Entrevista con Frappecito Mérida

En el 2018 dos jóvenes emprendedoras decidieron unirse para perseguir un sueño en común. Nunca se imaginaron que 4 años después la vida las llenarían de enseñanzas en su camino para llegar a ser una marca reconocida nacionalmente.

Lo que aprenderás en esta entrevista

En la entrevista de Frappecito Mérida aprenderás varias cosas:

  • Como una idea creativa puede crear un gran negocio.
  • La forma en que las fortalezas de dos personas pueden crear algo solido.
  • El verdadero poder del marketing en todas tus campañas.

Transcripción entrevista a Frappecito

Emilia Frappecito Mérida: Yo soy Emilia y soy una de las CEO de Frapecito, me encargo del area administrativa, las finanzas, nóminas y toda el área contable.

Alejandrina Frappecito Mérida: Mi nombre es Alejandrina soy la dueña de Frappecito y yo me dedico a todo lo que es operación y la producción para que sus frappes queden deliciosos.

Valeria Laparra (Devoradores de libros): Alejandrina y Emilia, ¿nos podrían contar la historia de Frappecito?

Emilia Frappecito Mérida: Ale y yo trabajamos juntas en una aplicación yucateca y nos dimos cuenta que hacíamos muy buen equipo en el área de ventas. Nos llegamos a perfeccionar en nuestra área y un día en nuestros roles pasamos por la plaza en donde estaba frappecito y vimos que habia una plaza…

Realmente la idea de negocio surge porque hace 10 años más o menos existía un lugar que se llamaba Frappe, nos encantaba ir porque era un lugar en donde podías ir con tus amigas, estudiar o ver al niño que te gusta.  Nosotras éramos niñas de secundaria/ preparatoria, entonces este negocio cerró de repente y nosotras nos quedamos como aaay… ¡porque! si a ese negocio le iba muy bien y nunca entendimos, creo que nadie de la sociedad yucateca entendió porqué cerró, porque le iba muy bien. 

Entonces ese concepto se eliminó y nosotros quisimos como “re-abrirlo” y darles a las niñas de hoy en día esa experiencia que nosotros tuvimos creciendo. Siempre supimos que iba a ser frappecito y ya cuando pasamos por la plaza vimos que habían unos locales justo en frente de este negocio. Estaba a dos cuadras antes, vimos el letrero que decía SE RENTA y nosotras como ¿le hablamos? y pues le hablamos. Le marcamos a la dueña de la plaza y en 5 minutos estaba ahí y nos dijeron tienen esta semana para decidir y fue cómo -“si ya tenemos la idea vamos a desarrollarla, pero vamos con todo” y cuando nos dimos cuenta pagamos el anticipo del local y dos meses después creamos frappecito.

Valeria Laparra (Devoradores de libros): ¿Qué es lo que hace innovador a frappecito?

Alejandrina Frappecito Mérida:  Bueno a mi parecer, yo creo que siempre van a existir negocios que se parezcan, que manejen los productos como los de frappecito pero lo que nosotras quisimos hacer es darle un giro, darle un nuevo concepto 100% mexicano. Nosotras no utilizamos ni una palabra en inglés o de cualquier idioma, tenemos la lotería. ¿Qué es lo que buscamos con frappecito? que la gente no solo venga por un frappe, sino que tenga una experiencia, que también tengan un aprendizaje de por medio. En el momento que vienen, por ejemplo el menú son personajes mexicanos si tu quieres pedir un frappe de mango no puedes pedir un frappe de mango con chamoy tienes que pedir un Luismi con chamoy ¿no?.

Entonces la gente cuando viene es impresionante como empiezan a vincular de que “Hay Luismi el sol de México” y ven la lotería que tenemos en la pared (que más adelante se las puedo mostrar si quieren), de repente ven a Miguel Hidalgo entonces los niños inmediatamente “Mamá Miguel Hidalgo es el de la independencia”. Entonces empezamos a crear un concepto en el cual la gente le gusta mucho el sabor pero le encanta el concepto. Se sienten en casa cuando vienen con nosotras.

Valeria Laparra (Devoradores de libros): ¿Cuál dirían ustedes que es el secreto del éxito de Frappecito?

