Top

17 cualidades de un jugador de equipo – John Maxwell

Hay momentos donde necesitas contar con habilidades sociales que te permitan relacionarte de manera efectiva. Sin importar la carrera en la que te encuentres. Industria. O lo que sea que hagas es esencial que puedas crear un ambiente de trabajo óptimo para la organización.

El libro Las 17 cualidades esenciales de un jugador de equipo John C. Maxwell escribe sobre cualidad que cualquier persona debe tener. Este libro es perfecto para las personas que se relacionan con otras para lograr un proyecto o alcanzar alguna meta.

“No puedes tener un equipo ganador sino tienes excelentes jugadores.” – John Maxwell 

Aprende cuales son todas las cualidades que se necesitan para ser un buen jugador de equipo. 😉

17 cualidades de un jugador de equipo

  •  Adaptable

Mario forma parte del equipo en Cervus. Y es una persona muy adaptable. Cada vez que cambiamos de segmento de mercado, como vendedor tiene que cambiar:

-Su propuesta única de valor.
-La forma de expresarse.
-El tipo de preguntas que hace.

En el transcurso del año hemos cambiado a 4 segmentos de clientes distintos. Y lo ha hecho de una manera exitosa. Porque se mantiene flexible, creativo, no se aferra y no le tiene miedo al cambio.

Un jugador de equipo sabe adaptarse según la situación.

Estas son algunas características que lo distinguen.

  1. Están dispuestas a aprender nuevas habilidades.
  2. Son emocionalmente seguras por eso cambiar no les atormenta.
  3. Son creativas y se encuentran al servicio de las personas. 
Si no puedes cambiar por el equipo, el equipo te cambiará.
  • Colaborativos

Personas con esta característica siempre se rigen bajo la mentalidad “trabajando juntos para ganar juntos”. 

El trabajo en equipo la colaboración es un factor clave para el éxito. Cuando se trabaja con varias personas es normal que surjan distintos puntos de vista. Debes encontrar formas para que todos trabajen de forma armoniosa.  

Cada miembro del equipo debe aportar algo a la mesa. No dar el mínimo esfuerzo para “aparentar” estar trabajando. 

Un jugador de equipo colaborador esta enfocado en 4 áreas importantes: 

  1. La percepción
  2. La actitud
  3. El enfoque 
  4. Los resultados

La habilidad para colaborar es lo que multiplica los resultados que se obtienen al final del día.

  • Compromiso

No existen campeones a medias. Para ganar necesitas compromiso en todas las acciones que realizas. Cuando te enfrentas a problemas o adversidades demuestras el nivel de compromiso que tienes hacia tu proyecto. Es por eso que las personas que están comprometidas no se rinden fácilmente.

Mejora tu nivel de compromiso:

  1. Enlaza los compromisos con tus valores 
  2. Evalúa el nivel de compromiso de tu equipo.
  3. Toma riesgos.
  • Comunicación

En un equipo existen muchas voces. Pero todos deben regirse hacia el mismo objetivo final. Un buen jugador de equipo facilita la comunicación que existe dentro del grupo porque hace que las personas participen constantemente.

John Maxwell menciona que las personas expertas comunicándose siguen la regla de las 24 horas. Si existe alguna dificultad con los miembros del equipo, atacan ese problema antes de que pasen 24 horas. 

Para mejorar la comunicación debes de: 

  1. Ser un candidato 
  2. Ser rápido 
  3. Ser inclusivo  

Te recomiendo leer: Piensa antes de hablar 

  • Competente

Si tu no puedes, tampoco tu equipo.

La inspiración y la idea general es fácil. Pero cuando se trata de implementar puede llegar a ser complicado.

Ser competente significa tener las habilidades necesarias para hacer tu trabajo. También ser un candidato calificado para el trabajo. 

Las personas que son competentes suelen ser:

  1. Comprometidas a la excelencia.
  2. Nunca se conforman con lo promedio.
  3. Consistentes con las cosas que realizan. 
  4. Atentos a los detalles.

Si quieres ser un miembro competente dentro de tu equipo enfócate en estas habilidades:

  1. Enfócate en ser profesional 
  2. Presta atención en cómo es que el proyecto se desarrolla ya que para que las relación surjan es necesario atender a la implementación 
  3. Deja ir las cosas pequeñas.
  • Confiables

Tener confianza es importante para asegurar el éxito dentro de todos los equipos. Es fácil saber cuando los miembros de tu equipo son personas confiables y cuando no lo son. 

En el libro John Maxwell señala  3 características de una persona confiable:

  1. Tiene motivos sólidos
  2. No se pone de primero 
  3. Tiene voluntad y buen juicio para aportar un valor real al equipo

Estas características están vinculadas a la esencia de la confiabilidad que se basa en 4 puntos:

  1. Motivos reales y puros, ya que si estos motivos no son de esta manera el equipo difícilmente podrá avanzar.  
  2. El juicio correcto para tomar decisiones cuando son requeridas. 
  3. Ser consistente en lo que se entrega al equipo, sin importar las distracciones debes de ser capaz de tener resultados. 
  4. Ser responsable. Un buen miembro del equipo debe de querer siempre tener oportunidades para entregar resultados.

