¿Qué son las habilidades blandas?

¿Te imaginas a un médico muy inteligente que no tenga empatía para hablar con sus pacientes?, o ¿Un líder que no sabe cómo transmitir lo que quiere al resto de la organización?

Tener las habilidades técnicas para realizar un trabajo es importante, pero si no se complementan con las habilidades propias de una persona, de nada les servirá. 

En este artículo escribiré de las habilidades que muchas veces no se toman en cuenta: las habilidades blandas o como se deberían de llamar, habilidades humanas. 

Jack Welch, el CEO que llevó a GE a un nuevo horizonte, donde ningún otro CEO lo había podido llevar.

Jack Welch fue conocido por muchos como el mayor líder de su época. Durante su mando (1981 a 2001), transformo a una empresa conocida por electrodomésticos y bombillas a una corporación multinacional enfocada en servicios financieros, medios y productos industriales. 

Pero ¿Cómo Jack Welch llevo a la empresa a tal transformación? Para entender, tienes que profundizar un poco más en el tipo de persona que era. 

Jack Welch siempre se imaginó a GE como una máquina eficiente que podría aceptar el cambio con calma y ganar a lo grande. Sabía que para lograrlo, tenía que permitir a los empleados trabajar de una forma sencilla, rápida y segura. Para lograrlo necesitaba mejorar la cultura de la empresa, y la mejor forma de hacerlo era empezar desde arriba. Para Welch el término “manejar” le daba una imagen negativa, como si se tratará de mantener a la gente en las penumbras, o controlar y mantener el ojo sobre las personas. Su objetivo era liderar, crear una visión y hacer que la gente se sintiera apasionada por su trabajo.

“Si temes que tus empleados sean mejores que tú, habrás fracasado como líder”- Jack Welch

Fue así como en la época de 1980 se lanzó Work-Out, una iniciativa de productividad para acabar con la burocracia. Con esto cada persona podía usar su juicio estratégico para crear nuevos proyectos. Lo que pretendían era que cada persona dentro de la empresa pudiera ver la conexión entre lo que hacían y el impacto que tenía en el mercado.

Para esto se necesitaba que todas las obligaciones y acciones fueran claras para todos los involucrados. Pero no se detuvo ahí, su deseo de ordenar y simplificar las cosas se vio reflejado en el nombre que en 1986 cambio de General Electric a un simple GE.

Durante su amplia trayectoria logro realizar cambios teóricos y algunos objetivos difíciles. Uno de estos objetivos fue cuando impulso a que todas las empresas de GE fueran las primeras o las segundas en su sector.

Al jubilarse, Jack Welch siguió siendo un consultor para la empresa y lanzó junto con la Universidad Strayer el Instituto de Gestión Jack Welch.

Te recomiendo leer: El líder resonante crea más 

¿Son importantes las habilidades blandas?

Un estudio de la Universidad de Harvard reveló que el 85 % de los logros son gracias a las habilidades blandas y habilidades interpersonales. Esta estadística fue publicado por la fundación Carnegie en 1918.

Lo más sorprendente de esto es que, en el 2010 La sociedad Estadounidense para la Capacitación y el Desarrollo mostró que los empleadores estadounidenses gastaron 171.5 billones de dólares en entrenamiento, siendo el 27.6% para desarrollar habilidades blandas.

Es sorprendente que aun sabiendo  que las habilidades blandas son seis veces más valiosas para lograr el éxito laboral, las empresas sigan invirtiendo grandes cantidades de  dinero en enseñar habilidades duras.

Tal y como lo viste con la historia de Jack Welch, se requiere mucho más que saber que hacer para llegar a lo que deseas. 

Antes de empezar a definir qué son y cuáles son estas habilidades blandas, quiero que pienses por un minuto en una maestra/o que te haya marcado de forma positiva durante tu infancia.

Es posible que no haya sido el material que enseñaba lo que causo un impacto en ti, sino la manera en como lo explicaba. Pues algo así sucede con estas habilidades, ya que aunque todo el mundo tenga la misma información, la manera en la que se utiliza va a depender de cada persona.  

¿Qué son las habilidades blandas? 

De acuerdo a la UNESCO las habilidades blandas son patrones de pensamiento, sentimientos y comportamientos que están socialmente determinados y se pueden desarrollar a lo largo de la vida para producir valor.

Las habilidades blandas pueden involucrar rasgos de la personalidad, motivaciones y aptitudes de una persona. Estas habilidades son vitales, ya que juegan un gran papel en la mayoría de las interacciones con otras personas, tanto en lo laboral como en lo personal:

  • En lo laboral: puedes negociar para ganar un nuevo contrato, presentar una nueva idea, creando redes para un nuevo trabajo, trabajar de una forma correcta con tu equipo, entre muchas otras cosas más. 
  • En lo personal: las habilidades blandas se usan para construir grupos de amistad, conocer nuevas personas o mantener una buena interacción con ellas. 