Emilia Frappecito Mérida: Yo creo que innovar. Siempre buscamos formas de hacer las cosas diferentes.

Alejandrina Frappecito Mérida: Si, muchas veces hay ciertos negocios (no digo que sean todos), que abren sus negocios y no se dedican a conocer al cliente, no se dedican a lo que es la venta, que todo el personal cumpla con la reglas, que el personal agarre el concepto que tu le quieres transmitir a tus clientes. Muchas veces cuando los colaboradores no agarran ese concepto, cuando llegan las personas o los clientes no se les logra transmitir lo que nosotras siempre estamos pensando, entonces la forma en que lo hicimos fue:

”Okey vamos a estar nosotras en la barra, vamos a atender, a estar en cocina y aprender a cómo desarrollar todo lo que es Frappecito y ya de ahi podemos empezar a enseñar a los colaboradores mediante el ejemplo.”

 

No es una capacitación y ya, nosotras lo hacemos con ellos. Otra cosa también es que no nos quedamos sentadas, siempre estamos viendo que sigue, okey viene el Coronavirus okey como lo vamos a solucionar, que es lo que vamos hacer… Si te sientas a llorar no vas a solucionar nada, te tienes que parar literal o sentar y pensar cómo le vas a hacer. Fue ahí donde surgió la inauguración virtual (porque estabamos por inaugurar nuestra segunda sucursal) es ahí cuando surge hacer una lotería. ¿Que podemos hacer? vamos a progreso, vamos a poner ciertos horarios, no somos tanto de promociones, hemos implementado alguna pero siempre pensando más en el concepto que en regalar.

Valeria Laparra (Devoradores de libros): Si yo creo que todos los que hemos ido a Frappecito siempre las hemos visto ahí al pie del cañón. 

Emilia Frappecito Mérida:  Si, el que tiene tienda que la atienda.

Valeria Laparra (Devoradores de libros): Así es, Ale y Emilia ¿qué las motivó a emprender?

Emilia Frappecito Mérida: Yo creo que no hay nada más satisfactorio que ser dueña de tu tiempo, pero más que nada, de tu propio negocio, esta padre trabajar para alguien más mientras creces porque tienes que agarrar experiencia, nadie nace sabiendo, tienes que aprender. 

Entonces sirve de experiencia para darte cuenta que tienes las habilidades, tienes la experiencia y puedes ser capaz de tener tu propio negocio y así con tu socia los ingresos son para ti, no trabajas para alguien más. 

Alejandrina Frappecito Mérida: No vemos mal a la gente que trabaja, osea que no tiene su negocio, porque hay gente para todo, hay gente que le va super bien y tiene una super vida trabajando en un corporativo y esta super bien. A mi lo que me llevó a querer emprender aparte de que encontré como que un buen equipo con Emilia, la verdad es que somos diferentes, nos complementamos muy bien, pero al mismo tiempo cada quien tiene su forma de pensar, pero juntas hacemos un buen equipo.

Lo que me llevó a emprender fue que realmente, en todos los lugares en los que he trabajado creo que siempre implemente buenas ideas y siempre me gusto mucho el tema Mexicano y que vamos hacer esto, me encantan las ventas, me encanta el marketing, me encanta crear cosas nuevas y Emilia es igual, entonces al momento que decidimos emprender fue como

“Okey ahora las ideas las voy a plasmar en algo que va a ser un logro de las dos, en algo que puedo hacer y deshacer lo que yo quiera.”

Ahora si, mucha gente decide emprender para tener más dinero o decide por tener más tiempo, eso no pasa. Cuando estas en un corporativo terminas de trabajar a las 6:00/ 7:00 de la noche y listo hasta el día siguiente sigues con tus cosas.

Nosotras ya nos pusimos horarios pero al principio era de 6:00 am (porque teníamos que empezar a contar todas las notas) y hasta las 10:00pm u 11:00pm. Habian muchas veces que no nos daba el dinero, de donde salían las ventas y así fuimos creciendo y hoy por hoy pues lo hemos hecho bastante bien.

Valeria Laparra (Devoradores de libros): Emilia, ¿cuál crees que sea tu punto más fuerte?

Emilia Frappecito Mérida: Yo creo que mi obsesión con la perfección, soy muy perfeccionista y muy organizada, me gusta que haya un plan de negocios, que todo esté bien establecido para después llevarlo a cabo.

