Top

La autocompasión y el papel de víctima

Hace unos años mi esposo y yo sentimos que la suerte no estaba de nuestra parte.

Mi esposo hizo un negocio que al principio parecía bueno. Cerró un trato con una persona con la cual iba ahorrar $20,000 en material de oficina. La operación fracasó. Por ahorrar $20,000 y no hacer el trato con la empresa con la que normalmente se hacia perdimos $90,000 de la noche a la mañana.

“Este tipo de errores no me deben suceder. Soy muy bueno en negociaciones para perder dinero de una forma tan 3stup1d2.”

En ese mismo año se me cayó de la bolsa una paca de $50,000.

Meses después la señora de la limpieza nos robó dos pacas de $50,000

Nos gusta tener control. Y este tipo de situaciones no lo dejamos pasar tan fácil. Estuvimos un tanto negativos por algunos meses:

-“ ¿Cómo nos pudo pasar esto?”

– “Este tipo de errores no nos deben suceder”. 

-”Perder dinero de formas tan t0nt2s no son perdonables”

La autocompasión es perjudicial. ¡Deja tu papel de víctima!

Sin duda fue una situación mala. Pero lo importante de las situaciones malas es aprender de los errores para no volverlos a cometer y mirar al futuro. La vida se trata de eso. De errar y aprender. Somos humanos y cometemos errores. No somos perfectos. 

Lo importante es cómo respondes ante los problemas. Eso define tu carácter y calidad de vida. Puedes elegir sentarte con una tristeza perpetua o levantarte y atesorar el regalo más grande y preciado que tienes: La vida.

Lecciones aprendidas. 

  1. Tener más cuidado con las personas que entran a nuestro hogar.
  2. “Lo barato a veces sale caro” 
  3. ¡Tener más cuidado con cosas personales! (Soy una persona distraída así que créanme, aprendí a ser muy cuidadosa después de esa situación)

***

¿Qué es la autocompasión?

La autocompasión según el Merriam-Webster es “una morada autocomplaciente de tus propias penas o desgracias”.

Todos hemos estado ahí antes: 

  • Cuando no logramos lo que queremos, 
  • Cuando se toman malas decisiones, 
  • Cuando somos ignorados o decepcionamos a otros. 
  • O cuando perdemos dinero ?

Queremos ser perfectos. Pero como dije, somos humanos, y eso no es posible. 

Cuando nos sentimos desanimados, avergonzados, rechazados a menudo respondemos mal y criticamos nuestros fracasos. Aumentamos el dolor. A esto se le llama “autocompasión”.

3 elementos negativos de la autocompasión

  • Auto-juicio.

La autocompasión te vuelve crítico ante tus errores. Tus fallas terminan afectando más de lo que se debe. El enfrentar situaciones o experiencias dolorosas hace que te enojes y juzgues. Aumenta tu estrés, frustración y autocrítica. 

  • Aislamiento.

La frustración de no tener las cosas como quieres va acompañada de una sensación de aislamiento irracional.  Llegamos a pensar “solo me pasa a mí.” Una personas con autocompasión se aísla. Sienten que son los únicos que sufren y cometen errores.

  • Falta de atención plena 

La atención plena es un estado mental receptivo, sin prejuicios. En él se observan los pensamientos y sentimientos tal como son, sin suprimirlos o negarlos. 

Las personas con autocompasión negativa tienen sentimientos suprimidos o exagerados. Piensan que son los únicos con problemas. No observan sus pensamientos y emociones negativas con franqueza y claridad. Ignoran su dolor y sienten compasión por ellos mismos.

Solo se preocupan por ellos mismos. Eso es lo peligroso de la autocompasión. No te permite ver lo que tienes alrededor, te concentras en ti y te olvidas de los demás.

La autocompasión es una elección

Cuando caes en la depresión de la autocompasión, permites que tome el control de tu vida. Te vuelves completamente absorto en ti mismo. Es destructivo detenerse en eventos negativos y llevar esa amargura y resentimiento hacia adelante. Cuando mantienes tu enfoque en el dolor pierdes el control de tu vida.

Está bien llorar, sentir lástima por ti y tus circunstancias, deprimirte o enojarte. Pero en algún momento debes sacudirte, dejar atrás el pasado y no dejar que te consuma por completo. De lo contrario, no podrás aprender de la experiencia y avanzar de manera constructiva.

(En este artículo no estoy tocando la depresión clínica. Esto es algo totalmente diferente.)

Si culpas a las circunstancias y te enfocas en cosas negativas, estás renunciando a la responsabilidad y el control.

Te quejas y sientes pena por ti sin darte cuenta de lo grandiosa que es la vida.  Y si, van a suceder cosas malas, pero lo importante es cómo reaccionas ante ello. Todo es subjetivo. 

Puedes optar por difundir tu miseria o superar tus circunstancias.

La autocompasión es una forma de egoísmo. Solo piensas en tu sufrimiento. Te hace menos consciente de las necesidades y el sufrimiento de los demás.

La historia de Nick James Vujicic

Nick James Vujicic nació sin sus cuatro extremidades.  A pesar de eso, decidió tomar el control de su vida. No dejó que sus circunstancias definirán su futuro. 

Se especializó en contabilidad y planificación financiera, ha viajado alrededor del mundo dando pláticas motivacionales, es director de Life Without Limits, una organización para personas con discapacidades físicas. 

Además es escritor de:

  • “Un corazón sin fronteras” (2014)
  • “Un espíritu invencible: El increíble poder de la fe en acción” (2012) 
  • “Una vida sin límites: Inspiración para una vida ridiculamente feliz” (2010)
  • “Amor sin límites” (2015)
  • “Un Alma Valiente: Descubre la fuerza que hay en ti para vencer el bullying (y otras adversidades).” (2014)

Ha participado como actor , productor y ha sido invitado a varias entrevistas. una de ellos fue con Oprah Winfrey en enero del 2013

Mejoró sus circunstancias hasta donde pudo controlarlas. Tomó decisiones positivas y asumió la responsabilidad de su futuro.

No hay lugar para la autocompasión en la vida ocupada de Nick James porque no se concentra en sí mismo. 

Él da generosamente a otros que siente que son menos afortunados. Es un claro ejemplo para superar la autocompasión e inspirarte a lograr una vida maravillosa.

¡Puedes elegir levantarte y disfrutar de la vida! Estás a cargo de tu propia felicidad. Es tu responsabilidad personal.

Así que adelante, llora, y siente pena por ti mismo y quédate en la cama todo el día.  Vive tu realidad. Está bien e incluso es saludable hacer eso. ¡Pero luego déjalo ir!

No dejes que te consuma la vida. No estás solo o sin amor. Recuerda que hay otras personas en tu vida que te necesitan. ¡Hay personas que ni siquiera has conocido que te necesitan! No puedes ayudar a nadie más si solo te ves a ti mismo.

Compartir
No hay comentarios

Deja tu comentario