Top

Mide lo que importa, John Doerr resumen

A principios del año John Doerr publicó el libro “Mide lo que importa”, en el que te enseña la metodología que ayudó a Intel a dominar el mercado del microprocesador, revolucionó la cultura y capacidad operativa de Alphabet, Google y youtube, que está ayudando a todo tipos de empresarios, organizaciones gubernamentales, corporativos y organizaciones sin fines de lucro enfocar sus esfuerzos y lograr metas verdaderamente increíbles. 

Pero… 

¿Qué es un OKR?

OKR son las siglas de Objectives and Key Results, que se traduce a Objetivos y Resultados Claves. Los OKRs son una metodología para establecer objetivos, medir desempeño y analizar resultados.  

El concepto es muy sencillo, para lograr objetivos grandes o difíciles de medir, debes de identificar los factores medibles más importantes y representativos para alcanzar tu meta, y medir tu desempeño contra ellos. 

Debes de pensar en un OKR como una mezcla perfecta entre tu meta y los pasos que debes de hacer para lograrla. 

Por ejemplo, si tu objetivo es convertirte en mejor estudiante de tu grupo del 2 semestre de la universidad, tus resultados claves pueden ser, entregar 100% de las tareas en tiempo y forma dentro del semestre, estudiar por 4 horas para prepararte para cada examen dentro del semestre, crear un grupo de estudio semanal durante el mes de exámenes, y participar en 2 proyectos que te den crédito adicional antes de que termine el semestre.

4 características de un okr

Si notas, mientras el objetivo en sí es algo abstracto los okr, son prácticos, fáciles de medir y tangibles. Otra característica importante de los resultados claves es que existen en 2 categorías, calidad y cantidad. 

Regresando al ejemplo anterior, entregar 100% de las tareas en tiempo y forma y participar en 2 proyectos que te den crédito adicional, claramente se enfocan en la cantidad del trabajo, mientras que crear un grupo de estudio semanal y estudiar por 4 horas para prepararte para cada examen son OKR´s enfocados en la calidad de tu trabajo. 

Uno de los aspectos más importantes de un OKR es que los objetivos y resultados claves, deben de ser complicados de obtener cumplirlos a un 100%, y deben de presentar un desafío verdadero para la persona que debe cumplirlos, pero al mismo tiempo, deben de ser alcanzables. 

Nota que todos los OKRs del ejemplo anterior tenían algo en común. Todos contaban con una cláusula de tiempo. Hay que ser muy claros un objetivo sin una fecha de entrega no es más que un sueño. Si quieres implementar el proceso de OKRs debes de asegurar que el tiempo sea algo constante dentro de tus objetivos.

El último punto: no debes de descuidar que tus resultados sean fáciles de medir. No hay nada más importante que este detalle. Si no tienes una manera tangible y transparente de medir el cumplimiento de tus resultados claves, vas a fracasar. 

Todo el concepto del OKR depende de la transparencia y habilidad de medir los resultados. 

Parafraseando a John Doerr, “ Los resultados claves determinan y miden COMO logramos un objetivo. Resultados claves efectivos son específicos, ligados a un periodo de tiempo, agresivos pero realistas, y medibles.”

Cómo implementar un OKR

Si bien, ya cubrimos los aspectos básicos de un sistema de OKR ¿Cómo es que esta metodología se implementa dentro del mundo empresarial?

Una historia icónica dentro de los libros de historia de los negocios es la Operación Crush de Intel. A mediados de los años 70 intel tenía problemas muy serios, su ventaja competitiva dentro de su línea principal de chips lógicos y semiconductores estaba desapareciendo debido a la competencia internacional, y la disrupción dentro del mercado de los microprocesadores por uno de sus competidores nacionales estaba debilitando su posición competitiva dentro de lo que sus directivos identifican como la mejor apuesta en tecnología disruptiva del mercado. 

Para atender estos problemas, Andy Grove, en ese momento director operativo de la compañía, mandó a llamar a los ejecutivos más importantes de los departamentos de producción, R&D, ventas y marketing en una reunión urgente. 

En la primer platica con su equipo Andy Grove explico la situación, y dibujo en una pizarra blanca un solo objetivo. “Establecer al microprocesador 8086 como el microprocesador de mayor desempeño de la familia de 16 bits”.