Yo creo que ese es mi fuerte, el ser muy organizada y soy muy detallista me fijo mucho en los detalles. 

Valeria Laparra (Devoradores de libros): Ale ¿cuál es tu punto más fuerte?

Alejandrina Frappecito Mérida: La verdad es que soy muy ingeniosa, osea siempre se me ocurre algo nuevo, la verdad es que igual a ella obviamente.

Emilia Frappecito Mérida: He ido aprendiendo de Ale, al principio no se me ocurría nada pero ya estoy orgullosa de que se me ocurren algunas ideas.

Alejandrina Frappecito Mérida: Ahorita la verdad casi todas las cosas que se están implementando la mayoría son de Emilia, ósea hay que confesarlo, pero a mi me encanta la cocina, no soy chef ni nada por el estilo pero me fascina crear nuevas cosas. Ahorita vamos a sacar una nueva línea en unos meses que se me hace dos días, y la verdad salió rico y le dije “oye ¿te gusta?”, lo probó la hermana también y le pareció delicioso.

Entonces también con las ideas de los nombres de los frappes igual fueron saliendo de que “oye Peña nieto” y entre las dos fuimos creando todo pero siempre hacerlo de una forma diferente, me acuerdo ahorita cuando llegue y te dije lo de la inauguración virtual, porque la segunda sucursal estaba en época de Coronavirus ¿Cómo inauguras? pues virtual ¿no? que yo creo que así va a ser de ahora en adelante. Y la verdad pues la idea la di y los premios y todo el rollo pero si Emilia no se hubiera puesto a “Oye hay que hacer eso, oye esta mal la ortografía, esto…”  de verdad yo lo hubiera hecho terrible sola. Entonces muchas veces acompañada puedes llegar más lejos. 

Valeria Laparra (Devoradores de libros): Eso es un gran trabajo en equipo, sin duda, bueno alejandrina ¿Cuál crees que ha sido el reto más grande de Frappecito?

Alejandrina Frappecito: Para mi el reto más grande ahorita ha sido lo del coronavirus, el hecho de tener que innovar, el hecho de que no sabes que va a pasar mañana, si mañana vas a poder abrir, si mañana no vas a poder, qué hacer para que la gente quiera seguir viniendo, como hacer que el dinero rinda, porque ahorita hay que pagar muchísimas cosas y hay veces que vemos que no vamos a tener ese dinero pero siempre surge una idea nueva y sacamos el dinero.  

Entonces yo creo que el reto más grande que yo he sentido más estrés, ha sido el hecho de innovar y seguir al pie del cañón a raíz del coronavirus.   

Emilia Frappecito: Si ese fue el reto pero también uno de los retos al principio fue lograr que la gente llegara y nos pidiera (que nos pidiera con el nombre de los frappes). Hoy por hoy (dos años después) ya llegan “me das un Pedro Infante, me das un Gloria Trevi, me das un chilindrina” que antes era “un frappe de mango, un frappe de mango con mandarina” entonces yo les decía aaa el chilindrina, a si ese, entonces después de que tantas veces venían ya sabían que era el chilindrina, entonces yo creo que ese fue un reto que logramos superar. 

Alejandrina Frappecito: Creo que es tan así que cuando dimos el primer servicio a una boda, porque ya también damos servicios a bodas con piquete (con alcohol) la novia viene muchísimo a Fappecito entonces ella decidió poner en el menú los nombres de los frappes y a mi algo que super me sorprendió de la boda es que decía “Morelos” “Emiliano Zapata” y la gente “yo quiero un Morelos, ¡no puedo creer que esté Frappecito!” y no estabamos ni siquiera en la barra, ni estábamos a la vista solo estábamos en el menú porque nos tocó estar en cocina en esa boda. 

Entonces eso para mi y creo que para Emilia igual fue algo que dices “No puede ser que la gente ubique cual es el morelos, cuál es el Benito, cual es el Miguel Hidalgo” eso estuvo muy padre. 

Valeria Laparra (Devoradores de libros): Creo que esa es la recompensa de tener un buen servicio y siempre estar innovando, ¿Cómo lograron solucionar este reto, el del Coronavirus? tengo entendido que abrieron su segunda sucursal cuando empezó la pandemia ¿Cómo lograron superar esto?.

