Top

Como desarrollar tu inteligencia emocional

Ser astronauta es probablemente uno de los trabajo más difíciles. De las decenas de miles de aplicantes, la NASA selecciona aproximadamente media docena cada década. El proceso de solicitud es riguroso y MUY exigente.

Para lograr calificar debes tener un conocimiento técnico ejemplar, estar en la condición física de un atleta de alto rendimiento y ser un experto de la inteligencia emocional. 
Algunas de las características básicas para calificar son:

  • Contar con una gran experiencia en ciencia e ingeniería. 
  • Necesitas al menos 1,000 horas de experiencia de pilotaje. 
  • Tienes que estar físicamente en forma y saludable
  • Y lo más importante, tener absoluto control de tus emociones. 

Lisa Nowak tenía una maestría en ingeniería aeronáutica y había estudiado astrofísica de posgrado en la Academia Naval de los Estados Unidos. Ella voló misiones aéreas para la Marina de los Estados Unidos en el Pacífico durante más de cinco años. 

En 1996, fue una de las pocas afortunadas en ser seleccionada para convertirse en astronauta. Lisa cumplía con todos los requisitos… Bueno, tal vez una no tanto…

Claramente, ella era sumamente inteligente. Pero en el 2007, después de descubrir que William Oefelein, (la persona con quien salía)  estaba viendo a otra mujer (Colleen Shipman).

fotografia de fotografia lisa nowak william oefelin colleen shipman astronautas

Lisa condujo 15 horas seguidas de Houston a Orlando. Al parecer iba con un pañal espacial puesto para no tener que detenerse al baño en el camino y llegar a tiempo al estacionamiento del aeropuerto donde iba a estar Shipman. Lisa empacó corbatas, gas pimienta, grandes bolsas de basura y tenía un plan nada pensado.

Quería secuestrar a la mujer con la que su novio le estaba engañando. Pero antes de que pudiera sacar a la mujer del auto, Lisa tuvo un colapso emocional, lo que la llevó a ser arrestada rápidamente.

¿Que es la inteligencia emocional?

La inteligencia emocional es un concepto que los investigadores idearon en los años 80 y 90 para explicar por qué las personas inteligentes como Lisa a menudo hacen cosas realmente estúpidas. 

El argumento fue que de la misma manera que tu inteligencia general (IQ) tiene la capacidad para procesar información y tomar decisiones acertadas, tu inteligencia emocional (EQ) tiene la capacidad para procesar emociones y tomar decisiones sensatas.

Esto incluye el manejo de tus emociones, la de los demás y tu reacción ante situaciones sociales.

Tu nivel de inteligencia emocional describe tu capacidad de entender, controlar, cambiar tus estados emocionales y reaccionar a tu entorno social.

Uno de los expertos en el tema sin duda es Daniel Goleman. Profesor de psicología de la Universidad de Harvard y autor de los libros más vendidos en el mundo sobre inteligencia emocional. 

Él nos dice que la inteligencia emocional se refiere a la capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos y los ajenos. De motivarnos y de manejar bien las emociones en nosotros mismos y en nuestras relaciones.

Las habilidades básicas de la inteligencia emocional son:

  • Conciencia personal: ¿Que tan consciente estas de tus habilidades y defectos?
  • Regulación emocional: ¿Pierdes el control constantemente? ¿Dejas que tus emociones te consuman?
  • Motivación intrínseca: ¿Cuál es el motivo intangible que le da propósito a tu vida?
  • Empatía: ¿Puedes ponerte en los zapatos de otra persona fácilmente? ¿Comprendes y toleras otros puntos de vista que no concuerden con el tuyo?
  • Habilidad de adaptación social: ¿Que tan difícil es para ti integrarte a un nuevo grupo o adaptarte a una nueva cultura?

Importancia de la inteligencia emocional

Algunas personas tienen un coeficiente intelectual increíblemente alto pero un EQ bajo: Piensa en tu profesor chiflado que no puede igualar sus calcetines o que no ve el propósito de bañarse. Otras personas tienen un EQ increíblemente alto pero un IQ bajo. Piensa en el estafador callejero que ni siquiera puede deletrear su propio nombre pero de alguna manera te convence de que le compres algo por encima del precio. 

