Top

Gestión de proyectos, principios básicos.

La gestión de proyectos implica la planificación y organización de los recursos de una empresa para mover una tarea, evento o deber específico hacia su finalización. Puede involucrar un proyecto único o una actividad continua, y los recursos administrados incluyen personal, finanzas, tecnología y propiedad intelectual.


Según La Real Academia Española el término gestión es: “Acción y efecto de administrar”.

El término gestión de proyectos es la manera que organizas y manejas los recursos necesarios para completar algún proyecto dentro de tu organización.

grupo de personas gestionando un proyecto, con distintas fases. dibujo con fondo blanco, personas vestidos de ejecutivos

Para que esto sea posible la gestión de proyectos debe de integrar algunos puntos claves para lograr que el proyecto cumpla con el objetivo durante todas las etapas.

Puntos clave

  • En un nivel muy básico, la gestión de proyectos incluye la planificación, el inicio, la ejecución, el monitoreo y el cierre de un proyecto.
  • Existen muchos tipos diferentes de metodologías y técnicas de gestión de proyectos, incluidas las tradicionales, en cascada, ágiles y lean.
  • La gestión de proyectos se utiliza en todas las industrias y es una parte importante del éxito de las empresas de construcción, ingeniería y TI.

¿Qué es la triple restricción?

Antes de empezar debes de considerar algunas limitaciones con las que te podrías topar mientras desarrollas tu proyecto. A estos puntos se les conoce como “La triple restricción”.

  • El dinero:

¿Cual es el presupuesto que tenemos para realizar el proyecto?. 

  • El tiempo:

¿Cuanto tiempo es lo que tenemos para cumplir con un proyecto?. 

  • Calidad del proyecto:

¿Se podrán mantener los objetivos deseados?

Fases de una gestión de proyectos 

La gestión de proyectos se realiza necesariamente en fases, para mejorar el control y la calidad. Esto significa que un gran proyecto se desglosa en etapas más manejables, cada una con una entrega y secuencia específica.

Al final de cada fase, generalmente se realiza una revisión del producto entregable y del desempeño del equipo del proyecto. Esto ayuda al equipo a determinar si el proyecto pasa a la siguiente fase o si se somete a revisión. También determina cómo mejorar el rendimiento de todos los involucrados.

  • Análisis de viabilidad:

Fase inicial de cualquier proyecto. Debes de someter tu proyecto a un análisis previo para ver si tu idea es viable o no. Ya que a veces podrías tener mas problemas que beneficios al momento de ejecutarla.  

Si el análisis es positivo, es momento de pasar a la siguiente etapa.

  • Planeación:

En esta fase se definen todas las actividades a realizar y los recursos que necesitarás. 

Se debe de considerar hasta el más mínimo detalle, ya que un error puede traer consecuencias negativas.

  • Análisis del proyecto
  • Estimaciones de costo: Recursos humanos, materiales
  • Definir el plan
  • Negociar el contrato.
  • Ejecución:

Esta es la etapa donde la empresa  muestra todo su “Know how”.

En este paso se define:

  • Lugar de trabajo
  •  Roles de cada miembros de equipos,
  • Ejecución de tareas
  • Tiempo de entrega de cada actividad
  • Seguimiento/ Control:

Aquí es cuando empiezas a medir y supervisar regularmente el avance del proyecto. Esto con el fin de identificar ciertas variaciones que puedan existir respecto a la gestión del proyecto.

  • Cierre:

El cierre formal del proyecto. El proyecto solo se puede dar por terminado una vez que exista aceptación y cumplimiento de todos los requerimientos.

Puntos necesarios para una gestión de proyecto

Ya que conoces todas las fases por las que tiene que pasar tu proyecto. Tal vez te encuentres listo para implementar la gestión de proyectos dentro de tu organización.

Proceso: ¿Cómo funciona la gestión de proyectos?

El gerente del proyecto, junto con los miembros del equipo y las partes interesadas clave, elabora todo el plan del proyecto, lo que implica identificar objetivos, así como aclarar el alcance y el presupuesto. Luego, estos elementos son ejecutados por los miembros del equipo del proyecto en un proceso colaborativo que permite cambios y mejoras constantes. 

Los gerentes de proyecto deben emplear habilidades de gestión general para facilitar el trabajo del proyecto. Las habilidades que entran en juego aquí incluyen: planificación estratégica, contabilidad, comunicación, investigación y desarrollo, comportamiento organizacional, gestión del tiempo, además de la multitud de habilidades gerenciales relacionadas con el liderazgo, la motivación y la resolución de conflictos. 

-Definir por que es necesario que se realice el proyecto.

-Crear y desarrollar un plan de gestión para realizar el proyecto.

-Manejar el presupuesto del proyecto 

-Gestión de los tipos de proveedores 

-Monitorear el proceso base al plan acordado

-Motivar y liderar al equipo encargado de entregar el proyecto. 

Beneficios de la gestión de proyectos: 

– Los proyectos están más alineados con las estrategias de la organización.

-Logras que un 30% más de proyectos se terminen dentro del plazo de tiempo.

-Haces que más de un 20% de los proyectos cumplan con los objetivos planteados. 

-Aprecias de manera más general el estado del proyecto.


Ya que conoces todo la información que debe de llevar tu gestión de proyectos, te pregunto ¿Habías contemplado cada uno de estos puntos?

Si quieres saber más sobre cómo implementar un negocio o un proyecto:

Te recomiendo leer: Lean Startup.

Compartir
No hay comentarios

Deja tu comentario