Emilia Frappecito: Okey bueno realmente el local ya estaba listo el 18 de Marzo y no pudimos abrir porque empezó justamente la pandemia y a cuarentena entonces decidimos posponer eso y en el campestre decidimos hacer, si el cliente no va a frappecito ¿cómo hacemos para que Frappecito vaya al cliente? y fue ahí donde surgió el servicio a domicilio, osea nosotros manejamos Rappi, la plataforma, pero dijimos “Tiene que haber otra forma de que los frappes lleguen bien”. Porque nos preocupamos muchísimo por que lleguen bien los productos, tienen que saber que si piden por una plataforma y les llega mal el frappe, nosotros lo entregamos a la perfección, envuelto y todo, con más hielo posible para que llegue bien a su destino más en esta ciudad que hay mucho calor.

Entonces las dos pensamos que lo queríamos llevar personalmente al cliente y asi implementamos el servicio a domicilio, con el celular de Fappecito hacian sus pedidos, nos pasaban la ubicación y literal agarrabamos el coche (de velocidades porque Ale me enseñó a manejar de velocidades) e íbamos hasta sus casas, llegamos a tener un montón de pedidos.

Alejandrina Frappecito:  Si y ahí cuando te das cuenta que primero lo tienes que hacer tú para luego soltar, hoy por hoy nosotras ya no hacemos el servicio a domicilio, pero nosotras aprendimos haciéndolo primero para luego delegar.  

Emilia Frappecito: Entonces eso fue un éxito del Coronavirus poder llevar frappecitos a su casa sin tener que salir, pero que puedan disfrutar de su frappecito.

Alejandrina Frappecito: Luego yo creo que otra forma en lo que lo solucionamos, fue que teníamos que abrir la segunda sucursal, porque pues ya, y aparte esta sucursal está mejor ubicada y decidimos hacer la inauguración virtual. Salio todo muy bien, tuvimos muy buena respuesta por parte de los clientes y de ahi, bueno la mentalidad mía y de Emilia es saber compartir, no quieras tú llevarte todo, tienes que aliarte con otros negocios, tienes que ver la forma de moverte, entonces ahí decidimos que tenemos muchísimas clientas que empezaron ahora a preparar pays, brownies y galletas deliciosas.

Asi que decidimos abrirles las puertas de frappecito para que ellas puedan traer sus productos, que nuestros clientes conozcan sus productos y al mismo tiempo sus clientes puedan venir a buscarlo acá sin problema alguno. Hay veces que nos dicen “Ale, Emilia pueden ir a buscar unas galletas que ya me pagaron” y no les cobramos nada, porque siempre hay que estar pensando en los demás para que a ti también te pueda ir bien, no hay que ser egoístas repito. 

Hemos tenido muy buena respuesta por parte de los clientes e igual hemos decido hacer más en vivos, tener más interacción, algo que nunca teníamos Emilia y yo. La interacción siempre fue a través de encuestas de cuando vienen acá y las atendemos, hoy por hoy ya es algo normal, decidimos aliarnos que con la de las galletas, que con bicyclo (que es de spinning)  osea hemos estado moviéndonos para que en todos lados la gente pueda ver a Frappecito.

Emilia Frappecito: Hablando de ese proyecto de ale, para que lo conozcan se llama emprendedores emergentes, el proyecto es para apoyar a nuestras clientas a impulsar su marca a través de estrategias de venta y de publicidad. La idea es que frappecito sea su punto de venta, porque ellos los cocinan en su casa pero no tienen un local y ahorita pues no se está para invertir en un local. Entonces les dimos la opción de que frappecito sea su punto de venta, lo más padre de todo esto yo creo que es que normalmente pides un pan y te venden el pan completo o pides unas galletas y es la docena. Pero aveces como que se te antoja pero no sabes si arriesgarte a pedirlo todo porque pues también hay que cuidar la economía etc…

La opción de aquí es que puedas comprarlo por unidad, entonces aquí puedes probar de todo por uno y ya si te gusta pues lo encargas. Entonces como que esa fue la estrategia que seguimos y tuvimos mucho éxito.