Una semana después, cada uno de los ejecutivos había trazado una línea de objetivos que sus departamentos tendrían que cumplir para lograr cumplir la meta corporativa. Estos objetivos se convirtieron en los KRs de Andy Grove.

Llegando a sus oficinas cada director llamó a sus gerentes a la misma reunión, lo único que había cambiado es que el objetivo ahora había cambiado. El objetivo para el equipo era el OKR que el director se había comprometido con Andy Grove, y le tocaba a los gerentes de cada equipo crear un plan para que sus directivos lograran sus metas. 

Esa es la belleza de los OKRs, habilitan que las metas se definan de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba de la pirámide laboral. 

Un ejemplo muy práctico que John Doerr comparte es el de un equipo de fútbol:

El dueño tiene un objetivo, ser el mejor equipo de la liga en la temporada 2020, así que, en el periodo de descanso manda a llamar a sus coordinadores y entre todos establecen los siguientes resultados claves:

KR 1: Ganar la copa 2020

KR 2:  Tener una tasa de asistencia al estadio de 80% en partidos locales en temporada regular 

Con esto, el director técnico junta a su equipo de entrenadores principales y crean el siguiente OKR General

Objetivo General: Ganar la copa 2020

KR1: Anotar 2.4 goles en promedio por partido

KR2: Permitir 0.8 goles en promedio por partido

KR3: Anotar el 10% de todos los tiros de esquina en temporada regular

Con estos objetivos cada uno de los entrenadores se reúne con su equipo y repiten el ejercicio con el objetivo que mejor les funcione y puedan crear metas tangibles que se alinean a la perfección con las metas del director técnico y estas a su vez con las metas del dueño del equipo. 

La belleza de los OKRs es que alinean a toda tu organización y les facilita enfocar sus esfuerzos en a las oportunidades más importantes para tu negocio, sin importar que seas el CEO o un pasante de marketing, al mismo tiempo crean un ambiente de transparencia y trabajo en equipo, ya que los ejecutivos participan activamente en crear el plan para que sus gerentes logren sus objetivos y definen sus metas por sí mismos, creando un círculo virtuoso absoluto. 

Otro factor de cambio que brinda un sistema de OKRs es que da muchísima transparencia a tu organización. Ya que creas los OKRs de todos los departamentos de tu organización estos deben de ser públicos para que todos sepan las responsabilidades y objetivos de sus compañeros, y que tan efectivos son al cumplirlos. 

En intel, pegaban los OKRs de los equipos o ejecutivos en sus cubículos, (google dedica todo un sector de su intranet,) lo importante es que todos puedan ver cuales son los objetivos más importantes de sus compañeros y que tan cerca están de lograrlos. 

Del mismo modo, todos los gerentes son los responsables de evaluar y medir constantemente el cumplimiento de los resultados claves, y de ayudar a su equipo a lograr sus metas y enfocar su trabajo en los puntos prioritarios. 

John Doerr cubre la metodología de OKRs en su libro, que rápidamente se convirtió en el #1 dentro de la lista de New York Times Best Sellers, y que está ganando un seguimiento tremendo. 

maquina fabricando periodico

Para aprender cómo aplicar OKRs a detalle y escuchar historias increíbles sobre el impacto que esta herramienta ha tenido en algunas de las empresas más importantes del mundo haz clic y compra el libro. 

En conclusión, los OKRs son una excelente herramienta para establecer metas… pero en realidad, es mucho más. 

Los Objetivos y Resultados Claves ayudan a toda tu organización a enfocar sus esfuerzos en una meta común, promueven el trabajo colaborativo y la transparencia e inspiran a tener metas más agresivas y a lograr mucho más de lo que crees posible. 

De manera personal, Los OKRs y la metodología SCRUM son dos de mis herramientas administrativas favoritas.  Si te gusto aprender sobre “Mide lo que importa”

Te recomiendo leer :Metodología SCRUM: Resumen y caso práctico ?

Autor:

Foto con fondo rosa del autor -john Doerr con una camisa de cuadros y un saco negro.

John Doerr, autor del libro “mide lo que importa” es un inversionista estadounidense y capitalista de riesgo en Kleiner Perkins.

Reconocido por Forbes  como el 40 más rico en tecnología y el 105 como la persona más rica de Estados Unidos con un patrimonio de 7.5 mil millones en febrero del 2018

Compartir
No hay comentarios

Deja tu comentario