Estas habilidades blandas se usan todos los días y son útiles tanto en la vida profesional como en lo personal

Por desgracia, como estas características son distintas para cada persona, hace que sea difícil de medir o de calificar, ya que son aspectos que definen el comportamiento de una persona.

Pero una de  ventajas es que no son exclusivas de un solo trabajo o de una posición, sino que son propias de cada persona, volviéndolas versátiles y adaptables.

Al ser útiles en cualquier entorno o trabajo, las personas no se sienten atadas a solo una posición o situación. 

que son las habilidades blandas

Entre las habilidades blandas se pueden encontrar: 

  • Actitud positiva
  • Pensamiento creativo 
  • Trabajo en equipo 
  • Habilidades de comunicación 
  • Liderazgo 
  • Motivación 
  • Resolución de problemas.

Así es como muchas veces las personas suelen utilizar las habilidades blandas para referirse al lado emocional de cada persona en lugar del lado intelectual y técnico de las acciones. 

Cada persona ha pasado por un proceso de reclutamiento y sin saberlo puede dividir sus tareas durante el día en dos: habilidades blandas y habilidades duras. 

Si bien en cada trabajo, existen algunas actividades que se deben realizar dentro de tu puesto.

Por ejemplo, al trabajar como un agente de servicio al pasajero, me encargaba de conocer el funcionamiento del sistema, para poder hacer reservaciones, cambios de vuelo, el pago de compensaciones, entre muchas otras cosas más. 

Este tipo de actividades vendrían siendo parte de mis habilidades duras, ya que las necesitaba para poder realizar mi trabajo.

Pero así como había habilidades duras (lo técnico del puesto) también necesitaba poner algunas habilidades de mi persona a este puesto.  

Pararte frente de los pasajeros para decirles que su vuelo estaba cancelado, demorado o sobrevendido, requería controlar tus emociones y decir lo que necesitas decir sin que tus emociones te sobrepasen. 

Para los que han trabajado en un puesto de atención al cliente no me dejarán mentir, lo técnico del trabajo en un par de meses lo aprendes y te lo memorizas. Lo difícil es pararte frente al cliente y escuchar los insultos, historias tristes o casos de urgencia y quedarte en una posición imparcial para hacer tu trabajo como debes hacerlo.

Tal vez y nunca llegue a usar lo que aprendí del manejo del sistema, ya que este suele cambiar de forma constante, pero estoy segura de que mejorar mi control sobre las emociones, será algo que usaré por el resto de mi vida, en cualquier otro trabajo en el que este. 

Diferencias entre las habilidades duras y habilidades blandas 

diferencia habilidades bandas y duras

Estos dos tipos de habilidades son necesarias para desempeñarse con éxito en un área de trabajo. Aunque las dos son importantes, suelen tener grandes diferencias la una con la otra.

Habilidades duras

Las habilidades duras también se le conocen como habilidades técnicas, que son específicas del trabajo o puesto en el que te encuentres. Se puede decir que cada puesto dentro de una empresa conlleva una serie única de habilidades duras. 

Por ejemplo, la lista de lo que necesita conocer un contador va a ser muy distinta a la lista que tendrá el desarrollador de una empresa. El contador necesita saber conciliar extractos bancarios, en cambio, un programador  necesita conocer un lenguaje de programación que se ajuste a las necesidades de la empresa. 

Un programador no necesita saber lo que sabe un contador, ni el contador necesita tener los conocimientos de un programador.

Estas habilidades técnicas o procesos las puedes aprender en la escuela, en una capacitación, libros o cursos o con la práctica. Al ser una actividad necesaria para tus tareas, son fáciles de medir y evaluar ya sea en las empresas o en las escuelas. 

Una de las grandes comparaciones entre estas dos habilidades, es que en las escuelas todo el sistema educativo está diseñado para preparar a los niños para adaptar las  habilidades duras para futuros trabajos.

Por ejemplo, cuando decides tomar la carrera de administración empresarial, tus años  se enfocan en enseñarte las técnicas que necesitas en este puesto. Como: 

  • Macroeconomía 
  • Gestión de proyectos
  • Contabilidad
  • Mercadotecnia 

 El problema es que los niños salen de las escuelas conociendo de pies a cabeza como llevar la gestión de una empresa, pero sin saber la forma de transmitir su visión o resolver las cosas que se les presenten.