Valeria Laparra (Devoradores de libros): Esto es muy interesante y muy inspiracional sobre todo, lo que hicieron para sobrellevar estos retos. Yo creo firmemente que la inspiración y la pasión están en el ADN de un emprendedor, díganme ¿A ustedes quien las inspiró y cómo las ayudó a tomar la decisión de emprender?

Emilia Frappecito: Bueno a mi me inspiro la verdad mi papá, porque mi papá fue dueño de la franquicia de vips 20 años entonces yo desde chiquitita pues crecí yendo a la cocina y de hecho ahí fue mi primer trabajo en donde me empecé a involucrar en el área administrativa a los 16 años. Entonces para mi, es mi mayor aspiración porque todos los consejos que tenemos y así, o que quiero saber algo, le pregunto a mi papá porque él ya tuvo la experiencia, tiene la experiencia de ser un hombre de negocios y empresario. Para mi el es mi mayor inspiración. 

Alejandrina Frappecito: Bueno la mia mi mayor inspiración la verdad debo decir que es Dios porque aunque no soy de ir a misa, siempre voy de la mano. No lo pensé literal me puse, me encomendé y dije que pase lo que tenga que pasar y siempre de la mano. Me inspira muchísimo mi hermana también pero yo creo que la mayor inspiración fue Dios. 

Valeria Laparra (Devoradores de libros): ¿Qué libro le recomendarían a las personas que ven este video y quieren emprender?

Emilia Frappecito: Yo creo que recomendaría (De hecho Ale me lo prestó) “Nunca Pares” del fundador de NIKE, es muy interesante su historia y como él era un contador y le apostó… porque le gustaban las zapatillas (así lo dice el libro)  se fue a Japón y ahí empezó hacer negocios con los japoneses y luego regresó. Estuvo en la quiebra millones de veces pero nunca se rindió hasta que logró lo que es hoy NIKE, entonces ese libro se los recomiendo mucho porque es muy inspiracional porque si crees en algo, osea en tu proyecto, si crees en él, aunque la vida te ponga mil trabas tu lucha por ello, tú ve hasta que lo puedas conseguir.

Si te lo propones y le pones toda tu pasión y tu entrega lo vas a conseguir.

Te recomiendo leer: Nunca pares

Alejandrina Frappecito:  Bueno el mio es uno que es hecho muy cortito que se llama “La Buena suerte” de Alex Rovira y Fernando Trias de Bes, ese libro trata de que tu tienes la suerte de poder emprender, tu tienes la suerte de encontrar una socia, tu tienes la suerte de encontrar el local correcto, osea todo eso es suerte. 

Pero mucha gente (como lo dije hace rato) decide emprender, abre el negocio y lo descuidan, no regresan, si no casa el dinero no importa, si gastan de más no importa, entonces en el momento que llegan a la quiebra voltean y dicen:

“Oye que mala suerte tengo que mi negocio no haya funcionado”.

Cuando en realidad la suerte existe pero la buena suerte tu la creas ¿cómo la creas? trabajando a diario, pensando, motivando a tus colaboradores, atendiendo a los clientes.

Entonces para mi yo tuve la suerte de poder emprender y haber encontrado a Emilia pero la buena suerte la creamos nosotras al momento de trabajarlo día a día, sin importar la fecha, sin importar la hora, ni nada por el estilo.

Valeria Laparra (Devoradores de libros): ¿Cuáles creen ustedes que son los tres pilares de Frappecito?

Emilia Frappecito: Definitivamente primero es el cliente, la atención al cliente que damos, sin el cliente no estaríamos en donde estamos hoy por hoy gracias a Dios entonces sin ellos no existiríamos, son nuestro motor y nuestra inspiración para darles el mejor servicio y la mejor experiencia. Entonces sin ellos, repito no somos nada. 

Alejandrina Frappecito: La cultura, igual la cultura que creamos un ambiente 100% mexicano sin utilizar otro idioma y yo creo que hay pocos negocios 100% mexicanos.

