Top

El mito del emprendedor resumen

¿Sabías que el 80% de las nuevas empresas fracasan en los primeros 5 años? Este es un dato real que muchas veces no consideran los emprendedores. 

Michael Gerber explica en su libro el mito del emprendedor lo que hacen las empresas para sobrevivir y tener un ingreso constante. Una mentalidad común de los emprendedores es creer que están listos para abrir un negocio solo porque tienen un buen producto.

Este pensamiento se le conoce como el mito del emprendedor y es la razón por la que muchas de la nuevas empresas tienden a fracasar. 

Las startups comienzan de esta manera. Creen que lo único que necesitan es crear un buen producto. 

Imagina que trabajas en una tienda de reparación electrónica. Eres el mejor reparando computadoras. Un día decides que ya no quieres seguir trabajando porque vas abrir tu propia tienda.

Empiezas a tener clientes y te sientes feliz porque reconocen tu talento. El tiempo pasa y empiezas a tener más clientes y dinero. Te conviertes en el dueño de tu tiempo.

Pero la cartera de clientes sigue creciendo y terminas trabajando 14 horas diarias sin un día de descanso para cumplir con tantos encargos. 

En este momento empieza la presión y el entusiasmo de abrir un negocio va en picada. Esta situación te exige un cambio para evitar que tu negocio se estanque y quiebre.

¿Sabes que cambió necesitas para que tu negocio prospere?

Qué personas deberían de leer este artículo

  • Personas que estén pensando abrir un negocio por primera vez. 
  • Los que piensen que emprender es un trabajo fácil.
  • Personas pasando por una mala racha en su nuevo negocio.

Tres grandes ideas del libro:

  • Muchas personas piensan que lo único que necesitan para tener éxito en un negocio es un buen producto. (esto es un error).
  • Todos tenemos un empresario, gerente y técnico dentro de nosotros.
  • Las personas que son muy buenas en los negocios es porque siempre tienen la necesidad de saber más.

El éxito no se obtiene solo con buenas ideas 

El mito del emprendedor es un error que comete la mayoría de los nuevos empresarios. Esperan que un buen producto los ayude a tener una empresa exitosa. 

Michael Gerber dice que para para llegar a ese éxito se requiere más que eso.

Este error lo ves todo el tiempo en varios negocios. Por ejemplo pastelerías, barberías, centros tecnológicos y en la mayoría de los nuevos negocios. 

Trabajas en una cafetería donde controlas todos los movimientos que tiene el local desde preparar café hasta atender la caja. Conoces todas las áreas del negocio por lo que decides abrir una cafetería por tu cuenta. 

Así empiezan millones de nuevos negocios cada año. Si te basas en eso para comenzar ¡estas cometiendo un error!.

Muchos de los nuevos emprendedores no saben que trabajan bajo 3 personalidades distintas al momento de emprender.

Las personalidades del emprendedor 

¿Piensas que solo tienes una sola personalidad?

Te equivocas. Cada persona tiene varias personalidades que batallan todo el tiempo para ser el dominante. 

Estas personalidades son 3:

El empresario, el gerente, y el técnico.

La personalidad del empresario siempre esta innovando. Busca oportunidades, sueña y ve todos los ángulos posibles para los negocios.

  • El empresario vive en el futuro, nunca en el pasado, rara vez en el presente. Es más feliz cuando se le deja libre para construir imágenes de ‘qué pasaría si’ y ‘si-cuándo’
  • El empresario es innovador, gran estratega, el creador de nuevos métodos para penetrar o crear nuevos mercados.
  • El empresario tiene personalidad creativa. Lidia con lo desconocido. Explora el futuro, crea posibilidades.
  • El empresario tiene necesidad de control. Necesita el control de personas y eventos en el presente para poder concentrarse en sus sueños.
  • El empresario crea una gran cantidad de estragos a su alrededor. Lo que aveces es inquietante para quienes son parte de sus proyectos.
  • Para el empresario, la mayoría de las personas son problemas que se interponen en el camino del sueño.