Habilidades blandas

Las habilidades blandas , en cambio, son características generales del rasgo de la personalidad, que le dan forma a la manera en la que haces las cosas y de como te desenvuelves con los demás. que dan forma a como se trabaja por tu cuenta o con los demás. Si bien las habilidades duras son necesarias para realizar con éxito las  tareas técnicas en tu trabajo, las habilidades blandas son necesarias para crear  un ambiente de trabajo positivo y funcional. 

Esta es la razón por la cual algunas empresas pueden preferir contratar a personas que tengan un buen conjunto de habilidades blandas en lugar de habilidades duras. Ya que las habilidades blandas a veces son más difíciles de desarrollar y aprender. 

Por ejemplo, si para una empresa le es muy importante la cooperación y la comunicación entre áreas, se van a enfocar en contratar a personas que sean buenos jugadores de equipo y que sepan comunicarse. 

Habilidades blandas que buscan las empresas 

Las empresas están empezando a buscar y a valorar cada vez más las habilidades blandas en un candidato. Por esa razón, en esta lista conocerás alguna de las habilidades blandas más solicitadas por las empresas. 

Habilidad blanda: Comunicación 

Las habilidades de comunicación son importantes, ya que te permite expresar tu punto de vista, lo que es vital para el progreso de cualquier proyecto. Dentro y fuera del trabajo es importante saber comunicarte, se trate de tus clientes, compañeros o vendedores, debes poder expresar tus ideas o conocimiento.

Para lograr mantener una buena comunicación necesitas poner en práctica otro tipo de habilidad, la cual es la: escucha activa.  La escucha activa no solo se trata de escuchar lo que la otra persona  te está tratando de decir, sino de entender lo que te está diciendo. 

Esta habilidad de comunicación tiene como intención escuchar con atención y de forma activa lo que la otra persona está tratando de decir.

Los reclutadores buscan colaboradores que puedan: 

  1. Comuniquen bien sus ideas.
  1. Escuchen a los demás.
  2. Tomen en cuenta las ideas de su equipo.

Piensa que una buena comunicación es la base de todo lo que haces, ya que te permite resolver problemas, expresarte con los clientes y desenvolverte con tu equipo.

Te recomiendo leer: Rompe las barreras del no

Habilidad blanda: Pensamiento crítico

Sin importar en qué trabajo estés, es importante saber analizar la situación para tomar decisiones correctas. Las empresas valoran a las personas que son capaces de entender el problema y pensar de forma crítica para diseñar la solución adecuada.

Así que si lo que quieres es trabajar tu pensamiento crítico, estos son algunos consejos que puedes seguir para trabajar esta habilidad: 

  1. Sé curioso: interesate por lo que pasa a tu alrededor.
  2. Duda: Pregunta si las fuentes de información son correctas, de esta forma  aprenderás a diferenciar lo verdadero de lo irreal.
  3. Justifica: Busca razones. Explica tus puntos y comparar ideas. 
  4. Mira diferentes puntos de vista: Escucha y entiende las ideas que tienen las personas sobre el tema.
  5. Profundiza más sobre el tema.

Habilidad blanda: Liderazgo

Aunque no todos los trabajos tienen una vacante en un puesto de liderazgo. 

Muchas empresas quieren saber si tienes capacidad de toma de decisiones, manejo de personal o situaciones.  

Si dentro de tus metas está convertirte en un gerente, necesitas demostrar que eres alguien que puede manejar y solucionar cualquier problema.

Otras habilidades dentro del liderazgo incluyen:

  1. Solucionar conflictos entre personas 
  2. Hacer decisiones ejecutivas 
  3. Motivar a los colaboradores 
  4. Colocar y medir las metas

Te recomiendo leer: ¿Qué es el liderazgo?

Habilidad blanda: Inteligencia emocional

La habilidad blanda de la inteligencia emocional es la capacidad de percibir, evaluar y de responder tanto a tus emociones como a la de los demás. Eso significa que eres capaz de pensar de forma empática sobre las personas a tu alrededor y de las relaciones que se desarrollan en tu entorno laboral.

Esta es una habilidad valorada para las empresas, ya que ser capaz de leer las emociones de tus compañeros y responder con compasión a ellas es algo fundamental. 

Una encuesta realizada por CarrerBuilder mostró que el  71% de los empleadores valoraban más importancia la inteligencia emocional sobre el coeficiente intelectual. 

Pero no solo eso, sino que en esta misma entrevista vieron que el 75%, mencionó que tenía más probabilidad de ser promovidos los empleados con un alto (CE) que los que tenían un alto (CI). 

Habilidad blanda: Empatía

La empatía es la capacidad que tienen las personas para “ponerse en los zapatos o en la situación de las otras personas”, esta capacidad es lo que te termina volviendo solidarios ya sea con sus compañeros o las personas que te rodean.

