mismos, más agradecidos y los pequeños problemas en la vida ya no los molestan.

Cuando decides cambiar por lo general es después de uno de tus peores momentos. Solo cuando sentimos el dolor intenso es cuando empiezas a cuestionar los valores por los que te guías para cambiarlos.

Piensa en un padre joven que ama a su esposa e hija, pero tiene la creencia que necesita ser el alma de la fiesta cuando está con sus amigos. Un día después de meses de llegar a su casa a altas horas de la noche con los estragos del alcohol. 

Su esposa decide dejarlo y llevarse a su hija. Después de la terrible experiencia de ser apartado de su familia. Este hombre decide cambiar su situación para recuperar a su familia y no volver a pasar por algo así otra vez. 

Aunque te parezca que el dolor es algo terrible y lo quieras evitar a toda costa, son las experiencias dolorosas las que te incitan a cambiar.

Los cambios más radicales de perspectiva por lo regular suceden después de tus peores momentos. 

Principio de haz algo 

Cuando te sientas perdido o dudoso de alguna situación o proyecto lo mejor que puedes hacer es eso ¡hacer algo!

Muchas veces caes en el error de creer que la acción es el efecto de la motivación. Pero muchas la acción es la causa de la motivación.

Si te cierras a este círculo vicioso, te podrás encontrar en problemas cuando un día no te encuentres motivados o inspirado para hacer las cosas.

Por eso tienes que cambiar este pensamiento y sustituirlo por: La acción crea inspiración y resulta en motivación.

De esta manera no dependerá de si tienes o no la motivación en este momento, porque al hacer algo estás creando la inspiración que necesitas por tu cuenta. 

Te recomiendo leer: El hombre en busca de sentido

La importancia de decir no 

La mayor parte del tiempo las personas tienen una mala imagen sobre el rechazo (tanto en decirlo como recibirlo).

Pero la realidad es que evitar el rechazo te da solo un placer a corto plazo.

Considera que elegir un valor para guiar tu vida requiere que rechaces otros valores. Si eliges el valor de casarte y tener una familia, estarás rechazando una vida libre de compromisos. Si eliges la amistad que te aprecies por lo que eres, estás rechazando hablar mal de ellos a sus espaldas. 

Aunque estos son buenos valores necesitas usar el rechazo en varias ocasiones para mantenerte firme a ellos. 

Si valoras algo debes rechazar lo contrario ¡tan sencillo como se escucha!

Si tratas de evitar el rechazo a como dé lugar para librarte de conflictos estás eligiendo una vida sin valores orientada al placer y una satisfacción del momento.

Para ser honesto contigo mismo necesitas estar cómodo al escuchar y decir la palabra “NO”.  De esta manera este rechazo te ayuda a mejorar tus relaciones y tener una vida emocional más sana.

El hecho de tener más opciones no te hace feliz sino todo lo contrario: eres más feliz con menos.

Cuando te sobrecargas de oportunidades u opciones caes en una paradoja de la elección: Mientras más elecciones tengas en la mesa menos satisfecho estarás cuando elijas una de ellas.

Perseguir esta variedad de opciones te quita la oportunidad de vivir a profundidad esa experiencia. 

Hay algunas cosas que solo las puedes vivir estando en un lugar por años, estando con la misma persona por más de 15 años. 

Cuando decides rechazar las opciones que no van con tus valores te permites descubrir nuevas y más profundas situaciones que nunca podrías vivir sin este nivel de compromiso. 

Aunque sea difícil de comprender muchas veces en el compromiso se encuentra un grado de libertad y de liberación.

El compromiso hace que tus decisiones sean más sencillas y elimina el temor de que te estés perdiendo algo mejor.

Esto aplica para todo los aspectos de tu vida.

Te recomiendo leer: Aprende A Decir No.

Y después mueres

Aunque saber que vamos a morir da miedo y nos hace querer evitarlo a toda costa. La idea de que la vida no es para siempre hace que cada experiencia, cada recuerdo, cada momento se valore aún más. 

Sin la muerte todo se sentía intrascendente, todo sería plano y sin significado.

Ernest Becker decidió publicar un libro durante sus años más sombríos gracias al cáncer de colon que lo aprisionó en una cama durante años. Su libro se centró en la muerte.

Cuando murió su libro La negación de la muerte ganó un Premio Pulitzer y se convirtió en una de las obras más influyentes en el siglo XX.

El libro aborda dos puntos importantes:

  • Los humanos son los únicos seres en pensar abstractamente sobre sí mismo. Ningún otro ser en la faz de la tierra se pone a pensar ¿Qué hubiera pasado si…? Pensando si son los más atractivos o lo  que les traerá el futuro.

Nosotros nos podemos imaginar escenarios irreales o pensar otras realidades. Pero igual somos los únicos seres capaces de imaginar cómo sería la vida si no existiéramos. A esto lo llama Becker el “Terror de la muerte”

  • El segundo punto refleja que cada persona tiene dos “yo”. El primero es el ser físico, el segundo es el ser de la identidad o cómo te percibes. 

La idea de que algún día tu ser físico morirá y ya no estará en este mundo hace que las personas quieran ser recordadas. 

Ya sea que traten de poner su nombre a los objetos para que las personas los recuerden o pasar un poco de su ser de identidad a otra persona, ya sea sus hijos o alguna persona cercana a él.

Becker llama a esto como “proyecto de inmortalidad” que es hacer que tu ser viva y lo recuerden aun después de que el ser físico se haya ido.

Aunque la muerte sea mala, es inevitable. No debemos de esta comprensión sino intentar adaptarla lo mejor que se pueda. 

Solo de esta manera puedes aceptar tus valores con más libertad sin las trabas de esta búsqueda poco realista de la inmortalidad.  

Muchas veces tenemos que afrontar a la muerte frente a frente para darnos cuenta de lo que somos y lo que se importante para nosotros. 

La verdad es que tu ya eres grandioso, te des cuenta o no aunque los demás lo reconozcan o no.  No por las cosas que tengas o lo que has hecho.

Tu eres grandioso porque entre la confusión en la que vives y la muerte segura, tú decides a qué cosas darle importancia y a cuáles no. 

Este poder de elegir hace que seas alguien exitoso a pesar de la situación que puedas estar viviendo. 

Si, algún día todos vamos a morir pero esto significará que fuimos afortunados de haber vivido. 

Conclusión

Este libro habla sobre varios temas interesantes que muchas veces no nos paramos a pensar sobre lo importante y el efecto que tienen en nuestra vida.

El libros es una joya para guardar en las colecciones de libros de desarrollo personal. Si tienes la oportunidad de leer el libros hazlo ya que te pondrá a analizar varios aspectos de tu persona. 

Mark Manson
Mark Manson

Mark Manson tiene una carrera como escritor, hasta la fecha ha publicado tres libros uno de ellos “El sutil arte de que te importe un caraj*” que obtuvo el sexto lugar en la lista de los Best Sellers del New York Times

Te recomiendo leer: Despertando al gigante interior resumen

Summary
Article Name
El sutil arte de que te importe un caraj* Resumen
Description
El sutil arte de que te importe un carajo: Un enfoque diferente para vivir una buena vida
Author
Compartir
No hay comentarios

Deja tu comentario