La personalidad del gerente se encarga de ejecutar la visión del empresario. Se enfoca en los problemas a solucionar. Sin el gerente el negocio nunca podría funcionar. Las ideas quedarían al aire.

  • El gerente es pragmático. Sin él, no habría planificación ni orden.
  • Si el emprendedor vive en el futuro, el gerente vive en el pasado.
  • Donde el empresario anhela el control, el gerente anhela el orden.
  • Cuando el empresario prospera con el cambio, el gerente se aferra al al status quo.
  • Donde el empresario siempre ve la oportunidad en los eventos, el gerente siempre ve los problemas.
  • El gerente es el que corre detrás del empresario para limpiar el desorden.
  • Sin el gerente, no podría haber negocios, ni sociedad.
  • “Es la tensión entre la visión del emprendedor y el pragmatismo del gerente lo que crea la síntesis de la que nacen todas las grandes obras”.

Por último la personalidad de técnico ama el control y hace que las tareas se completen. Sin la parte del técnico ninguna actividad en el negocio se haría. 

  • “El técnico es el hacedor”.
  • “Al técnico le encanta jugar”.
  • “Si el emprendedor vive en el futuro, el gerente vive en el pasado, el técnico vive en el presente. Le encanta la sensación de las cosas y el hecho de que las cosas se pueden hacer “.
  • “Mientras el Técnico trabaje, está contento, pero solo en una cosa a la vez. Él sabe que dos cosas no se pueden hacer al mismo tiempo. solo un tonto lo intentaría. Entonces trabaja de manera constante y es más feliz cuando controla el flujo de trabajo ”.
  • “El técnico desconfía de aquellos para quienes trabaja porque siempre están tratando de hacer más trabajo del que es posible o necesario”.
  • “Para el técnico, pensar es improductivo a menos que piense en el trabajo que se debe hacer”.
  • “Pensar no es trabajo. Se interpone en el camino del trabajo “.
  • “El técnico no está interesado en las ideas. Está interesado en cómo hacerlo “.
  • “Para el técnico, todas las ideas se reducen a metodología para que tengan algún valor”.
  • “El técnico sabe que si no fuera por él, el mundo estaría en más problemas de lo que ya está”.
  • “Mientras el empresario sueña, el gerente se inquieta y el técnico reflexiona”.
  • Para el técnico, “el sistema” es deshumanizante, frío, antiséptico e impersonal. Viola su individualidad.

Aunque las 3 personalidades parecen distintas. Es fundamental que utilices cada una de las fortalezas para mantener un negocio exitoso.

Michael Gerber menciona en el libro que en promedio los dueños de las PYMES tiene alrededor de 10% de empresario 20% de gerente y 70% de técnico.

El problema entre estas personalidades comienza cuando quieren ser el jefe, pero ninguno quiere tener un jefe. 

Por fin cumples tu sueño y eres el dueño de una cafetería. Pero  te  vas dando cuenta que se requieren otras habilidades para que el negocio prospere. Por lo que contratas colaboradores y comienzas a organizar actividades para que tu negocio crezca. 

En este punto es donde mucho de los pequeños negocios fracasan. 

Te recomiendo leer: Principios básicos del liderazgo

La mayoría de negocios no pasan la adolescencia 

Considerar las etapas de una empresa como si fuera una persona.

Según Michael Gerber las empresas pasan por 3 etapas antes de establecerse. 

  • La infancia 
  • La adolescencia 
  • Madurez

Pero la realidad es que la mayoría de las nuevas empresas no logran pasar la etapa de adolescencia.  

Es importante comprender cada fase y lo que sucede en la mente del propietario del negocio durante cada una de ellas. Esto te ayuda a descubrir por qué la mayoría de las pequeñas empresas no prosperan y asegurarse de que la suya lo haga.

Primera etapa: Infancia la fase del técnico

En la infancia todo esta bien. ¡Pudiste abrir un negocio que es totalmente tuyo! En los primeros meses te sientes emocionado, invitas a todas las personas para que conozcan tu producto. Estas tan feliz qué quieres que todos hablen de lo que estás haciendo. Pero si no estás preparado esta etapa se puede descontrolar. Ya  que tener éxito se traduce en más clientes y ventas.