 Emilia Frappecito: Para explicar eso, nosotras pensamos muy igual que no nos gusta (no estamos criticando) pero a nosotras no nos gusta que muchísimos negocios usan muchas palabras en inglés, entonces siempre vas en la calle y siempre tienes que ver algo en inglés  ya se la publicidad, entonces decimos ¿porque? nos causa mucho, no se…  estas en Mexico impulsa tu cultura porque Mexico es bellísimo. Tiene muchísimo que ofrecer, tiene muchas palabras bonitas que nada mejor que un negocio mexicano en México, entonces nosotras queremos impulsar el negocio mexicano al 300%.

Alejandrina Frappecito: Y a futuro un negocio mexicano en cualquier parte del país. 

La otra para nosotras son las alianzas que hemos hecho con otros negocios, no importa si eres competencia, osea para nosotras no hay competencia sino que todos somos amigos ¿no? siempre va haber espacio para todos. Así como podemos tener nosotras un frappe de mango con chamoy, lo puede vender otro negocio y realmente no tenemos porque estar compitiendo ¿no?.

Hemos hecho alianzas con otros estudios con cosas que no tienen nada que ver con Frappecito pero hemos logrado que esos otros negocios tengan que ver con Frappecito. 

 Emilia Frappecito: Tenemos la filosofía de que unidos hacemos más y como una clienta nos dijo “El sol brilla para todos” es correcto. 

Valeria Laparra (Devoradores de libros): Si pudieran viajar en el tiempo antes de iniciar el negocio ¿qué consejo se darían? 

Alejandrina Frappecito: Bueno yo creo que mi mayor consejo sería si tienes miedo hazlo con miedo ¿no? porque muchas veces… ¿cuántas veces nos hemos quedado con las ganas o solamente con la idea por miedo al fracaso o por miedo a que no funcione? o el miedo a trabajar, miedo a no tener tiempo o tener mucho tiempo, osea son muchas cosas las que pasan por tu cabeza al momento de decidir emprender.

No es fácil, porque muchas veces pensamos, bueno si tu trabajas en un corporativo tienes un sueldo fijo, pues un dinero seguro. Cuando decides emprender no sabes si vas a tener mucho dinero o vas a tener poco y eso es un súper riesgo pero si tu de verdad crees en tu negocio adelante. 

Emilia Frappecito:  Si y yo creo que el arriesgarte con fé, porque les tenemos que confesar que cuando abrimos dijimos “Perfecto, tu vas a estar en la barra y yo en la cocina, suficiente lo vamos hacer bien”. Gracias a Dios a la primera semana que abrimos entraba colas de gente entonces obviamente en la cocina no puedes tener tantas manos para preparar entonces a la semana contratamos a alguien. Entonces tal vez prepararte muy bien desde el principio que sepas que va a entrar la gente y que va a ser un éxito entonces no pensar, ay no va a entrar tanta gente sino pensar que va a entrar un montón entonces te preparás.

Alejandrina Frappecito: Porque no estábamos preparadas, fue tan así que… Gracias a Dios se hacían colas, entraba muchísima gente, entraban la verdad las amigas de nuestras hermanas. Todas llegaban porque obviamente todas recordaban Frappe ¿no? y todas creaban sus frappes  y veían el concepto.

Bueno era tanta la gente que entraba, que llegaban nuestras amigas y les decíamos “a ver Clau”, “a ver Regina” (he de decir que son las que más nos han apoyado en ese tema) cobraban $45 por un frappé, $40 por el otro, $50 entonces al final del día, lo que comentábamos al principio que nos quedabamos hasta tarde haciendo corte. Era porque no sabían cobrar obviamente, no sabían los precios porque nosotras no les explicamos. 

Vendíamos un aprox de entre 130 /140 frappes diarios que eso según yo no es común, sobre todo cuando es un negocio nuevo. En la primera semana vender tanto y que tampoco hicimos mucha publicidad, fue más como la pre campaña que salíamos en todas partes, nunca se me va olvidar una persona que dijo “Bueno… ya entendimos que va abrir Frappecito”.

Eso también lo hicimos diferente para que veas, la precampaña, pero de verdad fue increíble que desde la primera semana hasta el día de hoy viene muchísima gente.

Valeria Laparra (Devoradores de libros): Oigan lo de la precampaña se escucha muy interesante, creo que a nuestra lectores le gustaría saber un poco más sobre eso ¿nos podrían dar un poquito más de contexto ?