Los psicólogos que estudian la inteligencia emocional afirman que en muchos casos la inteligencia emocional en realidad es más importante que la inteligencia general.

Por ejemplo:

Un estudio hecho por McClelland, utilizando una muestra de más de 500 líderes dentro de una de las compañías de alimentos más grandes del mundo, concluyó que los equipos de trabajo liderados por gerentes que contaban con un nivel de inteligencia emocional elevado que la media, normalmente superan sus metas de  ingresos por más 20%. 

Si crees que esto es sorprendente, los equipos liderados por gerentes con un EQ elevado generaban 40% de ingresos por arriba de los equipos de gerentes que demostraban tener un nivel de inteligencia emocional por debajo de la media dentro de la organización. 

Del mismo modo, un estudio del Consorcio de Investigación de la Inteligencia Emocional (institución española dedicada a buscar la transformación de las personas y sus entornos). Aporta que el coeficiente del éxito dependía un 23% de las capacidades intelectuales y un 77% de las emocionales. 

No importa lo inteligente que seas, no tienes excusa. Arregla tus emociones. Desarrollar tu inteligencia emocional se reduce a no ser tan loco como lo fue Lisa. 

¿Cómo mido mi nivel de inteligencia emocional?

Medir la inteligencia emocional es difícil. En muchos aspectos el EQ es subjetivo a tu entorno  y no tan estable como la inteligencia general.

Uno de las recomendaciones más frecuentes de los expertos en la materia es el usar la meditación e introspección como una herramienta para descubrir y medir tu capacidad emocional.

Descubrir tu nivel emocional con base a las 5 habilidades básicas de la inteligencia emocional es algo que solo tu puedes hacer…

Dicho esto, existen muchos estudios estandarizados que te ayudarán a medir tu nivel de inteligencia emocional. Uno de nuestros favoritos en devoradores de libros es el estudio de inteligencia emocional Mayer-Salovey-Caruso, que consiste en una serie de preguntas diseñadas para medir tu percepción, comprensión y manejo emocional.

Como mejorar la inteligencia emocional

¿Como mejorar la inteligencia emocional? Tu coeficiente emocional es algo en lo que puedes trabajar y desarrollar como un músculo o una habilidad y ver crecer como una flor.

No hay duda que mejorar la inteligencia emocional es algo sumamente abstracto, pero aquí hay cinco formas de comenzar a hacerlo.

1. PRACTICA LA AUTOCONCIENCIA

El primer paso para mejorar algo es identificar el problema. La única manera de identificar las áreas que necesitas desarrollar de tu coeficiente intelectual es conociéndote a ti mismo. 

Cuando careces de conciencia de tí mismo, tratar de controlar tus emociones es como sentarse en un pequeño barco sin una vela sobre el mar, completamente al merced de las corrientes… No vas a tener idea de a dónde vas. Y todo lo que podras hacer es gritar y gritar pidiendo ayuda.

La autoconciencia implica comprenderte a ti mismo y tu comportamiento en estos niveles:

  1. LO QUE ESTÁS HACIENDO
  2. LO QUE NO SABES DE TI Y CÓMO TE SIENTES
  3. CONTROLAR TUS EMOCIONES
  4. APRENDER A MOTIVARTE
  5. RECONOCER LAS EMOCIONES DE LOS DEMÁS PARA CREAR RELACIONES SALUDABLES.
  1. ¿QUE ESTOY HACIENDO?

Se escucha bastante simple y directo, ¿no?

La verdad es que la mayoría de nosotros no sabemos lo que estamos haciendo la mitad del tiempo.

¡Estamos en piloto automático!

*Revisar correo electrónico, enviar mensajes, revisar redes sociales, revisar correo electrónico, enviar mensajes, etc.*

Eliminando las distracciones de tu vida, ya sabes, apagando tu teléfono de vez en cuando y relacionándote con el mundo que te rodea es un buen primer paso para la autoconciencia. 

Encontrar espacios de silencio, son necesarios para nuestra salud mental. Por eso es que tantos psicólogos que estudian el coeficiente emocional recomiendan la meditación como una práctica diaria.