Como eres el que se encarga de todas las actividades si no estás preparado para los nuevos clientes terminarás descuidando las  tareas y areas básicas.

  • Limpieza y orden
  • Calidad de producto
  • Cultura de la empresa
  • Etc…

En ese momento te das cuenta que abrir un nuevo negocio implica muchas tareas técnicas y ¡terminas convirtiéndote en el jefe el cual quería evitar! Si tu negocio depende de ti no eres dueño de un negocio, tienes un trabajo. ¡Y es el peor trabajo del mundo porque trabajas para un loco!

Es evidente que las empresas, como las personas, deben crecer; Y con el crecimiento, viene el cambio. La mayoría de las empresas se operan de acuerdo con lo que el propietario quiere en lugar de lo que necesita la empresa.

Lo que quiere el técnico que dirige la empresa no es crecimiento o cambio. Es todo lo contrario. Quiere un lugar para ir a trabajar, libre de hacer lo que quiera, cuando quiera, libre de las limitaciones de trabajar para un jefe.

Al principio, nada es demasiado para tu negocio. Como técnico, estás acostumbrado a “pagar tus cuotas”. Por lo tanto, las horas dedicadas al negocio durante la infancia no se gastan de mala gana sino con optimismo. Pero ahora no solo estás haciendo el trabajo que sabes hacer, sino también el trabajo que no sabes hacer.

Es fácil detectar un negocio en la infancia: el propietario y el negocio son la misma cosa. Si eliminas al propietario de un negocio en la etapa de infancia, no quedaría ningún negocio. En la infancia, tu eres el negocio.

Las cosas comienzan a cambiar. Es sutil al principio pero gradualmente se vuelve obvio. Te estas quedando atrás. Hay más trabajo por hacer de lo que puedes hacer. Y luego sucede lo inevitable. ¡Tú, el malabarista maestro, comienzas a soltar algunas de las bolas! Tu entusiasmo por trabajar con los clientes disminuye. Las entregas ahora llegan tarde. El producto comienza a mostrar desgaste. Nada parece ir bien como al principio. En un instante, te das cuenta de que tu negocio se ha convertido en el jefe que creías haber dejado atrás. ¡No hay forma de deshacerse del Jefe!

•La infancia termina cuando el propietario se da cuenta de que el negocio no puede continuar funcionando como ha operado. Para sobrevivir tendrá que cambiar. Cuando eso sucede, muchas empresas quiebran y desaparecen. Es aquí cuando se producen muchos fracasos comerciales. La mayoría abandonan el barco. El resto pasa a la adolescencia.

Segunda etapa: Adolescencia 

En la adolescencia empiezas a contratar a personas que te ayuden a manejar tu  negocio. Esto te beneficia, porque tienes tiempo de enfocarte en las actividades importantes y de mayor grado de impacto. Todo negocio que dure debe pasar de la fase adolescente. Cada propietario de una pequeña empresa que sobrevive busca ayuda.

Tu nueva libertad termina perjudicando al negocio. Con algo que sucede en varias de las empresas, la “Gestión por abdicación” (donde cedes todas las responsabilidades a tus empleados) en lugar de delegar.

Asumes que todos conocen lo que deben de hacer, en vez de asegurarte que todo se esté haciendo bien. Este error sucede muchas veces en empresas locales que funcionan distinto cuando el jefe no está. 

Puede ser algo tan simple como la falta de atención al cliente, la calidad del producto cambie o que no se puedan hacer las actividades hasta que el jefe llegue. En esta etapa como emprendedor debes pasar la zona de confort y aceptar que no tienes el control del negocio como al inicio. Y comenzar a dirigir a todo tu equipo.