Alejandrina Frappecito:  Claro, bueno a mi me gusto mucho la precampaña que hizo un negocio que se llama Don Dip que son unos dips en donde viene el polvito le echas media crema y listo. Entonces dijimos “podemos hacer algo similar”, nosotras somos 100% mexicanas y tenemos muchas frases mexicanas por ejemplo:

“Madurar es de frutas” ,“Naranja dulce, limón partido”

Todo ese tipo de cosas, aparte pues empezamos hacer frappes en casa de Emilia (que más adelante les contaremos esa experiencia si quieren). Empezamos a tomar fotos en la piscina/alberca. Entonces lo que hicimos fue mandar a diferentes grupos de amigas: “oigan pueden subir esto a su historia”. 

También se lo mandaba a mi hermana para que también lo pusiera en sus historias de Instagram, las amigas de mi hermana, las de mi prima, las de mi mamá. Entonces ¿qué pasó? que las redes estaban llenas primero de frases “Madurar es de frutas” y la gente decía  “¿porque todo el mundo está subiendo: Madurar es de frutas? osea no entiendo”.

De ahí empezamos a subir los frappes y la gente decía “Dios mío ¿de dónde es este frappé?” sobre todo uno de tamarindo que la verdad estaba delicioso y entonces la gente decía “¿Donde puedo conseguir ese frappe?” al día siguiente otro frappe que se veía todavía más rico, la gente empezó a decir ¿dónde es?, nos empezaron a presionar para abrir, en realidad íbamos abrir el 15 de Junio (pero ese día era la boda civil de mi hermana), entonces tuvimos que cambiarlo al 18, y  cuando abrimos el 18 estuvo… fue una muy buena campaña.

Emilia Frappecito: Primero subimos la frase “Será melón, será sandía” que fue el 10 de junio, osea 8 días antes de abrir. Luego subimos una foto solo de las frutitas que nuestras redes sociales hicieron la ilustración (son a mano) y ya después subimos solo el logo.

Entonces como no se te va antojar algo así, si no lo ves en Mérida, no lo has visto nunca, dices ¿de donde?

Alejandrina Frappecito: sobre todo que ese vaso no tenía logo, entonces la gente decía “Bueno todo mundo tiene esa foto ¿donde puedo conseguir ese frappe?”. Aparte de que había mucho calor, osea en Junio hay un calor exagerado y ya de ahí pues la gente empezó a ir. 

Bueno más que todo primero empezaron a hablar de nosotras.

Emilia Frappecito: Después cuando abrimos fue como “¡Ya abrieron! ya puedo ir por ese frappe que tanto vi en las redes” literal y pues llegaron.

Valeria Laparra (Devoradores de libros): ¿Qué depara el futuro de Frappecito?

Alejandrina Frappecito Merida: Dicen que lo que no se planea siempre sale mejor.

Emilia Frappecito: Pero sin embargo si se están preguntando si tal vez tendremos una tercera sucursal, creemos que lo mejor va a ser ya a partir de ahora empezar a franquiciar. Tal vez nosotras nos vamos a Campeche o a la Ciudad de México, pero el chiste o la idea es que en cada estado de la república (o por lo menos en los calurosos) haya un Frappecito.

Valeria Laparra (Devoradores de libros): Ale ¿Te gustaría agregar algo?

Alejandrina Frappecito Mérida: Primero que nada ahorita yo creo que sobrevivir, ahorita con todo el tema del Covid, yo creo que es un reto que nos viene bastante fuerte, estamos sumamente positivas, todo pasa por algo, todo es un aprendizaje. Todavía el otro día  le comentaba a Emilia “Que mal que paso el coronavirus, pero también por parte de Frappecito nos está ayudando un poco a poder tener dos sucursales que nunca habíamos tenido dos sucursales”, más que el año pasado progreso (pero no cuenta).

Emilia Frappecito Mérida: Ey ¿Porque no cuenta?

Alejandrina Frappecito Mérida  A lo que voy es que esto es de por vida y progreso era más temporal. Pues ahorita estamos aprendiendo a tener dos sucursales a cómo manejarlo, ¿cómo llevar el dinero, las frutas y todo?, ¿cuánto va a la semana en cada lugar? varía muchísimo.

