Top

Resumen Focus- Daniel Goleman

¿Alguna vez has sentido que te distraes fácilmente? ¿Esta situación te impide llegar a tu máximo potencial?

La vida está llena de distracciones: tu celular, correo electrónico, redes sociales hasta tus propios pensamientos. 

Al deja que tu atención sea cada vez más dispersa, tu capacidad de trabajar en tiempo y forma se ve afectada. 

En el libro Focus el autor Daniel Goleman va más allá de la definición de “atención” y trae una guía para tener un vida más plena y enfocada. Esto lo puedes lograr al prestar mas atención a las personas que te rodean, aspectos completos y a ti mismo.

Este libro es para ti si quieres:

  • Mejorar tus niveles de atención.
  • Enfocarte en una sola cosa.
  • Lograr tu visión y mejorar la relación con tus colaboradores.

La anatomía de la atención 

La atención es la clave para el buen desempeño en un mundo lleno de distracciones. ¿Que sucede cuando llevas un rato sin revisar tu correo o tu celular? ¿Sientes que te entra la urgencia de dejar todo y ver si hay algo nuevo? ¿Si no tienes nada nuevo te sientes de alguna forma insatisfecho?

Vives en un mundo de distracciones donde la urgencia por responder una gran cantidad de información te deja en un estado de atención parcial. Es decir pasas de una información a otra sin cuidado.

Contestas mensaje, luego entras a tu Facebook y de ahí al correo. Estas en piloto automatico. Hacer esto debilita tu habilidad de atención.

Pero no te preocupes, es posible aprender a enfocarte aun cuando estés rodeado de miles de distractores. Lo que necesitas es una fuerte atención selectiva. Mientras más fuerte sea tu capacidad de elegir en qué te enfocas, aprendes a ignorar de una forma mas fácil las distracciones.

Las distracciones no solo quitan tiempo y productividad, también disminuyen tu capacidad de profundizar y descubrir cosas nuevas.

Si puedes desarrollar la habilidad de ignorar esas distracciones y enfocarte en lo que importa, puedes llegar a mejorar tu rendimiento.

La vida en piloto automático disminuye experiencias 

Tener la habilidad de mantener la atención es una ventaja personal y laboral. Te permite aumentar y mejorar tu desempeño. 

Elegir a qué cosa prestarle atención necesita un proceso de jala y empuje entre mentes “ascendente” o “de abajo arriba” y la “descendente” o “de arriba abajo”.

La mente de abajo arriba es la responsable de las actividades mentales automáticas y de rutina:

  • Son bastante rápidas.
  • Impulsivas.
  • Estimuladas por tus emociones.

La mente arriba hacia abajo se encarga de planear, reflexionar y aprender nuevas habilidades:

  • Es más lenta.
  • Es voluntaria.
  • Requiere autocontrol.
  • Es capaz de aprender nuevos modelos y crear nuevos planes. 

Las personas que confían en usar la mente arriba hacia abajo, pierden el enfoque y conciencia del ambiente en el que se encuentran. 

Un psicólogo hizo una prueba. Le pidió a algunas personas que preguntaran si podían saltarse al inicio de la fila porque necesitaban utilizar el aparato. Por el tiempo de espera las personas accedieron.

Cuando tu mente esta espaciada o en la “zona” por esperar tanto tiempo en un lugar eres mas susceptible de acceder a lo que otra persona te dice sin cuestionar las razones

Esta atención te permite aprender nuevas habilidades. El mito de “la regla de las 10,000 horas” se basa en que te puedes volver un experto en una actividad por solo repetir. Pero eso no mejora tu desempeño. Debes ser consciente de los ajustes a la ejecución, porque no importa cuantas veces hagas algo, si lo haces mal de nada servirá.

El problema que esa “clave del éxito” como muchos le llaman es una verdad a medias. Ve el caso de los malos jugadores de golf, si todos los día realizan los mismo errores, aunque le inviertan todo ese tiempo ¡no mejorarán”.

En pocas palabras el experto usará su mente de arriba hacia abajo para reflexionar sobre la influencia automática. La influencia de abajo hacia arriba en el juego les permite mejorar su desempeño.