Una vez que la Gestión por Abdicación del propietario comienza a pasar factura, comienza un proceso de deterioro en en la empresa. Comienzas a darte cuenta de que a nadie le importa tu negocio de la misma manera que a ti. Que nadie está dispuesto a trabajar tan duro como tú

Después de ver las consecuencias, vuelves a tu negocio para convertirte en el Maestro Malabarista nuevamente, donde estás haciendo todo lo que tienes que hacer en tu negocio, a pesar de que ahora tienes personas que se supone que deben hacerlo. Lo peor es que cuanto más haces, menos hacen. Y cuanto menos lo hagan tendrás que hacerlo tu mismo.

El dueño de una pequeña empresa está desesperadamente perdido. Para que todo cambie necesita despertar a las personalidades que han estado durmiendo dentro de él durante mucho tiempo. El empresario y el gerente. Luego tiene que desarrollar las habilidades que necesita el negocio.

Siguiendo con el ejemplo anterior,  Ahora eres un ex-barista que se volvió dueño de su propia cafetería.

¿Qué es lo que deberías de hacer?

  • A. ¿Despedir a tus empleados y seguir en tu zona de control? en donde controlas todos los aspectos del lugar.
  • B. ¿Seguir así hasta que tu negocio quiebre por no controlar el crecimiento? 
  • C. ¿Aceptar que el negocio tiene que crecer y preparar un plan para aprovechar cada oportunidad?

La opción que permite que tu negocio siga creciendo es la letra C. 

Pasa de la adolescencia a la madurez con un plan

Un negocio maduro sabe cómo llegó a estar donde está y qué debe hacer para llegar a donde quiere ir. La persona que inicia su negocio como una empresa madura debe pasar por la infancia y la adolescencia.

• Las mejores empresas están diseñadas siguiendo un modelo de negocio que funciona.

• La perspectiva empresarial dice que lo importante no es la mercancía ni el trabajo en sí. Lo importante es el negocio: cómo se ve, cómo actúa, cómo hace lo que está destinado a hacer.

• La mayoría de las personas que se dedican a los negocios no tienen un modelo de negocio que funcione. Tienen la perspectiva del técnico que es distinta a la perspectiva del empresario de las siguientes maneras:

  • La perspectiva empresarial hace la pregunta: “¿Cómo debe funcionar el negocio?” La perspectiva del técnico pregunta: “¿Qué trabajo hay que hacer?”
  • La perspectiva empresarial considera que el negocio es un sistema para producir resultados externos, para el cliente, que generan ganancias. La perspectiva del técnico ve el negocio como un lugar en el que las personas trabajan para producir resultados internos.
  • La perspectiva empresarial comienza con una imagen de un futuro definido y luego vuelve al presente con la intención de cambiarlo para que coincida con la visión. La perspectiva del técnico comienza con el presente y luego espera un futuro incierto con la esperanza de mantenerlo como el presente.
  • La Perspectiva Empresarial visualiza el negocio en su totalidad. La perspectiva del técnico visualiza el negocio en partes, a partir del cual se construye el todo.
  • La Perspectiva Empresarial es una visión integrada del mundo. La perspectiva del técnico es una visión fragmentada del mundo.

La perspectiva emprendedora adopta una escala más amplia y expansiva. Ve el negocio como una red de componentes integrado. Los cuales contribuye a un patrón más amplio que se une de tal manera que produce un resultado planificado específicamente, una forma sistemática de hacer negocios.

Sal de tu zona de confort

Para este momento sabes lo que hace quedarte en tu zona de confort. Conoces que un negocio en crecimiento supera tu capacidad para controlarlo. Por lo decides confiarle a tu equipo estás habilidades  para que el negocio funcione sin ti. 

Pero para eso tienes que empezar desde el inicio.  Con un plan estructurado con todos los objetivos que quieres lograr.

Te recomiendo leer: Sal de tu zona de confort

Necesitas ver las cosas desde la personalidad del empresario para conocer las oportunidades que existen en el futuro y lo que se necesita para llegar a ellos.

Las empresas exitosas son las que consideran el futuro. Así son capaces de manejar el crecimiento que se presente.

Si no consideras este punto antes de iniciar tu negocio siéntate y piensa qué harías si pudieras volvieras a empezar.