Para tener cada uno de estos puntos debes preguntarte: ¿Cuáles son tus motivos para realizar esta tarea? ¿Tu equipo depende de ti para hacerlo?  

Cuando sepas la respuesta a cada una de ellas podrás darte cuenta cuales son los motivos por los cuales se mueven tus acciones. 

Te recomiendo leer:  Solo una cosa – Gary Keller 

  • Disciplinado

Donde existe voluntad, está la victoria. Este punto es uno de los más complicados. Existen factores que te pueden alejar de las actividades que necesitas hacer para lograr tus objetivos.

Ser disciplinado se traduce en: hacer las cosas que debes de hacer aun cuando en realidad no las quieras hacer. Los resultados se presentan cuando dejas los placeres momentáneos para obtener beneficios futuros. 

Para convertirte en una persona disciplinada debes desarrollar 3 distintas áreas de tu vida: 

  1. Tener pensamientos disciplinados: mantén tu mente con pensamientos correctos.
  2. Acciones disciplinadas: Estas acciones dividen a un ganador del perdedor. Cuando las personas actúan conforme a lo que deberían hacer, todos los miembros del equipo ganan.
  3. Emociones disciplinadas: Controlas tus emociones, o ellos te controlarán. Para que esto no te suceda debes trabajar en desarrollar un nivel de inteligencia alto. 

¿Te consideras una persona disciplinada? ¿Te retas a realizar desafíos físicos o mentales? o ¿Buscas maneras para quedarte en tu zona de confort?

Si sientes que puedes mejorar. Empieza a desarrollar pequeños hábitos positivos para que tu nivel de disciplina mejore dia a dia.

Te recomiendo leer: Hábitos: la clave del éxito 

  • Crecimiento

Agregar valor a cada miembro del equipo es invaluable. Es una cualidad importante en los líderes de equipos. Siempre buscan la forma de inspirar a los demás para que alcancen el éxito.

Los líderes se enfocan en la superación personal de su equipo. Saben que, si su equipo aprende y se supera los resultados benefician al equipo y empresa. 

Características que comparten este tipo de personas: 

  1. Incitan a cada miembro del equipo a mejorar.
  2. Escuchan y prueban las opiniones del equipo.
  3. Valoran a cada miembro del equipo.

Si quieres mejorar en tus habilidades de líder debes de trabajar en estos puntos:

  1. Cree en los demás antes de que ellos puedan creer en ti.
  2. Ayuda a los demás antes de que ellos te puedan ayudar.

Te recomiendo leer:  Manual de liderazgo: 26 lecciones que todo líder debe saber

Ayuda a tu equipo a descubrir sus fortalezas. Alienta a no conformarse y seguir aprendiendo.

Recuerda: No hay recompensa más grande que ver el crecimiento de tu equipo. 

  • Entusiasta

Piensa en estas personas como la energía que mueve al equipo. Son entusiastas y dinámicos. Motivan al equipo a seguir adelante.

¿Eres este tipo de persona dentro del equipo? Si no sabes la respuesta evalúa estas características:

  1. Motivan a su equipo
  2. Creen en las cosas que hacen.
  3. Pasan el tiempo con personas que también son entusiastas, porque  el entusiasmo es contagioso. 

Se una persona capaz de contagiar esta actitud. Con un cambio de mindset tu entorno y el de tu equipo mejorara notablemente. 

  • Intencionado

Una persona intencionada significa trabajar siempre hacia un propósito. Cada cosa que hagas cuente para algo. Las personas exitosas nunca hacen las cosas por hacer. Tienen una razón clara del porque de las cosas.

Para que un equipo tenga éxito necesitas a personas intencionadas que estén enfocadas en acciones que los acerquen a objetivos.

Y para eso, tienes que tener en cuenta estos 5 puntos:

  1. Tener un propósito de vida. 
  2. Conocer tus fortalezas.
  3. Priorizar tus responsabilidades. 
  4. Aprender a rechazar tareas que no son necesarias en el momento. 
  5. Compromiso a largo plazo.
“Aunque no puedas comprar mas tiempo, puedes aprovechar al máximo el tiempo que tienes- John Maxwell”
  • Misión sensata

Las personas con una mision sensata tienen marcada la frase:

“El que tiene un “porqué” para vivir puede soportar casi cualquier cosa”.

El compromiso con una misión es el secreto de cualquier éxito.

Algunas de las cualidades que tiene un jugador consiente en su misión:

  1. Saber hasta dónde se quiere llegar. 
  2. Dejan que el líder del equipo lidere.
  3. Coloca los logros del equipo mucho antes que los suyos.
  4. Hacen lo que haga falta para lograr la misión.
  • Preparación

La preparación que tengas es lo que divide entre el ganar y el perder. 