El psicólogo de la Universidad del estado de Florida Anders Ericsson que la “practica deliberada” y un nivel de atención son la clave para alcanzar el éxito. Las personas que se vuelven expertos resisten el impulso de la automaticidad creando un entrenamiento que mejore su desempeño actual. 

Todos los tipos de atención son valiosas 

Tener un enfoque limitado o una atención enfocada en objetivos no siempre es lo mejor. Suele ser más efectivo mantener una mente abierta y empezar a divagar.

Aunque muchas veces las personas tienen el término divagar como un distractor que nos aleja de los objetivos. La realidad es que es posible alejar tu mente hacia algo valioso.

Esto sucede porque el divagar permite que crear un terreno fértil en tu mente para ideas valiosas.

Esa es la razón por la que esos momentos de reflexión son valiosos cuando se necesita probar con ideas o usar el pensamiento creativo.

Las personas que son muy buenas en tareas que necesitas mantener un enfoque intenso, como son los problemas matemáticos, pueden tener problemas para desconectar su enfoque para crear nuevas ideas.

Mantener el enfoque abierto te permite ser creativo ya que dejas entrar nuevas ideas. Este tipo de conciencia es útil cuando quieres imaginar posibilidades futuras y reflexionar sobre tus ideas.

Enfócate en mejorar tu fuerza de voluntad

Para cumplir tus metas requieres tener un gran enfoque, motivación y determinación. Estos aspectos son las cualidades que crean a una gran fuerza de voluntad. 

Es importante saberlo porque mientras mayor es el problema que enfrentas mayor fuerza de voluntad necesitarás.

Tu fuerza de voluntad juega un papel muy importante ya que fija el camino que tendrá tu vida. Si desde pequeño muestras una fuerza de voluntad alta es posible que tengas éxito en el futuro.

Por ejemplo aquí nos podemos basar en el experimento de los niños y los malvaviscos. Esta prueba fue hecha a fines de los años 60 por la universidad de Stanford y dirigida por el psicólogo Walter Mischel.

En el estudio se le daba a escoger dos opciones a los niños: una recompensa inmediata o si esperaban 15 minutos les daban dos recompensas.

Durante este tiempo el investigador salía de la sala, cuando se acababa el tiempo regresaban para ver quienes habían esperado y quienes no.

En este video de Arata Academy SPANISH explican un poco más sobre este experimento y los resultados que obtuvieron.

Por desgracia el autocontrol y la fuerza de voluntad no son cualidades con las que naces. Tienes que trabajarlas durante tu infancia y muchas veces en tu edad adulta. 

Daniel Goleman menciona que la forma más efectiva de desarrollar una gran fuerza de voluntad es haciendo lo que amas. 

Esto se debe a que esta fuerza aumenta si lo que haces refleja tus valores personales. Hacer lo que amas te motiva a luchar con gusto por lo que quieres lograr.

Aunque muchas veces la realidad es otra, ya que las personas terminan trabajando en algo que no se ajusta a sus valores. Por lo que el horario laboral se vuelve infinito y requiere mucho esfuerzo. 

Esto lo podemos ver todo el tiempo con personas que prefieren sacrificar su propio dinero para seguir con sus ideales que vender su idea. 

Enfócate en crear empatía 

Para tener buenas relaciones con los demás necesitas tener empatía. 

Según La enciclopedia de la psicología social la empatía se define al entendimiento de la situación de otra persona. Es entender la situación como si la vivieras sin tener que pasar por ella.

Pero para eso necesitas entender que la empatía toma tres formas principales:

  • Empatía emocional.
  • Empatía cognitiva.
  • Preocupación empática.

La empatía cognitiva es la que te permite ver las cosas desde los ojos de la otra persona. Te ayuda a entender la manera en la que los otros ven el mundo.

En pocas palabras con esta empatía logras observar los sentimientos de la otra persona pero no te permite sentir por lo que pasa la persona.

La empatía cognitiva es la que muchas veces puedes ver en psicópatas, estos son capaces de ver lo que otros sienten pero no pueden sentirlo con ellos. 

Por otro lado, la empatía emocional te permite sentir lo que las personas sienten. Si lo ves de cierta manera esto es un fenómeno físico ya que puedes sentir la emociones de otra persona en tu propio cuerpo.