Para ver el panorama completo, en lugar de pensar ¿Qué trabajo se necesita en el negocio? enfócate en ¿Cómo trabaja el negocio en general?.

En el ejemplo de la cafetería podríamos decir que el pensamiento general es: para hacer café se necesita moler los granos rostizados y servirlos con leche para hacer unos lattes especial.

Pero en realidad lo que se debería de pensar es.

  • ¿Que se va ofrecer que logre diferenciar de la competencia?
  •  ¿Qué es lo que atraerá a los clientes?
  •  ¿Quien es el mercado a los que te vas a dirigir?

La personalidad del emprendedor debe responder todas estas preguntas y que se cumpla con un modelo de negocios.

Este  modelo de negocio debe abarcar todas las oportunidades del mercado.

Esta investigación es esencial ya que dependerá si el negocio avanza o fracasa.

De pequeño negocio a cadena nacional

 Los primeros negocios de franquicias, muchos de los cuales todavía existen, se llamaron franquicias de “nombre comercial”. Según este sistema, el franquiciador otorga el derecho a las pequeñas empresas a comercializar localmente sus productos conocidos a nivel nacional.

Si quieres que tu negocio sea una franquicia algún día. Lo primero que tienes que hacer es crear un prototipo de franquicia. 

Este  modelo de franquicia se encarga de entregar la forma en la que se realizan las actividades para llegar al producto final. De una manera tan simple que cualquier persona la pueda operar. 

En todos lados vemos este modelo. Un ejemplo es que puedes ir hasta la India y encontrar la comida rápida de Mcdonald’s. No importa donde estés si ves los arcos amarillos sabrás lo que tendrás. Tal vez varíe en ciertos aspectos el producto. Depende de la cultura que se encuentre pero siempre bajo el mismo proceso de elaboración y estándar de calidad. Esto hace que el negocio pueda funcionar sin la necesidad que dependa de una persona. 

Si esta es la meta para tu negocio, comienza por hacer un proceso tan específico y fácil que cualquiera lo pueda usar sin ser un experto. El prototipo de franquicia debe documentar todo en un manual de operación. Si quieres que las personas imiten el proceso debes escribir todo como parte de la guía de pasos de la compañía. 

Estos puntos te aseguran que se pueda predecir 100% del servicio que tendrán. 

Ya que el producto es predecible porque es igual todos los días, sin importar en qué tienda se encuentre o en qué momento compren los clientes.

Medir tus resultados es crucial para que tu negocio crezca 

Hacer gráficas de resultados es una de las maneras más claras para medir el resultado y desempeño de las actividades dentro del negocio. Si no cuentas con un indicador que te permita medir tu empresa no sabrás qué actividades funcionan y cuáles no. Para replicar lo que funciona y desechar lo que te perjudica.

Cuando definas qué es lo se medirá. Es importante comunicar a tu equipo lo que se debe hacer y qué se va a evaluar para evitar confusión.Esto permite que las personas se hagan responsables de sus resultados. Lo que los motivara a trabajar aún más para alcanzarlo.

Sistema funcional

Al final tendrás un negocio donde todos los sistemas interactúan una con la otras. Estos sistemas se dividen en 3 categorías. 

  • Sistema sólido: Objetos que adornan el negocio, como computadoras, colores, y pósters.
  • Sistema  blando: Ideas que le dan vida al negocio.
  • Sistema informático: Indicadores y números que te muestran cómo es que se está comportando el negocio 

Para tener un negocio exitoso es elemental que estos tres sistemas trabajan de la mano. No puedes trabajar una parte sin considerar las otras.

Esto hará que tengas a gente altamente preparada para hacer su trabajo, con los procesos y recursos necesarios.

¡Ya estás listo para triunfar!

3 lecciones rapidas pero IMPORTANTES del libro

Aquí hay 3 lecciones que ayudarán a su negocio a sobrevivir la adolescencia:

  1. Tener grandes habilidades técnicas no significa que sepas cómo administrar un negocio.
  2. Imagina tu negocio como una franquicia nacional desde el primer día, luego construye la primera tienda.
  3. El enfoque de franquicia asegura que construyas un negocio basado en sistemas, no en personas.