Otro método para lograr la autoconciencia y conocer lo que estás haciendo en tu día a día, es evitando diferentes formas de distracción, ver televisión de manera compulsiva, consumir estupefacientes como drogas y alcohol, moderar el tiempo que le dedicas a videojuegos, etc.

Programa tiempo en tu día para alejarte de todo. 

Viaja por la mañana sin música, ni podcast. Solo piensa en tu vida. Piensa en cómo te sientes. Reserva 10 minutos por la mañana para meditar. Elimina las redes sociales de tu teléfono durante una semana. Hay un sin fin de maneras de lograrlo.

Estoy segura de que te sorprenderás de las cosas que habías dejado de hacer o pensar, por estar atrapado en un “mundo idealizado y automático”.

Michelle Obama, quitándole el celular a Barack Obama, dentro de la casa blanca

A menudo usamos estas distracciones para evitar muchas emociones incómodas, por lo que eliminar las distracciones y enfocarnos en cómo te sientes sin ellas puede revelar algún tipo de problema que has mantenido guardado. Eliminar las distracciones es fundamental porque nos lleva al siguiente nivel.

  1. ¿COMO ME SIENTO?

Cuando empieces a prestarle atención a lo que sientes o cómo te sientes, puedes llegar a asustarte. Vendrán a ti muchas emociones que tenías reprimidas. Te darás cuenta que tal vez estas realmente triste o enojado con muchas personas en tu vida.  

Es posible que empieces a tener mucha ansiedad y que tu adicción al teléfono o a las redes sociales es realmente como una droga que te adormece y distrae de la realidad. 

Es importante que en este punto no juzgues a tus emociones. Cualquier emoción que tengas tiene una buena razón para estar allí. Incluso si no recuerdas cuál es esa razón. Así que no seas demasiado duro contigo mismo.

Conociendo tu propio enredo emocional, empezarás a notar todas las cosas buenas, desagradables o incómodas que sientes. Y lo más importante, comenzaras a notar dónde reside tu propia pequeña locura. 

Por ejemplo, me pongo muy enojada cuando las cosas no están en su lugar.  Me enojo irracionalmente cuando intento que todo esté en orden y las demás personas no ponen de su parte.

Lo tomo personal. Y aunque se que es una locura mía, no de los demás, me enojo y termino pareciendo una tonta. Este es un claro ejemplo de mis tonterías emocionales, y solo el ser consciente de ello, puedo lograr reaccionar contra él.  

Ahora, el solo ser consciente de ti mismo y de tus emociones no es suficiente…

 ¡También tienes que saber manejar y controlar tus emociones! 

  1.  ¿COMO CONTROLO MIS EMOCIONES?

Las personas que creen que las emociones son el principio de la vida a menudo buscan formas de “controlar” sus emociones. No puedes “controlar”. Solo puedes reaccionar ante ellos.

Las emociones son simplemente señales que nos dicen que prestemos atención a algo. Entonces podemos decidir si ese “algo” es importante o no y elegir el mejor curso de acción para abordarlo, o no.

No existe una emoción “buena” o “mala”, solo hay reacciones “buenas” o “malas” a tus emociones.

La ira puede ser una emoción destructiva si la diriges mal y lastimas a otros o a ti mismo en el proceso. Pero puede ser una buena emoción si la usas para corregir injusticias y / o protegerse a ti mismo u otros.

La alegría puede ser una emoción maravillosa cuando se comparte con las personas que amas. Pero puede ser una emoción horrible si se deriva de lastimar a otros.

He ahí la importancia de reconocer lo que sientes. El decidir si esa emoción que sientes es apropiada o no para X situación y actuar en consecuencia.

El objetivo de todo esto es canalizar tus emociones en lo que los psicólogos llaman “comportamiento dirigido a objetivos”, 

Te recomiendo leer: Inteligencia emociona: Domina tus emociones

  1. ¿CÓMO ME MOTIVO?

¿Alguna vez te has perdido por completo en una actividad?

Comienzas a hacer algo y te sumerges tanto en él, que cuando terminas, te das cuenta de que han pasado ¿¡tres horas!?

Esto me pasa cuando escribo.  Pierdo la noción del tiempo y me conecto en una cascada de sentimientos.