Se hizo un estudio donde se tomaron imágenes de cerebros de personas mientras miraban a personas recibir cargas eléctricas. En las imágenes de los espectadores se notaba que los circuitos de dolor estaban activados (simulaban el dolor de otras personas).

Aunque estos tipos de empatía te permite ver y sentir por lo que pasa la otra persona, no te lleva a buscar el bien de la otra persona.

La tercera forma de empatía que se le conoce a la preocupación empática  va más allá de esas dos porque nos permite accionar por los demás. 

Toma el ejemplo de los doctores. Los que no pueden tener empatía con sus pacientes tienen más posibilidades de ser demandados que los que se preocupan por sus pacientes. 

Si lo ves desde los ojos de un paciente, tener a un médico que no se preocupa por tu bien puede ser algo preocupante. Al igual que alguien que se ponga a llorar tampoco es lo indicado. Lo que busca cada paciente es alguien que los ayude a solucionar su problema.

La preocupación empática existe cuando tu habilidad de entender lo que siente la otra persona te preocupa, lo que te lleva a  la necesidad de aconsejar y proteger. 

El balance ideal es tener preocupación empática. Pero al igual esta puede ser un arma de doble filo ya que la persona se basa en sus experiencias para determinar el sufrimiento de otra persona.

El contexto mayor  

Las personas suelen distraerse con las cosas que suceden a su alrededor o con planes de futuro a corto plazo.

El problema de este enfoque es que por pensar en estas cosas no pueden ver situaciones que pueden tener un impacto en el futuro.

Pero esto no es algo nuevo, este enfoque es parte de la naturaleza de los seres humanos. Los peligros de un futuro lejano no crean el mismo miedo que las amenazas cercanas.

Esto va desde pedir un préstamo para pagar el alquiler, o no pensar en nada más que en la pelea que tuviste. Los problemas que puedan aparecer en el futuro no se ven con tanta claridad por lo que no puedes actuar sobre ellas. 

Un ejemplo claro: El cambio climático. Ya sea que las consecuencias están sucediendo en este momento o no, es un problema que se ve a futuro. 

Aunque el enfoque está diseñado para actuar sobre problemas de un futuro próximo, ignorar este problema puede traer grandes consecuencias en el futuro.

El escritor William Gibson describe el futuro de una manera interesante “El futuro ya está aquí, solo que no se ha distribuido uniformemente”

Es posible que puedas ver varias cosas pero siempre existe la posibilidad de que te sorprendan con algo más. 

Puedes tener planeado toda tu vida y en un segundo todo puede cambiar. Puedes ver el ejemplo de las personas que vivieron la revolución industrial, el holocausto, la revolución tecnologica o las pandemias.

Este problema de enfoque se debe a un punto ciego en el cerebro, ya que el aparato de apreciación que alimenta al cerebro está vinculado a datos. Esto nos garantiza la supervivencia. 

Pero hay amenazas que son demasiado grandes o muy pequeñas que no le permite a nuestro cerebro verlo. 

Por eso ante amenazas globales los circuitos atencionales suelen no darle importancia. Por esa razón se suele centrar en cosas con menor importancia. 

La realidad es que vivimos en un mundo complejo y no tenemos  la capacidad cognitiva para entenderlo y actuar de forma correcta.

El cerebro resuelve los problema midiendo la complejidad de las cosas y se va por las decisiones más sencillas. 

Por ejemplo, imagina que existe un problema de embotellamiento en las calles. La solución más simple para solucionarlo es construir otra carretera.

Sin embargo, como esta nueva carretera reduce el tráfico, incita a que abran nuevas tiendas y que más personas pasen por la zona.  Al final esta solución sólo aumentó el tráfico porque ahora hay más capacidad.

Ver el contexto más amplio de los problemas te permite atender los efectos cercanos y también los del futuro.

El liderazgo bien enfocado 

Dirigir la atención del equipo hacia donde se necesita ir es una de las tareas principales del liderazgo.

Si se habla de liderar una organización exitosa, el enfoque es una de las necesidades para lograrlo.