De igual manera, esto se puede traducir como entender las debilidades y las fortalezas del grupo en el que te encuentras. Pero no solo es eso, sino que es ver que es los motiva, inspira o anhela. 

Para lograrlo debes tener la capacidad de entender cómo te diriges a tu grupo y la forma en la que te perciben.

Habilidad blanda: Adaptabilidad

Los cambios se han visto como una gran parte del ambiente laboral moderno, aun si no contamos las dificultades con las que vivimos este 2020. Los cambios de la tecnología hacen que hagamos las cosas de una forma diferente, ya sea en nuestra forma de vida, como en el aspecto laboral.

Estos cambios nunca se detendrán, por lo que debes tener la habilidad blanda de la adaptabilidad. Por la pandemia, muchas empresas se vieron obligadas a cambiar sus actividades a un formato remoto, usando videollamadas como herramientas habituales. Todas estas cosas requieren a empleados capaces de adaptar estos nuevos métodos o nueva tecnología a su vida diaria. Esta transición no fue fácil para todas las personas y a algunas les costó más aceptar el hecho de que las cosas estaban cambiando y que no había nada más que hacer. 

Habilidad blanda: Trabajo en equipo 

Los reclutadores buscan candidatos que puedan trabajar y acoplarse al  equipo. SI las personas pueden trabajar juntas de una forma armónica, esto aumenta las posibilidades de que se cumplan las metas y que se cree un ambiente laboral ideal.

Trabajar en equipo requiere entender que todos los trabajadores tienen una personalidad diferente y única, que les permite dar lo mejor de sí dentro de áreas o tareas específicas.

El trabajo en equipo es esencial para tener éxito en tu trabajo, no importa en qué industria o posición te encuentres. Saber trabajar con tus clientes, colegas, gerentes y otras personas te puede ayudar a completar tareas de una forma efectiva, mientras creas un ambiente agradable tanto para ti como para las otras personas.

Las empresas que enfatizan el trabajo en equipo, son por lo general empresas saludables con un alto funcionamiento.  

Habilidad blanda: Ética profesional 

Tener ética profesional es un atributo muy solicitado dentro de las empresas, llegar a tiempo al trabajo respetando los tiempos indicados, estar enfocado y organizado es algo fundamental.

Refleja que eres capaz de manejar tu tiempo de manera óptima para cumplir con las tareas que se te asignan. Las personas con una alta ética laboral no tienen problemas de trabajar sin supervisión, ya que son capaces de respetar lo que deben hacer tengan un gerente o no.

Por desgracia, la ética profesional es algo difícil de enseñar. Así que si tienes ética profesional encuentra una forma de mostrarlo dentro de tu entrevista y quedarán impresionados.

La ética profesional se basa en:

  1. Ser responsable
  2. Puntual
  3. Constante en las actividades (autodisciplina)
Hace unos años trabajé con una persona que contaba con una destreza para todas sus actividades. 

Le podían explicar cualquier proceso y lo hacía sin ningún problema. Lo único que le impedía llegar a un puesto más alto fue la falta de responsabilidad y constancia. 

Aunque mis jefes lamentaron mucho tener que decirle adiós. Por lo mucho que podía entregar. 

Mi compañero aprendió que de nada servía ser inteligente  si no contaba con la ética profesional necesaria.  

Así que empieza a darle la importancia que merecen estas habilidades y busca capacitarte en cada una de ellas. 

Conclusión 

Es lógico entender que las empresas estén más empeñadas en encontrar a personas con alto porcentaje de habilidades duras para hacer el trabajo, ya que es algo de lo que depende los resultados de la empresa. Pero para tener un balance adecuado no solo te debes centrar en las habilidades técnicas, también debes enfocarte en contratar a personas con un alto nivel de habilidades personales. ¿Te gustaría tener en tu equipo a una persona inteligente, pero un completo tonto, con un ego enorme que no le permite trabajar en equipo? Supongo que la respuesta es no.   

En este artículo aprendiste la importancia que existe detrás de cada una de ellas, ahora solo resta que te pongas el propósito de trabajar con ellas.   

COMPARTÍR

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. NO CABE LA MENOR DUDA QUE SI SE VAA INTERACTUAR CON PERSONAS, ES NECESARIO CONTAR CON UNA CONSCIENCIA HUMANA SENSIBLE YA QUE SOLO SE ES UN SER HUMANO A TRAVES DE OTRO HUMANO Y ENTRE MAS EMPATIA Y FORMAS DE COMUNICACION ADECUADAS SE TENGAN MAS BENEFICA Y PLASCENTERA SERA LA INTERACCIÓN.

OTROS ARTÍCULOS SIMILARES