Cuando empiezo a desarrollar ideas que están en mi cabeza y comienzo a plasmar una palabra a la vez me siento libre. Es una sensación de fascinación e intriga. Frustración mezclada con pequeñas explosiones de confusión e inspiración.

Comienzo a escribir y luego ese sentimiento de inspiración comienza a desarrollarse, lo que me motiva a seguir escribiendo. Amo este sentimiento.

¿Pero qué pasa cuando no me siento motivada?, Simplemente hago algo que está remotamente relacionado con lo que quiero lograr.

Cuando no tengo ganas de escribir, me digo que trabajaré en algo sencillo, una vez que empiezo, las ideas comienzan a surgir. Ideas que tal vez ni siquiera había pensado, y así empiezo. Antes de darme cuenta, estoy a la mitad de un borrador.

El punto es que para usar tus emociones de manera efectiva, tienes que accionar.

Tú motivación debe provenir de algo interno, intangible, trascendental al mundo exterior.

No se trata de estar motivado por dinero o por un auto, ya que, como hemos cubierto anteriormente, este tipo de motivantes son vanos y pasajeros…

Si no sientes que algo te motiva, cambia de rumbo. 

Empieza a poner en práctica algo que te apasione, escribe, dibuja, inscribete a un curso en línea, aprende a tocar algún instrumento musical, se voluntario en tu comunidad, etc. Presta atención cómo te sientes antes, durante y después de lo que sea que estés haciendo, y usa esas emociones para guiar tu comportamiento futuro.

No olvides que, no siempre son los “buenos” sentimientos los que también te motivarán. A veces estoy frustrada y molesta porque no puedo expresar exactamente lo que quiero decir. O ansiosa de que tal vez lo que escribo no le guste a mis lectores. Pero por alguna razón, estos sentimientos a menudo solo me dan ganas de escribir más. Me encantan los desafíos y luchar con cosas que están un poco fuera de mi alcance.  

  1. ¿COMO CREO RELACIONES MÁS SALUDABLES? 

Todo lo que hemos cubierto hasta ahora trata del manejo y la dirección de las emociones dentro de ti. Pero el objetivo principal del desarrollo de la inteligencia emocional debe ser fomentar relaciones más saludables en tu vida.

Las relaciones saludables (relaciones románticas, relaciones familiares, amistades, lo que sea) comienzan con el reconocimiento y el respeto de las necesidades emocionales de los demás .

Lo haces conectando y empatizando. Empatizar con alguien no significa necesariamente comprenderlo completamente, sino aceptarlo tal como es, incluso cuando no los entiendes.

Las relaciones nos hacen darnos cuenta de que somos parte de algo mucho más grande y mucho más complejo que solo nosotros mismos. Y las relaciones son, en última instancia, la forma en que definimos nuestros valores .

Y es que la inteligencia emocional no tiene sentido sin valores. Un padre podría enseñarle a sus hijos los principios de la inteligencia emocional, pero no los valores de honestidad y respeto, y estos podrían convertirse en pequeños tontos y mentirosos,

¡Pero emocionalmente inteligentes!

Los estafadores tienes una inteligencia emocional alta. Entienden las emociones bastante bien, tanto en sí como en los demás. Pero usan esa información para manipular a las personas para su propio beneficio. Se valoran por encima y a expensas de todos los demás. 

Lisa Nowak, era muy brillante, pero no podía manejar sus propias emociones y valoraba las cosas equivocadas. Por lo tanto, dejó que sus emociones tomaran el control. 

Nuestras emociones llevan a cabo esos valores motivando nuestro comportamiento de alguna manera. Entonces, para vivir la vida que realmente quieres vivir, primero debes ser claro sobre lo que realmente valoras, porque ahí es donde se dirigirá tu energía emocional. 

Si quieres tomar el test para calcular tu inteligencia emocional haz clic aqui

¿Qué te pareció este artículo? Déjanos tus comentarios en la parte de abajo 🙂

 

Compartir
2 Comentarios
  • Aranza
    02/08/2020 at 7:38 PM

    Estoy completamente fascinada con este tema, y me encanta la manera en la que lo abordan. 🙂

Deja tu comentario