Poder mover el enfoque de en equipo hace la dirección correcta y momento correcto, va a depender del nivel de autoconciencia del líder. 

Para ser un líder necesitas algo más que tu inteligencia, se debe de tener autoconciencia. Ya que es poco probable que un líder sea inspirador sin esta cualidad.

Todo el tiempo se escucha de jefes que son muy críticos y que parecen disfrutar empujando a su equipo más allá de sus límites naturales. 

Estas acciones lo único que hacen es crear un ambiente tóxico ya que su enfoque limitado en el “premio” no les permite ver cómo afectan a las personas. 

Ahora piensa en un líder que le presta atención a su equipo, que celebra pequeñas victorias y que muestra admiración por su trabajo.

Esta clase de líder tiene conciencia de sus obstáculos y es capaz de formar un equipo fuerte que puede solucionar estas brechas. Confían en las habilidades de los demás y dejan que hagan su trabajo a su manera.

El enfoque no solo ayuda a los líderes a manejar a su equipo sino que ayuda a cumplir con la visión.

Mientras más clara y enfocada sea la visión de un líder, tendrá más posibilidad de convencer a los demás a que trabajen para lograrla. 

En cualquier plan de negocios una gran visión juega un papel importante. Para que esta visión se haga realidad se necesita de un gran líder que sea capaz de comunicar y convencer a los demás que vale la pena lograrlo.

El fundador de la empresa de maquinas de coser, Issac Singer, creó un cambio en las personas de esa época. 

En el siglo XIX la idea que dominaba era que las amas de casa no podían operar aparatos mecánicos. Pero la visión de Singer era que si podían y que comprarían las máquinas.

¡Esta era una idea revolucionaria!

Siguiendo con su visión Singer ofrecía créditos a las mujeres para que pudieran tener acceso a sus máquinas.

Solo en el año 1876 Singer vendió más de 262,316 máquinas de coser, una cifra extraordinaria para esa época. 

Te recomiendo leer: 5 niveles del liderazgo-John Maxwell

Los lideres ayudan a otros a ser exitosos.

Los líderes inspiradores ven más allá de su comodidad y son motivados ayudar a otros personas a ser exitosos 

Los jefes se concentran solo en el premio sin importar el impacto que se tiene en las otras personas.

Los líderes inspiradores se esfuerzan por empoderar a las personas de su equipo mientras apoyan a la comunidad.

Es lógico que las empresas necesitan líderes que puedan producir grandes resultados. Pero en lugar de solo enseñar lo necesario para la tarea, un buen líder conoce y desarrolla el potencial de cada miembro de su equipo.

El término líder no solo se usa dentro de una empresa, cualquier persona que influya o guíe a los demás hacia un objetivo se le considera un líder.

Tu puedes ser el líder de tu familia, en la comunidad o en medios de comunicación. 

Ve el ejemplo de la compañía de Ben & Jerry´s , para uno de sus sabores más populares (brownie con chocolate y caramelo) usan brownies reales para crear este helado.  

Ellos obtienen los brownies de Greyston Bakery, un horno que se encuentra en un barrio muy pobre en el Bronx. 

Greyston Bakery contrata a personas que se les dificulta encontrar trabajo. Su lema es: “No contratamos a personas para hornear brownies. Horneamos brownies para contratar personas”.

Este es un ejemplo de la visión de un líder inspirado. En contraste los líderes poco empáticos no pueden ver el impacto que tienen en los demás. 

La falta de conciencia te puede traer consecuencias negativas. Ve el caso del director ejecutivo de BP, Tony Hayward. 

Las primeras semanas después del desastre de petróleo en el Golfo de México el CEO le dijo a la prensa “No hay nadie que desee que todo esto se termine más que yo, deseo mi vida de vuelta”

Esta declaración la dio mientras que varias especies animales morían y gente del golfo estaba afectada por este desastre. 

No se veía preocupado o con remordimiento por las víctimas, el CEO se mostraba molesto sin asumir ninguna responsabilidad. 

Este comportamiento hizo que la gente mostrara desagrado por Hayward y la compañía BP. Todo por la falta de conciencia que tenía su CEO ante esta situación.