Lección 1: Tener grandes habilidades técnicas no significa que sepas cómo administrar un negocio.

4 de cada 5 pequeñas empresas nunca superan la marca de 5 años, lo cual es una estadística bastante deprimente. ¿Porqué es eso?

Gerber dice que es por el mito emprendedor. La gente piensa que ser bueno en una habilidad técnica también te hace excelente para administrar un negocio . Esto está mal.

Ser un gran panadero, pintor o escritor, no te hace bueno para administrar un negocio.  Estas son dos cosas completamente diferentes. Una vez que inicias un negocio, no solo es la persona que realiza el trabajo técnico, de repente también es el CEO, CFO, CTO, CMO y muchas otras cosas.

Debes obtener clientes, realizar seguimientos, administrar las finanzas, crear material publicitario, responder a las solicitudes de los clientes, establecer una estrategia y, y, y …

Si todo lo que sabe es cómo preparar un excelente café, es muy probable que tu primer café fracase; después de todo, ¡no tienes idea de cómo contratar, delegar tareas, administrar personas y hacer crecer un negocio!

Lección 2: Piensa en tu negocio como una franquicia nacional, luego abre tu primer tienda.

La solución a ese problema, según Gerber, reside en los sistemas. Desde McDonalds, las empresas han confiado en las franquicias para que la entrega de llaves sea fácil y cómoda.

Si planificas tu negocio como una franquicia nacional desde el primer día, sistematizaras todo desde el inicio. Esto te permitirá crecer el negocio de manera sostenible.

Imagina que está construyendo tu primera tienda de franquicias, ¿cuál es tu valor único para los clientes?

Tal vez hagas los frappes mas deliciosos de la ciudad siempre acompañados con la famosa receta de galletas gratis. Como dueño del negocio sabes cómo hacerlos, pero en una franquicia debes asegurarte de que todos tus colaboradores puedan hacerlos igual de bien.

Por lo tanto, debe elaborar manuales de instrucciones detallados y faciles de entender. Este manual servira para capacitar a las personas que entren a laboral en tu empresa y a posibles propietarios de franquicias-

Tu prototipo de franquicia con manuales detallados asegurará de que cada cliente tenga la misma experiencia y hará que los resultados de tu negocio sean confiables y predecibles .

Lección 3: Construye sistemas para que tu negocio no dependa de las habilidades de las personas.

Si continúas tejiendo la idea de los sistemas como un hilo constante en tu negocio, terminarás con un sistema de sistemas, que funcionan perfectamente juntos.

Eso significa que puede ir y cambiar partes individuales de cada sistema, siempre que tengas en cuenta los efectos en los otros sistemas. Tres tipos de sistemas conformarán tu negocio.

  1. Sistemas duros : objetos inanimados como tu cafetera.
  2. Sistemas blandos : ideas y seres vivos, como tu política de galletas gratis o la actitud laboral de tus empleados.
  3. Sistemas de información : materiales y manuales de capacitación, y datos que recopilas, por ejemplo, cuántos clientes ordenan café con leche en lugar de capuchinos.

Es tu trabajo asegurarte que los sistemas funcionen correctamente juntos. Esto ayudará a que tus futuros franquiciados tengan éxito en la gestión de sus propios cafés.

Conclusión 

El mito del emprendedor de Michael Gerber se basa en la idea que solo necesitas un buen producto para que tu empresa triunfe. Pero como viste se necesita distintas actitudes e implementar métodos que logren los resultados deseados.

Tu negocio debe funcionar como un reloj. Con las partes adecuadas funcionando para que el reloj se pueda mover. 

Biografía 

Michael Gerber es un verdadero emprendedor. La revista INC Magazine lo nombró el Guru #1 de pequeñas empresas. Es cofundador de Michael E Gerber Companies un grupo dedicado en crear Startups de clase mundial en cualquier industria y economía. 

Compartir
No hay comentarios

Deja tu comentario