Por ejemplo ayer tuvimos que tomar la decisión de en vez de cerrar a las 8:00 pm, cerrar a las 7:00 pm, ver por todos los colaboradores. Entonces todos los días para nosotras es un reto que si sobrevivimos a esto yo siento que nos vamos a ir para arriba, que si vamos a sobrevivir.

Valeria Laparra (Devoradores de libros): Esa es la actitud positiva, les quiero agradecer el tiempo de esta entrevista y me gustaría hacer una última pregunta para cerrar: ¿qué consejos les darían a todas las personas que están leyendo o escuchando este contenido y están pensando en emprender un negocio?

Emilia Frappecito Mérida: Okey si tienes la idea aterrizala y llévala a cabo. Lo puedes lograr si lo tienes no dejes que vaya por allá, arriesgate como dijimos arriesgate con miedo y hazlo.

Alejandrina Frappecito Mérida: Yo la verdad voy a lo mismo, nada más que yo siempre he dicho, prefiero hacerlo y fracasar a no hacerlo y quedarme con esa espinita. No hay nada mejor que sacarte la duda y así como nosotras dijimos “Si no funcion a no pasa nada, tan amigas como siempre” bueno yo lo dije, ella creo que no Jajaja. 

Pero a lo que voy es que si Frappecito hubiese fracasado no me hubiese molestado ¿porque? porque lo intente, porque di todo de mi y no funcionó. No porque no funcione la primera vez significa que no va a funcionar nunca. Yo antes tuve una agencia de viajes, no funcionó, intente varias cosas, aprendí que sola la verdad… prefiero hacerlo acompañada, siempre tienes que tener un back up muchas veces hay gente que se estresa y dice “Es que no me voy a poder ir de viaje, no voy a poder hacer muchas cosas” y eso es lo padre de tener una sociedad que literal si yo me voy de viaje Emilia se hace cargo, si ella se va yo me hago cargo, yo tengo unas ideas, ella tiene otras, ella es buena para unas cosas yo soy buena para otras. Hay gente que dice que es muy difícil tener una sociedad, no es fácil, es un matrimonio (ahorita no lo tenemos, pero tenemos un anillo) y yo digo que mi anillo de compromiso es del lado izquierdo y mi anillo de boda con Emilia es del lado derecho. Esto es un matrimonio que se tiene que trabajar a diario, no se pueden faltar al respeto, ni hablarse mal y nos ha costado trabajo llegar a estos términos. Hemos aprendido en estos dos años muchísimas cosas y a conocernos  pero realmente nosotras trabajamos en nosotras TODOS LOS DÍAS literal, además nos gusta hacer lo mismo, entonces ahorita ya agarramos salir a montar bicicleta a la carretera, box, que si queremos la bici y así ¿no?.

De verdad siempre compartir, no todo es trabajo y también ponerse un horario.

Emilia Frappecito Mérida:  Una frase que nos gusta mucho es “Si quieres llegar rápido ve solo, pero si quieres llegar más lejos ve acompañado”.

Valeria Laparra (Devoradores de libros): Ale y Emilia muchas gracias y felicidades por este gran proyecto ¿hay algo que les gustaría agregar? 

Emilia Frappecito Mérida: Pues gracias por la invitación.

Alejandrina Frappecito Méridaa: De verdad muchas gracias, es de las primeras veces que nos invitan.

Emilia Frappecito Mérida:  La verdad nos ha dado mucha emoción que la gente quiera saber de nuestra historia, entonces que sepan que las puertas siempre están abiertas, si quieren algún consejo o si tienen  alguna pregunta o alguna duda estamos disponibles para ustedes. 

Valeria Laparra (Devoradores de libros): Perfecto aquí vamos a dejar las redes sociales y nos vemos en la siguiente serie de casos de éxitos de emprendedores. 

¡Devoradores de libros, nos vemos en la siguiente entrevista de historia de emprendedores!

Te recomiendo leer otra entrevista: ENTREVISTA A TIEMPO LIBRE MÉXICO, AGENCIA DE VIAJES

COMPARTÍR

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

OTROS ARTÍCULOS SIMILARES

Las grandes claves del éxito para cambiar tu vida siempre han sido las mismas. Decide qué quieres y a dónde quieres ir...