Este es un ejemplo de lo que sucede cuando los  líder no puede ver cómo sus acciones afectan a los demás. 

Para poder anticipar qué tipo de reacción tendrán tus acciones, primero debes entender cómo te ven y para eso necesitas tener conciencia de tu parte. 

Medita

La meditación te ayuda a enfocarte en solo una cosas y a evitar distracciones

La atención no es un don que tengas al nacer. Es  una especie de músculo mental que puedes fortalecer y trabajar con ejercicio.

La forma de lograrlo es aprender a ser consciente cuando te desvías. Corregir esto te ayuda a ser mas enfocado

Si alguna vez has intentado meditar sabrás que después de un tiempo es probable que comiences a divagar. No te preocupes porque esto está no está mal. 

Lo principal es que seas consciente que tu atención se va para traerla de vuelta y seguir enfocado en tu respiración. 

Como cualquier entrenamiento, meditar funciona de la misma forma, mientras más repeticiones hagas más poderoso se vuelve el músculo.

Este proceso de tener conciencia de los proceso de tu mente se le conoce como metaconciencia.

Esta clase de meditación mejora tu capacidad para separar tu enfoque de una cosa y cambiarla a otra. Te ayuda a darte cuenta cuándo tú mente divaga y fortalece la capacidad de concentrarte en lo que importa.

La próxima vez que te des cuenta de que está revisando tu correo electrónico para distraerte, asegúrate de registrarlo y volver a concentrarte en la tarea.

Esto será de gran ayuda cuando esté bajo presión. Normalmente cuando te sientes de esta manera pasas por un proceso de congelamiento. Sientes que no puedes hacerlo porque tu mente está en blanco.

En esos momentos, practicar la metaconciencia te va a permitir notar que estás ansioso y dar ciertos pasos para calmarte. Como las respiraciones lentas y profundas para continuar con la tarea. 

Los pensamientos felices son importantes para estar motivados

¿Has sentido que mientras más motivado estás, las tareas difíciles se vuelven sencillas?

La razón es que trabajar o vivir con la actitud correcta aumenta tu motivación para hacer las cosas.

Cuando estás con un estado de ánimo positivo el prefrontal izquierdo de tu cerebro está muy  activo. 

Esta es la parte de tu cerebro que se encarga de entregar recompensas como la dopamina.

Por esta razón mientras trabajas sientes cómo será todo cuando logres cumplir con esta meta.

Esto es lo que motiva digamos a los estudiantes como profesionistas que siguen trabajando hasta altas horas de la noche para terminar un trabajo.

Otro efecto de tener una actitud positiva es que tu enfoque le da forma a tu realidad por lo que tiene grandes consecuencias en la forma que manejas los desafíos.

Ser positivo abre tu mente para que puedas experimentar cosas o te relaciones con nuevas personas. 

Por ejemplo mudarse a otra ciudad o país puede ser una decisión que da miedo. Una persona positiva lo verá como una aventura llena de emociones. 

Esto sucede porque el pensamiento positivo de esta persona permite enfocarse en las nuevas experiencias, aceptar los cambios y manejarlos mejor.

Esto se aplica también a crear planes para el futuro. Es más probable que la persona sea optimista sobre objetivos a largo plazo si se concentra en lo que disfrutaría hacer, habilidades que desea aprender y en las fortalezas que ha desarrollado.

Si por otro lado, te concentras en tus defectos o las dificultades que tendrás, es posible que te desmotives y no des el primer paso.

Conclusión 

Mantener la concentración hace que trabajes de mejor manera y que tu desempeño sea bueno para alcanzar lo que te propones.

Una vida enfocada a ti mismo, los demás y a un contexto más amplio (como en el mundo en donde vivimos) son las piezas claves que te permiten vivir una vida más completa. 

Este es un libro algo técnico pero valioso para entender la importancia de la atención en todos los aspectos de tu vida.

Daniel Goleman
Daniel Goleman

Daniel Goleman es un psicólogo, periodista y escritor. Adquirió su fama mundial a partir de la publicación de su libro Emotional Intelligence (EI) en 1995.

Te recomiendo leer: El sutil arte de que te importe un caraj*

Compartir
No hay comentarios

Deja tu comentario