“Es mejor preparar que reparar” – John Maxwell

La preparación es un factor elemental cuando hablamos de proyectos en equipo. Para que tu equipo esté lo mejor preparado posible considera implementar estos puntos en la etapa de desarrollo:

  1. Evaluación: Conoce el porque. Pros y contras.
  2. Alinea: Saber como preparar y organizar los procesos es lo que hace posible el éxito 
  3. Actitud: La gente que es perezosa y floja rara vez se prepara. Así que no seas flojo y prepárate para el éxito. 
  4. Acción: Estar preparado significa estar listo para el siguiente paso a cumplir. 

La preparación no te asegura la victoria de la batalla, pero te pone en el lugar correcto ganar.  

  • Relaciones

Cuando te llevas bien con las otras personas incitas a que te acompañen.

Los equipos quieren a personas que se relaciones bien entre ellos. La cultura de una empresa es parte fundamental del éxito. Alguien que se puede llevar bien con todos facilita la convivencia entre las personas. Hace que el trabajo sea fácil.

Si quieres empezar a crear una relación sólida con las personas con las que trabajas te recomiendo que empieces con estos puntos:

  1. Respeta las opiniones del equipo
  2. Se respetuoso
  3. Comparte experiencias que puedan servir. 

El trabajo en equipo involucra a varias personas para alcanzar objetivos. Es necesario que aprendes a crear una convivencia sana.

  • Mejora personal

Si quieres mejorar a tu equipo, mejora tu primero. Así de fácil. 

Las personas que siempre están mejorando viven en un círculo de nunca acabar: Te preparas, contemplas y aplicas. 

Muchas veces las personas solo quieren hacer solamente las cosas que “necesitan para sobrevivir”. Buscan soluciones rapidas y faciles.

Para ser una persona que se mejora constantemente debes de:

  1. Estar dispuestas a aprender.
  2. Planear cada pasa del proceso.
  3. Valorar la superación personal por encima del beneficio
  • Desinteresado

No existe un yo en equipo. 

Ser desinteresado no es una tarea fácil pero es necesario para llegar al resultado que quieres.

¿Cómo desarrollar esta actitud?. Para lograr esto debes trabajar en 3 cosas:

  1. Ser generoso. 
  2. Demostrar lealtad.
  3. Valorar la interdependencia sobre la independencia.

En el libro Maxwell nos da la manera de lograr este punto con algunos consejos:

  1. Promover a alguien que no sea tu.
  2. Tomar un papel más apartado sobre estas actividades.
  3. Dar en secreto, sin que los demás sepan que los estas haciendo.
  • Enfocado hacia la solución no al problema

No te enfoques en las cosas que van mal. Enfócate en solucionar. 

Muchas personas ven el problema de las cosas. Esto es algo que no pueden controlar con facilidad. Depende de la personalidad, educación e historial personal.

Lo bueno, es que puedes cambiar tu enfoque hacia la solución con estos 3 consejos:

  1. Darse por vencido no es una opción. 
  2. Reenfoca tus pensamientos.
  3. Piensa en una estrategia que solucione problemas.
  4. Repite las estrategias hasta que llegues a la solución. Muchas veces las soluciones no siempre se encuentran a la vista.

Si durante el proceso te das cuenta que te cuesta seguir adelante. Considera estas 3 verdades orientadas a la solución:

  1. Los problemas son una cuestión de perspectiva.
  2. Hay dos caminos que podemos tomar cuando nos enfrentamos con un problema: detenernos, o fortalecernos.
  3. Todos los problemas se pueden solucionar. 
  • Tenacidad

¡Nunca, nunca, nunca renuncies!

Ser una persona tenaz significa dar siempre el 100% en todo lo que hagas.  

La tenacidad  se relaciona con tomar acción y no dejarle las cosas al destino. La gente que es tenaz no se confía de la suerte o del destino para alcanzar su éxito.

Trabajan constantemente para conseguirlo sin importar las dificultades y la adversidad que se presente. 

Saben que deben dejar de trabajar cuando el trabajo termine. No cuando se sienten cansados y sin ganas de hacerlo.

Para volverte una persona tenaz debes enfocarte en estos 3 puntos importantes:

  1. Trabajar inteligentemente
  2. Trabaja para objetivo.
  3. Haz del trabajo algo divertido.

Sigue creciendo como un miembro de equipo. Incita a los demás a estudiar y discutir contigo. Asi todos podrán llegar a la misma meta.

  1. Entrega siempre todo lo que tengas (No más no menos).
  2. Termina solo cuando el trabajo esté listo.
  3. Trabaja con determinación, no esperes a que lleguen las cosas.

Conclusión 

Se necesitan varios puntos para ser un miembro poderoso en el equipo. Estas habilidades las conocemos y sabemos su importancia pero rara vez las aplicamos.  Si sientes que debes mejorar en alguna habilidad, hazlo. El trabajo constante y enfocado te da las pautas para lograrlo.

John C. Maxwell
John C. Maxwell

John C. Maxwell es un experto en liderazgo, orador, ministro y autor que ha vendido más de 20 millones de copias de sus libros en todo el mundo. En 2014, Inc. Magazine lo nombró el experto en gestión y liderazgo número 1 a nivel mundial.

Te recomiendo leer: Trabajo en equipo: Principios básicos

Compartir
No hay comentarios

Deja tu comentario